The Handmaid’s Tale: segunda temporada

imagen destacada2

Análisis con muchos spoilers.

El año pasado The Handmaid’s Tale enamoró tanto a espectadores como críticos y fue una de las grandes vencedoras de los Emmy. Una distopía que se atrevía a hablar de temas feministas que, camuflados por el mundo imaginario de Gilead, se nos hacía muy real a muchas mujeres. Es por eso que, por ejemplo, recientemente en Argentina varias personas decidieron disfrazarse de criadas para protestar en frente del Congreso.

Pero volviendo a la serie, hay que decir que tenía el listón muy alto y debía evitar lo que muchos temíamos: que se alargara en exceso. Hace unos días terminó la segunda temporada y desgraciadamente nuestras sospechas se cumplieron.

Alargando la trama

En esta ocasión The Handmaid’s Tale no tenía un libro en el que basarse, pues el final de la historia narrada por Margaret Atwood es el final de la primera temporada. En esta oportunidad los guionistas tenían vía libre para escribir los capítulos.

tmp_ljhVr7_a14fc698eb75cc4a_THT_201_GK_0973RT

Seguramente muchos estarán de acuerdo en que el gran problema de esta segunda tanda de episodios ha sido el querer alargar la historia en exceso y hacerla muy repetitiva. La temporada se podría resumir en:

  • June intenta escapar → La cogen antes de que despegue la avioneta → Vuelve con los Waterford, quienes esconden la verdad → Tiene un castigo → Al tiempo la perdonan.
  • June intenta escapar de nuevo después del encuentro con Hannah→ La puerta del garaje no se abre y la cogen antes de que pueda huir → Vuelve con los Waterford, quienes esconden la verdad → La castigan sin ver a su hijo → Al tiempo la perdonan.
  • June intenta escapar por tercera vez → Al último momento se arrepiente → ¿Intentará recuperar a Hannah? ¿Empezará su venganza? ¿Volverá con los Waterford?

Está claro que para el próximo año los creadores deben dar un paso adelante y empezar la revolución de verdad. Uno de los pocos momentos de rebeldía ha sido en el capítulo 6, donde Ofglen pone una bomba que mata a varios comandantes y también alguna criada. En cuanto a la organización secreta Mayday, no se ha mencionado al final de esta temporada y viendo la cara final de Offred, que parece sedienta se venganza, seguramente necesitará aliados.

handmaids-tale-season-2

Canadá y el resto de países

Hay muchas cosas que no sabemos sobre este nuevo mundo. Es inteligente no mostrar demasiado para sentir la incerteza de la protagonista y por ejemplo se evita nombrar fechas para que no se pierda la magia y la gente esté más pendiente de la cronología con el mundo actual que con la narración. Sin embargo, el espectador necesita algo más que el constante sufrimiento de Offred para seguir interesado.

En la primera temporada recibimos la visita de la embajadora de México y vimos que otros países se están planteando seguir los pasos de Gilead. Y en esta segunda hemos visto el viaje de los Waterford y Nick a Canadá. Una visita diplomática para mostrar lo “maravilloso” que es este nuevo régimen pero que se ve empañado por las cartas que Nick le da a Luke y que hace que el país se horrorice al leer las historias de las criadas.

También hemos podido ver en algunos capítulos cómo es la vida de Luke y Moira, que viven juntos en un apartamento, pero poco más hemos sabido sobre lo que sucede en el exterior.

the-handmaids-tale-season-2-first-look-e1515777559308

Las Colonias y la mitología de la serie

Pero no sólo me gustaría ver más del exterior, también es interesante descubrir más sobre Gilead. El mundo que ha creado Margaret Atwood es terrorífico pero fascinante. En los primeros episodios de la serie descubrimos que existe un código de color, unas frases que se repiten constantemente, unos rituales y tradiciones…

Y en los nuevos capítulos hemos descubierto qué son y cómo se vive en las Colonias, lugar donde las mujeres desobedientes o las que son infértiles de clase baja deben hacer trabajos forzados en una zona tóxica. También conocemos más sobre la vida de otras clases sociales como los “econopeople”, gente de rango inferior. Presenciamos una boda múltiple entre guardianes y niñas (Nick y Eden) o vemos el Consejo que se reúne a petición de las Mujeres. La verdad es que se ha construido un universo muy interesante que si lo saben aprovechar puede dar algo más de sí, aunque tampoco creo que dé para muchas temporadas más.

tmp_QmgTFr_6f97c5ad2b2da0cd_off

El lenguaje y las referencias

Los “fuck” de la protagonista, ya sean en voz en off o dirigidos al Comandante, ya no resultan tan efectivos como en la primera temporada. Sin embargo, hemos podido ver un par de frases dichas por otros personajes que se me han quedado grabados. Primeramente el “Blessed be the Froot Loops” que dice la compañera de apartamento de Moira y Luke como guiño al “Blessed be the fruit” y luego el “May the force be with you” de Janine en vez del “May the Lord open”. Sin abusar, creo que se puede seguir añadiendo este tipo de momentos que aflojan la tensión y sufrimiento constante que vive la serie.

También ha habido referencias a Friends (qué buen momento cuando June se pone a ver un capítulo de la mítica sitcom) o cuando Emily bromea con una de las chicas de la colonia con que le deje una buena reseña en Yelp. Estos pequeños guiños le dan un plus a la serie aunque tampoco hay que hacer como Stranger Things y pasarse con las referencias.

the-handmaids-tale-season-2.jpg

Encontramos además una referencia a Margaret Atwood cuando Offred dice “alguien dijo una vez ‘Los hombres tienen miedo de que las mujeres se rían de ellos. Las mujeres tienen miedo de que los hombres las maten’”. Una frase que la escritora de la novela dijo en 1982 mientras daba una clase en la Universidad de Waterloo.

Otro de los grandes momentos ha sido escuchar a Janine cantar I Only Want to Be With You mientras sostiene a su bebé en brazos, el cual se ha recuperado al volver a estar con su verdadera madre. Pero sin duda, uno de los momentos más poderosos de la serie ha sido en el capítulo en el que Janine y Emily vuelven de las Colonias y se reencuentran con el resto de las criadas en una tienda de alimentos y empiezan a susurran su nombre real a cada una de ellas. Una demostración de que pequeños detalles como tu nombre tienen un gran poder.

Los flashbacks

Los flashbacks fueron uno de los puntos fuertes de los episodios del año pasado y este año también nos ha dejado importantes escenas como la de Serena o Emily. De esta primera hemos podido ver que en el pasado era escritora y daba conferencias, aunque estuvieran llenas de polémica por su contenido machista. En cuanto a Emily, vemos que en el pasado era profesora de Biología en la universidad y que estaba casada y tenía un hijo. También hemos podido conocer más del pasado de Moira y descubrir que su embarazo subrogado o que su pareja murió.

Sin embargo, me gustaría ver el pasado de otros personajes como por ejemplo tía Lydia, que a pesar de que probablemente ha muerto en el último capítulo, todavía nos pueden mostrar más sobre ella en la próxima tanda de capítulos. Porque uno de los problemas que he encontrado es que algunos flashbacks de la vida que tuvieron June, su hija y su marido me resultan demasiado repetitivos pues en vez de aportar algo nuevo, enfatiza en algo visto ya varias veces.

unwomen-4

Serena y Fred

Por otro lado, uno de los puntos fuertes de la temporada ha sido ver a Offred y Serena trabajando juntas a espaldas de Fred, una escribiendo y la otra corrigiendo su trabajo. Poco a poco hemos podido ver cómo la relación, a pesar de sus altibajos, ha ido evolucionando hasta el punto en el que la mujer del Comandante ha dejado huir a Offred con su bebé. A lo largo de la temporada también ha ayudado que una Martha, que en el pasado era la mejor neonatóloga del país, ayude al bebé de Janine o incluso en el último capítulo se enfrente a los hombres del Consejo, exigiendo que las niñas aprendan a leer la Biblia y ella misma lee un fragmento, hecho que le cuesta un dedo.

Mrs. Waterford es un personaje fascinante por la complejidad que tiene, pues puede ser tremendamente malvada con June (como por ejemplo cuando le dice a Fred que viole a Offred para que así el bebé pueda salir antes) y ayudarla en un mismo día. Pero el problema es que fácilmente puede parecer que solo sea bipolar, y por eso los guionistas deberán trabajar muy bien su evolución para no estropearlo.

THT_201_GK_1135RT.0

Algo parecido pasa con su marido. Él es un personaje que a veces no sabés por dónde te va a salir. Ves cómo pega a su mujer pero también como intenta contentar a June con regalos como el poder visitar a Hannah. Es un hombre débil que cuando se ve amenazado utiliza la violencia sin piedad y que luego se aprovecha de mujeres como June, ofreciéndoles favores para ganárselas.

Conclusiones

Como conclusión podemos decir que ha habido momentos muy buenos y sigue siendo una de las series más relevantes del panorama actual pero me ha supuesto una pequeña decepción en líneas generales. Trata temas tan interesantes y nos hemos implicado tanto emocionante con la protagonista que espero con ansias la tercera temporada, a pesar de la bajada de calidad de la segunda. Dicho esto, la paciencia del espectador tiene un límite y el showrunner, Bruce Miller, debe arriesgar más y dejar de alargar el sufrimiento de June en exceso. Queremos la revolución.

Anuncios