¿La peor comedia de la historia? – Hate review: Freddy Got Fingered

plantilla-banner-nuevo13

Es bueno ser una persona con gustos versátiles, no hacerle asco a nada, porque no diferenciar entre algo que nos gusta y algo que es bueno sería decir que nuestros gustos personales son parámetros para definir la calidad de un producto. Quienes sabemos diferenciar esto podemos admitir que hay cosas que nos encantan porque se ajustan a nuestros gustos, pero que no necesariamente las consideramos productos buenos. Sin embargo a veces algunos sentimos una curiosidad no solo por un genero, sino por calidad y no solo por una buena película, sino también por una infame, cada tanto a algunos nos pica el bicho masoquista de mirar una cinta famosa por su calidad (cuando menos) cuestionable, como por ejemplo es el caso de la infame The Room. Es así que se generan los llamados “placeres culposos”, donde algo no nos parece particularmente bueno, pero nos gusta, y no nos importa esa aparente contradicción. Tomemos como ejemplo un clásico de los hermanos Farrelly, Tonto y retonto, sea por la nostalgia de haberla visto de muy jóvenes, porque nos hace reír, porque nos lavaron la cabeza infinidad de veces pasándola en Telefe, porque nos gusta Jim Carrey o por el motivo que fuere, es una película que según he visto es un pequeño placer culposo para bastante gente por estos pagos, entre quienes (con un poco de vergüenza, pero sin poder dar una explicación) me incluyo. Tonto y retonto incluía juegos de palabras, humor bizarro, comedia física y hasta algo de humor escatológico, puede gustar o no, pero era simplemente una película simplona y pasatista, humor tonto pero relativamente inofensivo.

Si bien esta película no es en la que nos vamos a concentrar, todo este preámbulo es necesario para entender que Freddy Got Fingered no es solo una película tonta más, es una película tan tonta que es ofensiva, pero no porque haga chistes discriminadores (que los hace), sino porque resulta insultante para la inteligencia y el criterio del espectador. Pero no solo eso, que Tom Green (quien escribe, dirige y protagoniza esta cinta) piense que nos puede hacer reír con los métodos que nos muestra en esta película, resulta ofensivo también para el gusto del espectador.

En Freddy Got Fingered nuestro personaje principal es Gordon (con una interpretación increíblemente irritante por parte de Tom Green), un caricaturista descerebrado que quiere triunfar con sus dibujos (aunque esto apenas lo vayamos a ver en la trama) para lograr la aprobación de su padre (Rip Torn), con quien viven peleándose por las tonterías que Gordon mismo comete. La trama se desarrolla de manera totalmente errática, El personaje principal se la pasa yendo y viniendo sin saber qué hacer, la película está tan perdida en el lenguaje narrativo como Gordon en su vida, pero no, esto no es ningún simbolismo ni reflejo de nada, es simplemente resultado de un pésimo guion por alguien que no sabe escribirlos. La cinta es solo una excusa para generar sketches ridículos, algunos de los cuales alcanzan un nivel de absurdo y surrealismo tan bestial que juro que a este redactor se le cayó la mandíbula al piso, quedando literalmente boquiabierto frente a la pantalla en más de una ocasión.

Es increíble, pero Freddy got fingered falla incluso en una premisa tan simple como lo es ponerle titulo al proyecto, uno se preguntaría ¿cómo es esto posible? y ¿por qué Freddy aparece en el titulo de la película siendo que tiene tan poca importancia en la misma?, habrán notado que de hecho hasta ahora no mencione a Freddy, bien, Freddy es el hermano de Gordon y es uno de los personajes más intrascendentes de toda la película, entonces ¿por qué está en el titulo?, bueno, el nombre de la película podría traducirse como “Freddy fue manoseado” o “A Freddy le metieron el dedo”, esto en realidad hace referencia a una secuencia que aparece de la nada, pasada la mitad de la película y que se resuelve en menos de 5 minutos sin casi volver a tocarse el tema, en la que Gordon miente acusando a su padre de haber violado a Freddy, cómo es que esa secuencia se llevó el nombre de la película es inexplicable. Bien podrían haberle puesto “Gordon masturba un caballo”, “Gordon masturba un elefante” o “Gordon revolea un bebe recién nacido agarrándolo por el cordón umbilical que acaba de cortar con los dientes” y así podemos seguir y seguir, al menos de esta forma el nombre del personaje que aparece en el titulo sería el de uno importante para la historia, y sí, todo lo mencionado en los posibles nombres que podría haber recibido la pelicula, efectivamente sucede, junto a un retrato asquerosamente machista de las mujeres y mucho mas también, crease o no.

Una aclaración por si surgiera la pregunta en la cabeza de alguien: No, la situacion del video anterior no viene a cuento de nada, no desemboca en absolutamente nada y no no tiene ningun tipo de justificacion más que el (patéticamente fallido) intento de causar gracia, pero no se preocupen, no es la única, de hecho esta pelicula está plagada de ellas. La lista de situaciones que dan vergüenza ajena es muy larga, tanto así, que no es posible acordarse de todas, pero hay una escena que es particularmente infame, no porque sea la más grotesca, sino porque tiene un nivel de ridículo visual injustificable, que ni siquiera puede ser producto de un personaje tan imbécil como Gordon, es simplemente un gag que pide a gritos lastimosamente que se rían de él, donde el personaje principal tiene un churrasco colgando de cada una de sus orejas mientras estrella sus manos contra el piano, cantando irritantemente y sus dedos tienen atadas salchichas que cuelgan del techo, ¿difícil de imaginar?, una imagen vale más que mil palabras:

¿Es Freddy Got Fingered la peor comedia de la historia? No se si la peor, pero me atrevería a decir que sí es la mas estúpida, claro que existen cintas como las “Movie movies”, pero esas  peliculas al menos utilizan un humor, que puede gustar o no, pero que está definido: el absurdo, en el caso de la cinta de Tom Green, quien dicho sea de paso aquí muestra tener una clara fijación con los penes, donde la referencia a los mismos pretenden tener gracia solo por la referencia en sí misma. Voy a repetirme a mí mismo y decir, como lo hice en la reseña de The Room, que “es tan mala que, realmente, hay que verla para creerla”. Es cierto que la comedia es un género que por sus características suele tener una gran flexibilidad con la verosimilitud, pero el nivel de provocación en Freddy Got Fingered es tan extremo que casi nos hace remitir al dadaísmo, un equivalente incomprendido de “La Fuente” (el mingitorio) de Marcel Duchamp, solo que aquí no hay nada que comprender, no hay una crítica al medio ni una filosofía detrás, solo fue uno de los intentos de comedia mas fallidos de la historia (si no el mas), solo hay un “comediante” que de manera inexplicable consiguió que su guion fuera financiado, mientras que ese mismo año buenas películas independientes como Donnie Darko la remaban a pulmón para poder existir.

Anuncios