The Room, la peor película de la historia y la más disfrutable

La historia es muy simple, Johnny y Lisa son una pareja de novios, el problema llega cuando Lisa comienza a enamorarse de Mark, el mejor amigo de Johnny. A pesar de que sus amistades y sobre todo su madre tratan de convencerla de que no debe abandonar a Johnny porque él está en una buena situación económica, Lisa decide seguir adelante jugando a 2 puntas.

Parece una descripción muy sencilla, pero realmente no es mucho más que la simple historia de un triangulo amoroso, al menos no hay cosas mucho más relevantes para la trama. Eso sí, situaciones irrelevantes hay por doquier, pero para no arruinarle demasiado al que la quiera ver no me explayaré tanto en detalles puntuales (además si tratara de hacerlo no me alcanzarían los caracteres).

Absolutamente todo está hecho espantosamente mal, ni una sola cosa es al menos decente. No en el sentido en el que uno podría imaginarse como una película de clase B o Z por su bajo presupuesto y efectos mal logrados, de hecho esos problemas paliceden ante los otros, casi todo lo que podría haberse hecho mal está acá, ente ello:
– Actuaciones paupérrimas
– Diálogos sin el mas mínimo sentido
– Secuencias que aparecen de la nada
– Secuencias que no llevan a nada
– Secuencias que se repiten varias veces a lo largo de la película de manera idéntica aportando nada
– Clichés
– Montajes de sexo vergonzosos, empalagosos y largos
– Doblaje evidente, donde algunas voces no pueden sincronizarse ni en lo mas mínimo con la boca (hablamos claro de la versión en su idioma original)
– Un guion con diálogos y situaciones forzados

Y la lista podría seguir… La pregunta que cabe hacerse es: por más que fuera algo independiente ¿cómo se pudo dejar avanzar tanto un proyecto así? siendo que incluso se estreno en salas de cine. Bueno, será porque una sola persona hizo lo imposible: Tommy Wiseau, el acreditado en la película como productor, escritor, director y protagonista.


No es de extrañar que varios actores abandonaran la película antes de ser terminada y otros antes de siquiera empezar a rodarse, tal vez eso explicaría cómo todos actúan tan mal, realmente no debió quedar nadie más que estuviera dispuesto o tan desesperado como para actuar en ella. El director, después de las criticas devastadoras, dijo que pretendió hacer una comedia negra… cada uno decidirá si creerle o no.
Es tan mala que, realmente, hay que verla para creerla. Por más palabras que use no hay manera de que puedan imaginarse lo horriblemente hermosa que es.
Por todo lo arriba mencionado digo que la disfrute de verdad, me reí mucho más que con tantos otros productos que (a diferencia de este) sí pretenden generar risa. De hecho creo que me gustaría volver a verla en un futuro.
Es realmente una experiencia particular y divertida, trasciende por lejos la nombrada categoría de “película de sábado a la tarde”, espero algún día cruzarme con un film aun peor, solo para reír mas si eso es posible. Es el ejemplo perfecto de la frase: “Es tan mala que es buena”.
¿Cómo puede convivir todo lo mencionado en 100 minutos de cinta? Los invito a verla, nada que se pueda decir es suficiente para retratar la experiencia de su visionado, les aseguro que va a valer la pena.

Anuncios