Argentina Comic Con – 8º edición (Diciembre de 2017)

En la época donde ser “nerd” es parte de la cultura pop y de la pasión e interacción diarias de muchas personas, del 8 al 10 de Diciembre Argentina Comic Con nuevamente ofreció un espacio a todos ellos para que pudieran saciar su apetito nerdo (como ya lo hace desde el año 2013 y desde el cual ha crecido mucho), ya sea comprando (o vendiendo) marchandising, vistiéndose como variados personajes y hasta conociendo a algunas de sus estrellas internacionales favoritas.

Dentro de los invitados de esta edición, los platos fuertes (todos entrevistados por Alexis Puig) fueron Jason David Frank (a.k.a. Tommy, el Power Ranger verde) y Tom Felton (a.k.a. Draco Malfoy) que compartió cómo fue ser casteado y filmar en la saga de Harry Potter. Aparte de la posibilidad extra para los fans más acerrimos de adquirir una entrada VIP, que les concedía un meet and greet que incluye foto y autógrafo con una de las estrellas en cuestión. Dentro del ámbito nacional, Juan José Campanella también estuvo en el escenario principal repasando su carrera, mientras que Andy y Barbara Muschietti se coparon con una charla, mas fotos y autógrafos totalmente gratuitos a los que se podía acceder con la entrada general del evento y tras hacer una larga fila por un tiempo limitado (obvio, todo no se puede). Esta demanda era fácilmente intuíble con solo ver los varios cosplays de la nueva adaptación de It que formaban parte de los ya inagotables disfraces con distintos niveles de elaboración que suelen pasar por este tipo de eventos y sin discriminar edad, los cuales posan y concursan por diferentes premios, con Ariel Toronja como host.

Esto fue acompañado por actividades varias, como un desfile de Star Wars y stands interactivos para promocionar películas y series, como Ready Player One, Preacher, Stranger Things, mas algunas futuras producciones de Disney. Además hubo constantes charlas en el auditorio, como la de Distopía: Argentia (y debo aclarar que no está mal redactado, efectivamente es “Argentia”), una serie web de fantasía con un extenso trabajo de VFX y que actualmente se encuentra recaudando fondos para su segundo episodio en Ideame. También dio el presente Bruno Motoneta, la venidera comedia de Pablo Parés (Daemonium, Grasa, la trilogía Plaga Zombie), que proyectó en exclusiva una “pre-trailer” de la película, con las actuaciones de Facundo Gambandé, Esteban Prol, Mirta Busnelli y Claudio Rissi. También hubo presentaciones de libros como Agostina, una recopilación del web comic homónimo, y Movie Secrets, un rejunte de curiosidades de la historia del cine redactadas por Ramiro San Honorio e ilustradas por Pablo Canadé. La oferta de charlas era enorme, no todas consistían en presentar productos, sino también en proponer y desarrollar temas concretos relacionados a la cultura pop, como la ciencia presente en Futurama o la realidad virtual y la aumentada, charlas para todos los gustos, en tanta cantidad y variedad que se harían demasiado largas de enumerar en esta nota.

Más allá de estas actividades, hubo un sector de gaming dedicado exclusivamente al nuevo videojuego de EA: Star Wars Battlefront II y un escenario para bailar con el Just Dance. Obviamente también estuvieron los infaltables ítems a la venta: figuras, DVDs y Blu-Rays, comics, mangas, remeras y merchandising vario a montones. Desde stands de las compañías más grandes, hasta las más independientes. Desde algunos con promociones generosas (destacando en este punto el stand de Ivrea) hasta otros con valores descarados, resaltando un R2-D2 de Burguer King al risible valor de $350, aunque cabe aclarar que estos precios por supuesto corren por cuenta individual de cada stand y no de los eventos, los cuales (salvando contadas excepciones como Feria Ciruja) no suelen ser los lugares más propicios para buscar precios bajos.

Pero dentro de todo este mainstream, tampoco se deja afuera a los artistas independientes, Ciruelo tuvo su propio espacio (como es habitual) y estuvo de nuevo el Artists Alley, donde exponen autores (principalmente nacionales) como Salvador Sanz, Ayar Blasco, Jorge Lucas, entre muchísimos otros, exponiendo ilustraciones, fanzines y demás productos propios, donde los autores están a disposición de prestarse a una conversación amena y autografiar las obras que sus seguidores les traen al paso.

Nuevamente Argentina Comic Con prueba que es la más grande y variada convención de su tipo, lo que a su vez nos lleva a sus puntos criticables: la incómoda ubicación del predio, el elevado precio de la entrada (si uno no se apura a comprarla durante las pre-ventas y tiene en cuenta que es un lugar al que indefectiblemente va a gastar más dinero) y la molesta cantidad de gente circulando en los momentos de mayor tráfico del evento, lo cual lamentablemente es un precio algo inevitable a pagar para una organización y propuesta de esta dimensión y calidad. Siendo la antítesis de eventos como la infame MonsterCon u otras convenciones que apuntan a un publico similar pero que dejan sabor a poco, demostrando así una vez más, que Argentina Comic Con es el evento líder en cultura pop.

Anuncios