Berlinale: Las películas iberoamericanas en concurso

berlinale

Elisa y Marcela y Maringhella son las únicas dos películas de Iberoamérica que fueron seleccionadas para el concurso, una española y la otra brasileña. Las dos realizaciones elevan la vara de la muestra. Ambos son films de neto corte político. Uno por su declarada manifestación en pro de los derechos igualitarios de los distintos géneros y la otra claramente por el tema que enfoca.

Elisa y Marcela (Dir. Isabel Coixet)

Galicia es una de las zonas de España con mayor tradición conservadora. Hasta no hace mucho, todavía, existían calles llamadas Primo de Rivera o Francisco Franco.

Marcela fue una niña abandonada en un hospicio hasta sus 10 años, hasta que de repente se presentó un matrimonio diciendo que eran sus padres. Ella nunca estuvo convencida de la verdad, pero tuvo que vivir con ello. El padre era un hombre duro, de ideas oscurantistas, que no quería que Marcela se educara y, como correspondía la época, profundamente machista. Su madre callada y obediente, le pasaba libros a escondidas.

Elisa era huérfana y vivía con su tía, monja directora de un colegio religioso.

En la España de fines del siglo XIX Elisa y Marcela se enamoraron. En ese momento, y hasta hace poco tiempo, el amor entre personas del mismo sexo era considerado sacrilegio y en muchos países también un delito criminal. En algunos, todavía se castiga con la cárcel. El escarnio y la persecución llevan a ambas a una decisión que será trascendental en sus vidas, sobre todo en la de Marcela.

Isabel Coixet se basó en hechos reales. Escribió el guión y dirigió esta película con extremo cuidado y delicadeza. Merece destacarse el tratamiento de la fotografía y la iluminación, siempre poniendo la mirada sobre lo íntimo y lo agobiante del ambiente, en especial en la primera parte del film.

Marighella (Dir. Wagner Moura)

Carlos Maringhella fue un militante revolucionario. Ingresó de joven al Partido Comunista Brasileño donde militó hasta entrado los 60’ cuando fue expulsado del partido por su decisión de continuar luchando por la vía armada. Durante su vida política pasó varias veces por las cárceles brasileñas y hasta fue baleado en el pecho y detenido por agentes de la policía política.

Maringhella, fue dirigida por Wagner Moura, quien como actor protagonizó el film de José Padilha, Tropa de elite (The Elite Squad) que ganó el Oso de Oro en la Berlinale 2008.

La película pone el foco en la resistencia armada del grupo guerrillero encabezado por Carlos Maringhella, haciendo centro en su persona. “¿Eres un maoísta, un trotskista o un leninista?’ Carlos Marighella solo tiene una respuesta a esta pregunta de un periodista francés: “Soy brasileño”.

La discusión que se dio entre las filas de la izquierda latinoamericana de los años 60 y 70 está presente en el relato: lucha armada o resistencia política. El grupo guerrillero actuó en soledad. El film, si bien destaca el idealismo y el arrojo del protagonista, pone en evidencia su alejamiento de la realidad política y social que se vivía en el entorno. Un pequeño grupo de guerrillas actuando en soledad contra el aparato del Estado. En poco tiempo, es considerado como la enemigo público número uno. Un comando de la policía política bajo la dirección de un brutal oficial le pisaba los talones.

Maringuella muestra una espléndida reconstrucción de época y una muy buena actuación del elenco encabezado por Seu Jorge.

Dos buenos productos del cine iberoamericano.

marighella-publicity_still_5-h_2019

Anuncios