Berlinale: tercera tanda de reseñas

berlinale

Berlinale 2019

El devenir de la exhibición y un episodio confuso

Un episodio confuso ha sucedido en el ámbito de la Berlinale. La organización informó mediante un breve comunicado de prensa que Yi miao zhong, de Zhang Yimou, fue retirado del Concurso Oficial debido a problemas técnicos de post- producción. En los corrillos de la sala de prensa y en algunos medios, circulan rumores que ponen en duda el motivo del retiro de la obra. Si bien Zhang Yimou es un cineasta reconocido en su país, ya tuvo motivos de conflicto para la exhibición de sus películas. Según el resumen argumental publicado, Yi miao zhong trata una historia sucedida durante la Revolución Cultural, un prisionero de un campo de trabajo ha escapado para ver un noticiero, pero una niña se robó ese rollo de la filmación y en la aldea están esperando ansiosamente que comience la proyección.

Pese a lo que parece, cuesta creer que se trate de un acto de censura, sobre todo porque el anuncio del retiro se hizo sobre la hora del estreno. Hubiera bastado con no incluirlo en la lista de concursantes o con no ser autorizado por su país. De cualquier manera la medida, de haber existido, no habría sido contra el cineasta, ya que el Festival anuncia que reemplazará la exhibición pública de este film por otro del mismo director. En fin, cuestiones de la política en un Festival, de por sí, el más político de todos.

Las proyecciones se suceden en forma continua, a veces desde la mañana muy tempranito. A continuación les acercamos una impresión de aquellas obras que participan del Concurso oficial y que hemos visto hasta ahora.

Gracê a dieu, de François Ozón. Es el relato de un caso real de pedofilia cometido por el sacerdote católico Bernard Preynat. En 2016, en Lyon, el cura fue denunciado por agredir sexualmente a 70 niños boys scout, unos 25 años atrás. Gracê a dieu transita la historia desde algunas de las víctimas, ya hombres adultos, en secuencias donde cada uno va adoptando el rol principal. Ozón va construyendo la trama como una película coral, con un relator en off, desde el drama revivido desde cada uno de ellos y de todos juntos a través de la creación de una organización de autoayuda creada por ellos, ‘’La Parole Libérée’.

Los miedos, el temor reverencial hacia la Iglesia, tanto de los niños como el de ellos mismos como adultos, la hipocresía y el encubrimiento son los protagonistas. La complicidad de la jerarquía eclesiástica encabezada por el hoy procesado cardenal de Lyon, Philippe Barbarin, tiene su límite en la actitud del Papa Francisco, destacada por el relator.

Con generosos primeros planos, Ozón pone una mirada humana muy respetuosa sobre el dolor de las víctimas.

Participan del elenco Melvil Poupaud, Denis Ménochet, Swann Arlaud, Éric Caravaca, François Marthouret y Bernard Verley.

The operative en una coproducción de Alemania, Israel, Francia y Estados Unidos. Está dirigida por el israelí Yuval Adler, un realizador que cuenta en su haber pocos largometrajes. El elenco está encabezado por Diane Kruger, acompañada de Martin Freeman y Cas Anvar.

En una película de espionaje que tiene como protagonista a una agente del Mossad que opera de manera encubierta en Teherán. Rachel es una mujer que habla varios idiomas, hija de madre alemana y educada en Estados Unidos. Instalada en Teherán en misión de espía, deviene fascinada por el país y por el hombre a quien debe espiar. Decide renunciar a la misión. Su contacto en el servicio de inteligencia debe encontrarla y evitar que ella se convierta en una amenaza para su gobierno.

 The operative tiene todos los elementos del género, suspenso, violencia, sexo y política, pero en este caso, Adler le agrega un componente psicológico al rol de la protagonista que tiene que ver con la búsqueda de su propia identidad. El guión está basado en la novela de Yiftach Reicher Atir, un ex empleado del servicio secreto israelí.

Interesante para quienes gustan de la intriga.

the-operative

 

Mr. Jones fue filmada en Polonia, Escocia y en Ucrania. Rememora el episodio en el que el periodista inglés Gareth Jones recorre Ucrania para registrar las hambrunas acaecidas por el fracaso de las políticas para el campo implementadas por el stalinismo.

En 1930 Jones trabajó como asesor del primer ministro británico, David Lloyd George. En ese año logró viajara a la URSS y llegar a Stálino (hoy Yuzovka), en Ucrania y registrar los estragos que produjo la ausencia de alimentos en la población, y en el mismo. La resistencia de las autoridades soviéticas a la divulgación de esas noticias llevan a Jones a todo tipo de penosas situaciones, cárcel incluida.

La directora polaca Agnieszka Holland lleva adelante con mucha prolijidad la recreación del cuadro de época y cuenta con un excelente aporte de Tomasz Naumiuk en la dirección de fotografía, sobre todo cuando la cámara se instala en los parajes helados del campo ucraniano.

El guión toma todos los elementos de manual de las producciones de “épica biográfica” y peca de exceso de extensión y sobre todo al final le sobran muchos minutos.

201912053_11.jpg

 

También vimos la proyección de Öndög, una película de Mongolia, dirigida por Wang Quan’an. Una interesante mirada sobre una mujer y la estepa desierta, que comentará en nota aparte nuestra colega Denise Etchichury

Seguiremos sacrificándonos en la Berlinale, desde donde continuarán las reseñas.

Anuncios