Reseña: First Reformed

imagen destacada (3)

Paul Schrader, reconocido guionista de Taxi Driver y Mishima: A Life in Four Chapters, de la cual también es director, vuelve a tomar las riendas de la dirección en First Reformed, concretando un guion que tiene mucho de Taxi Driver en su personaje central pero en otro contexto totalmente diferente. Schrader se las arregla con muy pocos recursos y una puesta en escena sencilla para lograr un tono entre terrorífico y solemne, pervirtiendo esa solemnidad poco a poco hasta que solo queda lo terrorífico. Una actuación central de Ethan Hawke impecable, de lo mejor del 2018 (la película apareció en el Festival de Venecia en el 2017 pero se estrenó comercialmente el año siguiente), y un relato que de manera lenta se va escabullendo hasta que, casi sin darnos cuenta, nos deja muchas preguntas y se va con las respuestas.

fr_ethan-hawke_amanda-seyfried_2

El reverendo Ernest Toller (Ethan Hawke) trabaja en la iglesia First Reformed haciendo guías para los turistas. Al comienzo del film se propone a sí mismo escribir en un diario todo lo que le pase en un año, para luego destruirlo. Este diario se transforma en la entrada del espectador a la psiquis de Ernest, escuchando sus pensamientos, miedos y deseos. Mary (Amanda Seyfried) toma por sorpresa al reverendo cuando le pide ayuda para su esposo, un ambientalista radical que quiere convencer a Mary de que aborte (está embarazada) para no traer una persona a un mundo que está a pocos años de acabarse debido al calentamiento global. Ernest decide ayudar a Mary y a su esposo, pero nada va a ser igual después de esa charla en la que varias ideas irán surgiendo en la cabeza del reverendo, difíciles de ignorar.

Como mencioné antes, esta es una película independiente en la que Schrader y su equipo tuvieron que manejar un presupuesto bastante limitado pero que no les impidió ser creativos. Si bien la mayor parte de la película apuesta a una cámara estática sin mucho movimiento interno del cuadro, algo que genera mucha frialdad y una sensación de estancamiento que empieza a pervertir al personaje de Ethan Hawke, Schrader monta sobre el final escenas que irrumpen totalmente en lo visto hasta el momento y dejan al espectador recalculando hasta que llega el clímax del film, que nos hace cuestionarnos nuestros propios ojos. Este contraste de la sencilla puesta en escena de la mayoría de la película con estos sorpresivos momentos sobre el final me dan a entender que un acotado presupuesto bien distribuido era lo que la película necesitaba, eso y una gran exploración del personaje de Ethan Hawke y las varias ideas sobre la moral y la fe que empiezan a acosarlo a partir de la fatídica charla con el esposo de Mary.

firstreformed-2

First Reformed es una película que fue creciendo en mi interior con el tiempo, con un final que da para hablar y un personaje central muy sugestivo. Pero lo más interesante de todo es que, incluso estando dentro de la cabeza del protagonista y siguiendo su punto de vista, nunca lo llegamos a entender del todo.

Anuncios