DRAGON BALL SUPER: BROLY

imagen destacada (2)

“La fantástica aventura va a empezar…”. Inolvidable oración del primer opening de Dragon Ball, allá en el tiempo. 1986 es un año inolvidable y quizás de los más importantes del siglo (más allá de mi nacimiento): Maradona gigante en México y campeones del mundo es un hecho menor frente a la emisión del primer episodio en Fuji TV gracias a Toei Animation. La fantástica aventura iba a empezar y hoy, casi 33 años después, estamos hablando de una nueva película del Dragon Ball, de Akira Toriyama.

Dragon Ball Super: Broly, como bien marca su título nos trae nuevamente a Broly, el legendario supersaiyajin. Haciendo una sinopsis rápida, la vigésima película de DB cuenta de Broly y su padre Paragus siendo descubiertos por una patrulla de Freezer, quien está re-organizando su ejército estelar. Sorprendido por el poder de Broly, y mientras roba seis esferas del dragón del laboratorio de Bulma, Freezer probará el poder del saiyan frente a sus dos encarnizados rivales: Goku y Vegeta.

737824ssg-vegeta-dragon-ball-super-broly-1146238-1280x0jpeg

La sinopsis rápida puede dar a entender que es algo ya visto en todas las películas de Dragon Ball. Esto es: Goku y amigos están en paz, llega un villano, derrota a todos, mayor esfuerzo, y con últimas fuerzas sale Genki Dama. Desde ya debo decir que esta no es una peli más, es la mejor. Y no es el fanatismo hablando por mí.

Para empezar, esta nueva re-interpretación de Broly lo deja mejor parado a lo que vimos en la primera película (El poder invencible, 1993) desde lo humano. Toriyama le da un trasfondo más genuino y empático al rodearlo de dos nuevos personajes como Lemo y Cheelai, logra que ya no veamos a Broly como un villano explosivo e inestable. Lo carga de seriedad y soledad con lo que es fácil empatizar, porque volviendo a esa primera aparición en el canon Dragon Ball, era ridículo que odiara a Goku porque recordaba sus llantos cuando eran bebés.

dragonball-super-broly-tercer-trailer-subtitulado-proximamen_39dv

Debo confesar que cuando se hablaba de esta nueva película y se reveló que Broly sería el rival por vencer, mucho no me entusiasmó. Si bien, en la de 1993 estuvo bien, ya en El regreso de Broly (1994) fue como un descenso a la B Nacional (aunque hubo momentos rescatables) y ni hablar en la tercera aparición (El combate definitivo, 1994) con un Bio-Broly ya en la Primera D peleando la desafiliación. Sin embargo, este reboot al personaje lo deja muy bien parado y con alusiones de ser incorporado a la nueva saga de Dragon Ball Super (recordemos que siempre fue un personaje exclusivo de películas).

Otro punto a favor es el origen de este exilio forzado de los saiyajins que conocemos. Ya todos saben que Freezer fue quien destruyó el planeta Vegeta, se vio en la primera película, en la Saga de Namekusei y en el especial de Bardock. Ahora, vuelve a contarnos esto pero mejor que nunca en los primeros 30 minutos, y puedo decir que minutos atrapantes porque quedan bien establecidos las motivaciones y el destino de los distintos saiyans que sobreviven. Entendemos por qué Paragus, padre de Broly, odia a Vegeta. Vemos a Bardock junto a Gine, madre de Goku, que por primera vez aparece en un animé (solo se la conocía por una viñeta en el manga). Sabemos que Vegeta estaba con Raditz y Nappa fuera del planeta en el momento de la explosión, y algo destacable es que se nombra al hermano menor de Vegeta: Tarble, aquel personaje que apareció en un especial bastante olvidable de 2008.

trailer_dragonballsuper_broly

Tratando de cerrar, Dragon Ball Super: Broly acierta al situar la historia después del Torneo de la Supervivencia Universal, enriquece aún más el Universo que Toriyama empezó a delinear con la aparición de Bills y Whis (la presencia de ellos dos siempre suma, se volvieron personajes queribles en muy poco tiempo) y que dio forma con la última saga. El futuro llegó hace rato dice el Indio, y Akira lo entendió mejor que nadie. No necesitó traernos personajes nuevos para ampliar su Universo: reboot de personaje ya conocido. Por las dudas, les recuerdo un par más: Cooler, Bojack (no el caballo), Tapion. Vamos Akira, tú puedes.

Anuncios