El amante doble

imagen destacada (1).jpg

François Ozon comenzó su carrera cinematográfica dirigiendo cortos a fines de los 80. Su primer largometraje (sitcom) es de 1998, momento desde el cual comenzó a filmar con regularidad. Esta semana se estrenó en Buenos Aires su película N° 17, El amante doble (L’amant doublé), adaptación libre de la novela Vidas gemelas (Lives of the Twins) que la novelista norteamericana Joyce Carol Oates firmó con el seudónimo de Rosamond Smith.

Chloé es una joven que sufre fuertes dolores abdominales. Ninguno de los estudios clínicos a los que se sometió revela causa alguna para esos dolores. Por sugerencia de la médica que la atiende decide consultar con un psicoanalista. Luego de un tiempo el tratamiento se interrumpe porque Paul, su terapeuta, se ha enamorado de ella. Se casan y comienza un tiempo tranquilo y feliz para ella, hasta que descubre que su marido tiene una identidad falsa y un hermano mellizo que oculta, también psicoanalista. Intrigada por el hallazgo decide iniciar una terapia con su flamante cuñado, situación que oculta a su marido. Paul ya no representa la seguridad y Chloé muestra un aspecto de su persona que ella misma desconocía.

Amant-Double-1

La sensualidad, la dualidad y la opacidad son elementos presentes en el film. Un juego de espejos se abre para presentar una tensión constante entre los personajes: un doble juego de hermanos, de mujeres y de madres. El espectador deja de preguntarse por la realidad para pasar a interrogarse por el lugar de la fantasía. François Ozon pone en primer plano el erotismo y el sexo con una impronta de violencia, desesperación y desafío.

Nuevamente la bella Marine Vacth protagoniza un film de Ozon, luego de haber encarnado en 2013 el papel de Isabelle, una prostituta adolescente, en Joven y bonita (Jeune & Jolie), personaje por el cual cierta crítica la compara con Catherine Deneuve en Belle de jour. En el doble rol de los hermanos mellizos la acompaña Jérémie Renier, actor que ya había trabajado con Ozon y que es conocido por el público argentino por su participación en El elefante blanco, de Pablo Trapero. Además, El amante doble nos permite reencontrarnos con una rejuvenecida Jacqueline Bisset, encarnando también un doble rol, o quizás, el rol de dos personajes.

l-amant-double-amante-doble

El drama psicológico y el thriller ubican el encuadre temático de la película, la que no puede catalogarse en el marco de un solo género. La acción mantiene en expectante suspenso al espectador, quien va construyendo sus propios interrogantes a medida que la historia se desarrolla.

La propuesta estética se concreta con una delicada mirada de la cámara que se acerca profundamente a la intimidad de los personajes.

Una vez más asistimos a una película controvertida y provocadora de François Ozon, pero ante todo, de calidad. El film fue nominado a la Palma de Oro del Festival de Cannes 2017.

Anuncios