Reseña: Basilisk

imagen destacada

Amor entre dos jóvenes, familias o clanes a los cuales ellos pertenecen enfrentados por un odio que se remonta desde hace generaciones. ¿Qué es esto? ¿Una reseña de Romeo y Julieta? Así lo sería si Shakespeare hubiera nacido en Japón. Pero no, en esta nota voy a estar hablando sobre Basilisk, un anime que se estrenó por el año 2005 y del cual se hizo una secuela en este año 2018, siendo esto último uno de los motivos que me impulsó a ver la primera serie de nuevo y, en consecuencia, reseñar dicho anime. La serie es una adaptación del manga homónimo, realizado por Masaki Segawa y el estudio que estuvo a cargo de llevarlo a la pantalla chica fue el Estudio Gonzo (Hellsing, Saikano, Gantz).

SINOPSIS

La historia nos traslada a la Era Keicho (1596 – 1615 d. C.), periodo en el que se relata la rivalidad entre dos clanes ninjas que han estado enfrentados por más de 400 años, debido al odio que ambos grupos se tienen. En esta época los representantes de cada familia, Kouga Danjo (Clan Kouga) e Iga Ogen (Clan Iga), no pudieron concretar su amor debido a ciertos eventos que ocurrieron en el pasado y por lo tanto intentan conseguir que sus sucesores, Gennosuke (Clan Kouga) y Oboro (Clan Iga), logren cumplir su amor y frenar así esta lucha sin sentido. Pero este intento de querer acercar a los dos clanes se ve estropeado con la llegada de Ieyasu Tokugawa, el shogun de aquel momento, cuyo objetivo es usar a las dos aldeas ninjas en una competencia a muerte para elegir a su sucesor.

Es así entonces que en dos pergaminos se escriben los nombres de 10 de los mejores guerreros de cada clan para participar en esta lucha. Con la victoria del clan Iga, el próximo shogun sería Takechiyo, el nieto mayor de Ieyasu y primer heredero al trono, pero que lamentablemente cuenta con un intelecto pobre para dicha posición. Y si Kouga sale victorioso, Kunichiyo, quien ha demostrado tener un intelecto parecido al de su abuelo pero sin derecho a trono por ser el último en la línea de sucesión, sería el sucesor. En consecuencia, el tratado de paz forjado por Hattori Hanzo años atrás, el cual pendía de un hilo debido a que no cesaban las hostilidades de los clanes, fue roto por esta competencia. Surge entonces la siguiente incógnita: ¿Triunfará el amor por sobre el odio? ¿O será el odio el que salga victorioso?

Basilisk-3

ANÁLISIS

Personajes funcionales a la trama: Un aspecto importante que caracteriza a este anime es la gran cantidad de personajes que aparecen y, sobre todo, que cada uno de ellos es importante. Esto nos indica que la historia no solo está centrada en la pareja protagonista, sino que el resto de ellos también tienen su cuota de participación en el transcurso de la serie, haciendo que el relato fluya de manera sólida y constante. Además, la mayoría de estos personajes logran ser interesantes individualmente, tanto en las técnicas como en el trasfondo que los acompaña, y digo la mayoría, ya que por el ritmo que lleva la serie no todos los personajes van a tener la misma cantidad de minutos en pantalla para poder lucirse.

Historia: Otro punto fuerte es la historia, cuya trama se desarrolla de manera concisa y completa. O sea, no deja cabos sueltos ni tampoco alarga el relato con relleno innecesario como sí sucede con otras series, ya que cuenta con un total de 24 capítulos. Además, el tono con el que se narra está muy bien trabajado, incluso en aquellos de mayor tranquilidad se puede sentir la tensión que se genera entre estos dos clanes.

Música: Como siempre expreso cada vez que hablo sobre anime, la música es parte vital en estas obras porque suelen utilizar mucho este aspecto para acompañar la historia. Sobre este anime quiero destacar en especial el gran trabajo que hicieron tanto la banda musical Onmyouza como la cantante Mizuki Nana, quienes fueron los encargados de realizar el opening y ending, respectivamente.
d

 

CONCLUSIÓN

En definitiva, Basilisk es una gran serie que tanto fanáticos como no tan fanáticos del anime deberían ver o al menos tener en cuenta.

Anuncios