The Breadwinner

imagen destacada.jpg

Las historias permanecen en nuestros corazones
incluso cuando todo lo demás se ha ido.
(The Breadwinner)

The Breadwinner (2017), formó parte de la terna para ganar el Oscar al mejor largometraje animado que, finalmente, ganó Coco, la última película de Pixar. También había estado nominada en la misma categoría, en los Globos de Oro, sin poder llevarse el premio nuevamente. Sin embargo, ha recibido elogios por parte de la crítica, pasando a ser una de las películas animadas más nombradas en 2017.

Este drama, dirigido por Nora Twomey, quien ya había dirigido otras dos películas animadas con nominaciones a los grandes premios: La canción del mar (2014) y El secreto del libro de Kells (2009), está basado en el libro homónimo de Deborah Ellis, el cual fue adaptado para la película por otra mujer: Anita Doron.

No es menor el dato de que haya tantas mujeres involucradas en su creación, entre las cuales se incluye a Angelina Jolie como una de las productoras, ya que gran parte de la historia que relata aborda el tema de la desigualdad y la opresión por parte de los varones hacia las mujeres, en un Afganistán dominado por los talibanes.

5SJK6WK5FJBY5EMBHS4NCH7N7E

Parvana es una niña que vive en Kabul con su familia. Su padre es un profesor que no puede ejercer su profesión, ha perdido una pierna en la guerra y mantiene a su familia a través del comercio en el mercado de la ciudad, al intercambiar lectura y escritura por un poco de dinero. Este padre, no se resigna a las reglas extremistas de los talibanes y enseña a escondidas a sus hijas mujeres (Pravana y Soraya) a leer y escribir también. Su mujer es escritora pero, al momento en el que se relata la historia, se dedica a criar a los tres hijos que le quedan: las dos mujeres y el pequeño Zaki.

La familia recurre a las historias o cuentos que se han transmitido de generación en generación a través del relato oral, como forma de estudiar la historia de su pueblo, así como para calmarse ante momentos de crisis o para darse ánimos en situaciones que requieren del valor de los ancestros o de quienes ya se fueron.

BWACT002_SEQ_038_SC007.Output.0043

Aquellas pequeñas-grandes rebeldías (como enseñar a mujeres o leer libros prohibidos) no son bienvenidas por el régimen y sus defensores, por lo que el padre será llevado a prisión sin cargos ni juicio previo. Esto pondrá en jaque al resto de la familia ya que la madre e hijas, no podrán salir solas a ningún lugar, siquiera para proveerse alimentos y agua, sin ser perseguidas y violentadas por las autoridades. Es así, como Soraya y Pravana encuentran la solución en disfrazar a esta última como varón para que pueda salir al mundo (o al menos al mercado) para que el resto de la familia pueda sobrevivir.

Pravana no se conforma solo con esto y desea buscar a su padre en prisión, para lo cual encontrará distintas formas de hacer dinero y “ganarse el pan”, junto a la ayuda de otra niña, Shauzia, quien también se disfraza como un niño para sobrevivir, bajo el nombre de Deliwar.

El relato de la historia de Pravana y su familia se va mezclando con el cuento de fantasía, sobre un niño que quiere recuperar las semillas del pueblo que fueron robadas por un elefante con colmillos de espinas. Ambas historias se van cruzando, mezclando y el cuento comienza a ser más interactivo, a medida que Pravana avanza en su aventura. El niño del cuento y Pravana se dan aliento mutuamente en los momentos de crisis, mientras ambos buscan la respuesta en el otrx.

ac24-movies-breadwinner01

La forma de relatar y encontrar el sentido en contar una historia a otrx es la clave de The Breadwinner, que comienza con la voz del padre, explicando a su hija el porqué de estos relatos. En cada historia hay momentos de miedo, de dolor, de tristeza, de esperanza, de felicidad y todos los personajes tienen un momento de protagonismo; lo que da la pauta de que la historia no se puede construir solo con un/a héroe o heroína sino de forma colectiva, entre muchxs.

En una entrevista a su directora, ella expresó la idea de que, en la actualidad, deberíamos estar animándonos a intercambiar nuestras historias, a que cada cultura cuente la propia, para que otrxs puedan entender y participar también en ellas.

BHX2LQ2E4VCJJLDNBNHE42DUCE

Esta noción es la que se puso en juego en este largometraje, fruto de una coproducción irlandesa-canadiense que, según relata su directora, tuvo la participación de más de 300 personas en su realización. El estudio de animación fundado, entre otrxs, por Twomey, ha basado muchas de sus películas en la premisa de que, al relatarnos historias de nuestras diferentes culturas, promovemos la unidad y el intercambio.

En The Breadwinner, el ímpetu de Pravana nos lleva por un camino de valor, especialmente femenino, en un país talibán, pero que también trasciende la cuestión de género y cultural, para contarnos una historia universal de dolor y enfrentamiento que, tal como expone Twomey en la entrevista, de no compartirse entre las nuevas generaciones, por el temor a exponer a lxs niñxs a historias incómodas o más jugadas, no podremos darles las herramientas para enfrentarlas ni tampoco la visión para desear un mundo distinto y más justo.

Anuncios