Marvel’s Runaways: el turno de los más chicos

imagen destacada (1).jpg

Allá por el año 2008 en los estudios de Marvel se archivaría una película basada en Runaways, el cómic creado por Brian K. Vaughan e ilustrado por Adrian Alphona, con 18 números y una historia cerrada que narraba e introducía un nuevo grupo de superhéroes, seis adolescentes que huyen de sus hogares al descubrir que sus padres pertenecen a un grupo de criminales que se hacen llamar “El Orgullo”. Lamentablemente, el proyecto se vio opacado por el éxito de Los Vengadores y quedó en stand by.

En agosto de 2016 Marvel le dio luz verde y la cadena Hulu ordenó un primer episodio piloto, reviviendo así a los fugitivos, dirigida por Josh Schwartz y Stephanie Savage (Gossip Girl) y producida por Hulu, ABC y Marvel Television. La serie se ubica en el famoso Universo Cinematográfico de Marvel, compartiendo línea y espacio temporal con las películas de la franquicia, aunque nunca se deja en claro si se lleva a cabo antes o después de los sucesos, ya que tienen sus propios problemas como para preocuparse por Tony Stark o el Capitán Rogers.

runaways-1486078843701_1280w

Los adolescentes son casi un cliché : el nerd (Rhenzy Feliz / Alex Wilder), la gótica (Lyrica Okano / Nico Minoru), la rubia popular (Virginia Gardner / Karolina Dean), la feminista (Ariela Barer / Gert Yorkes), el carilindo deportista (Gregg Sulkin / Chase Stein) y la más pequeña que no encaja en el grupo (Allegra Acosta / Molly Hernández), todos de clase alta y con padres ultra millonarios, pero más allá de los estereotipos, cada uno libra su propia batalla y es lo que permite que no se estanquen ahí, permitiendo desarrollar cada personaje a su manera y de una forma más que simple. Esto se debe a la gran labor de los jóvenes y casi inexperimentados actores. No todos cuentan con súper poderes pero cada uno encuentra la forma de demostrar su capacidad, ya sea Molly empujando un camión, Karolina convirtiéndose en un arcoíris humano o Chase usando sus guantes hechos en su propio garaje.

Quien está familiarizado con los cómics notará muchas diferencias a favor y en contra. A favor, los personajes son lo más fiel a las páginas tanto como el arco argumental. En contra, al ser una tira lanzada en el año 2003 y teniendo en cuenta como la tecnología avanza a pasos agigantados, hubo varios cambios notables.

RUGRATS_110_GL_1013_0205RT.0

Y llegando a los villanos de la trama: los padres.

¿Qué hubiese pasado si los padres de Clark Kent hubiesen sido súper villanos? ¿Hubiera sido Superman de todas formas? ¿Y si Kingpin hubiese criado a Matt Murdock? Acá está la clave, en la mayoría de las historias que conocemos, los padres son héroes e inspiraciones pero no para nuestros muchachos. Y aun corriendo esa suerte, deciden abandonar su vida de clase alta y dedicarse a hacer el bien, descubriendo todavía sus habilidades o manejo de ellas (incluyendo al dinosaurio, que por cierto, es espectacular).

“El Orgullo” es la organización a la que pertenecen los padres de los seis héroes, quienes bajo una fachada de “colectas caritativas” usan distintas herramientas para hacer sacrificios humanos, entre otras cosas. En medio de un ritual, son descubiertos por sus propios hijos y empieza una carrera casi contra reloj para que los villanos averigüen si fueron descubiertos y los chicos, tratando de que no los descubran.

59f9dcf30957d.jpeg

Ryan Sands junto con Angel Parker son Catherine y Geoffrey Wilder, padres de Alex. Brittany Ishibashi y James Yaegashi son los Minoru, padres de Nico. Kevin Weisman y Brigid Brannagh como Dale y Stacey Yorkes, padres de Gert y también padres adoptivos de Molly. Annie Wersching y Kip Pardue, madre de Karolina y padre adoptivo. Y por último, James Marsters y Ever Carradine, padres de Chase.

Sería injusto no reconocer que tanto Marsters como Ishibashi y Wersching roban cámara durante algunos episodios destacándose en sus roles.

Más allá de algún que otro error de guion, que no estoy apta para criticar, creo que Marvel´s Runaways es una buena apuesta por parte del estudio y merece una oportunidad. Por supuesto, no puede compararse con proyectos ya vistos como Jessica Jones o Daredevil, no, para nada. Me atrevo a decir que su sostén es el público preadolescente, adolescente y algún que otro adulto. No defrauda y encima te mete un dinosaurio como si fuese salido de las páginas del cómic.

Anuncios