Reseña: Made in Abbys

imagen destacada (1).jpg

Voy a empezar esta reseña con esta famosa frase: No juzgues un libro por su portada. Generalmente y antes de comenzar algo nuevo, hacemos un juicio inicial de una obra basándonos en lo que vemos a simple vista y a veces nos podemos perder de productos que logran darnos más de lo que parece. Esto me da el pie para hablar de Made in Abbys, uno los animes mas nombrados y que más éxito tuvo este 2017. Akihito Tsukushi es el mangaka detrás de esta gran obra y Kinema Citrus fue la productora encargada de su adaptación al anime.

SINOPSIS

La historia está centrada alrededor de una chica huérfana, llamada Riko, que vive en la ciudad de Orth, en una isla en el mar de Beoluska. La ciudad rodea un extraño agujero gigante, cuyo fondo se dirige a las profundidades de la Tierra. Dicho agujero es conocido como el Abismo. Dentro del Abismo se encuentran misteriosos artefactos abandonados y restos de una civilización avanzada que desapareció hace milenios y es, por tanto, un sitio explorado por excavadores cazarrecompensas denominados Cave Raiders, quienes emprenden descensos arduos y peligrosos para obtener todas las reliquias que puedan encontrar. Los Cave Raiders deben enfrentarse a un gran mal, que los afecta de forma más grave cuanto más profundo descienden dentro del Abismo, donde una sucesión de capas ejercen una presión que los aflige y enferma progresivamente de manera fatal. Este mal es conocido como la Maldición del Abismo y son pocos los excavadores que han descendido a las regiones más profundas y han regresado para contarlo.

El objetivo de Riko es seguir los pasos de su madre y convertirse en una Cave Raider legendaria (quienes son conocidos como Silbatos Blancos) para así resolver los misterios del Abismo. Un día mientras explora las cuevas es atacada por una bestia de la fauna del Abismo, siendo salvada por un robot con la apariencia de un chico humano, a quien da el nombre de Reg. Este encuentro será el inicio de su aventura para adentrarse en el Abismo.

made-in-abyss-1061342-1280x0.jpg

ANÁLISIS

Al comienzo de esta nota hablaba sobre no juzgar un libro por su portada. Con esto me refiero a que a simple vista, Made in Abbys puede llegar a parecer un anime infantil. Esto es debido principalmente al diseño con el que fueron creados los personajes, el cual tiene un estilo adorable, ya que estos son niños. Pero una vez que comenzamos a ver este anime nos vamos a dar cuenta de que esta primera impresión está lejos de ser cierta, ya que desde el primer capítulo se muestra el tono con la que se va a contar esta historia. El desarrollo va de menor a mayor, con un comienzo lento si se quiere, pero que a medida que pasan los capítulos se va profundizando, lo cual hace que nos vayamos encariñando tanto con los protagonistas como con los personajes secundarios, dado que cada uno va a tener tiempo para contarnos su historia. Otro punto que ayuda a disfrutar de la historia es que no es muy compleja, pero está bien ejecutada y cuidada.

c

El apartado musical es otro aspecto para tener en cuenta. A medida que avanzan los episodios, lo que nos genera cada uno de ellos a través de los momentos tristes o felices se logra gracias al buen contenido musical que acompaña de forma correcta. A esto también se le suma el diseño de los diferentes escenarios que se encuentran a lo largo del Abismo. Además de estar bien logrados, cada uno posee una fauna y flora propia y algunas reglas especiales que los diferencian.

c

CONCLUSIÓN

Made in Abbys, con una temporada de trece capítulos, es una historia que desde su simpleza nos invita a sumergirnos en una aventura llena de misterios y peligros, pero a la vez repleta de descubrimientos, con personajes que se dejan querer desde el minuto cero y con momentos tanto tristes como alegres, acompañados de una gran música. Una serie que esperemos se siga adaptando, ya que todavía tiene mucho para dar e incógnitas que  revelar. Si todavía no lo viste, este es el momento para hacerlo.

Anuncios