Reseña: “Get me Roger Stone”

roger stone.jpg

No cuesta trazar paralelismos entre la situación política norteamericana y la argentina. Es más sencillo enumerar en qué no se parecen las llegadas de Trump y Macri a sendas presidencias que señalar sus parecidos, los cuales son cuantiosos. Entre uno de esos parecidos, están sus poderosos asesores de campaña. En el caso de Macri, el mago ecuatoriano de manejo de los medios, Jaime Durán Barba: el gurú que logró que Macri se afeitara su bigote de voyeur de closet. En el caso de Trump (y Bushes, y Nixon, y Reagan…): Roger Stone.

El Mago Gris

El documental se centra, tal cual su nombre, en la figura del polemiquísimo asesor de campaña, Roger Stone. Republicano hasta el tuétano, Stone es famoso por sus técnicas, que como él describe, son las más sucias de la política pero siempre legales. La pegada más grande de los directores Dylan Bank y Daniel DiMauro es conseguir que el propio Stone protagonice el documental. Durante la poco más de hora y media de cinta, vemos a Stone –muy simpático como corresponde a estos personajes– desplegar sus plumas y contar con detalle muchas de sus técnicas, incluyendo las que llevaron a Trump a la presidencia. Está, sin dudar, al nivel de House of Cards US. La mentira, el uso de los medios adictos al zócalo, la creación de medios alternativos como transmisores de una narrativa que no existe por fuera de esos medios, pero que con el batir del parche y la repetición constante logra colarse en los medios tradicionales y llegar al gran público. Las entrevistas consiguen que Stone admita de alguna manera que él sabe que todo lo que dicen esos medios como Breitbart e Infowars es un disparate total. Sin embargo, “la gente inculta que cree esas cosas también vota”. Ese es el genio de Stone (y de Durán Barba), aunque esté envuelto en alguna clase de villanía: saber que todos tienen la posibilidad de votar, más allá de su nivel cultural.

1024rogerstone02

A lo largo del documental, en forma de placas, nos son presentadas “Las Reglas de Stone”, que son, de alguna manera, un contemporáneo de El Príncipe, de Maquiavelo. Entre estas reglas se encuentra una muy particular: “El Odio es Más Fuerte que el Amor”. ¿Les trae algún recuerdo?

El Mago Blanco

Stone logra demostrar con la campaña de Trump –y la de Bush Jr.– que el odio es sin duda una pasión más intensa que el amor. En una porción de la entrevista, se reconoce libertario (de derecha, por supuesto), porque siempre estuvo a favor de ciertas movidas sociales, ajenas al partido Republicano: la legalización del aborto, la despenalización de las drogas, el matrimonio gay. Incluso, aparece con un grupo de republicanos en la Marcha del Orgullo Gay. De vuelta, un personaje simpático. Un fanático de la política, aunque juegue en contra de ella, apelando a la antipolítica, al cinismo del votante blanco de clase media y clase media baja que aún es profundamente racista, sexista, homofóbico.

Los detractores de Stone, entrevistados también, no le esquilman virtudes. No pueden tampoco. Roger Stone (junto con otros asesores) logró poner a Trump en el Ala Oeste cuando en el 2015 fuera el remate de una joda. Y la película documenta bien esos dieciocho meses, mostrando incluso como Trump despide a Roger Stone (que fue, no obstante, leal al blondo y bronceado ridículo que tiene los códigos nucleares) y lo vuelve a contratar meses más tarde.

stone2

A diferencia del resto de la gente, Roger Stone era más medido cuando era joven que ahora, que es viejo y peina canas. Viste de manera extravagante. Aparece en medios alternativos conducidos por conspiranoicos. Se pone él mismo de protagonista en mítines donde hace denuncias públicas que no resisten ningún análisis pero que tienen cámara por ser él quien las banca.

Y sin embargo, a pesar de todo eso, gana. Que es su regla más importante: ganar.

Conclusión

Get Me Roger Stone está disponible en Netflix. Como documental, no aburre jamás porque las entrevistas son muy dinámicas y la edición las reduce a tres o cuatro frases, en vez de entregarnos largos monólogos. Consigue material de archivo muy valioso que nos ilustra el jugoso pasado de Roger Stone, de manera clara y didáctica.

get-me-roger-stone

Para los argentinos este documental tiene mucha importancia si nos detenemos a identificar las similitudes que hay entre la llegada de Trump y de Macri a sus presidencias.

Verlo ahora quizá tenga aún más valor.

 

Anuncios