Reseña: La llegada (Arrival) – El poder de la comunicación

imagen-destacada-arrival1

La ciencia ficción es un género muy amplio en el que incluso cuando se trata el tema extraterrestre podemos ver propuestas de todo tipo: la amistad con un extraterreste en E.T, la gran batalla en Independence Day, el misterio de Super8, los campos de concentración en District 9, descubrimientos en el espacio de la saga Alien, la parodia de Mars Attacks! o incluso la conspiración en X-Files. Como vemos, hay ya tantas películas e incluso series que actualmente parece difícil poder encontrar algo realmente innovador (solo hace falta ver Super8 cogiendo la nostalgia de las películas de Spielberg de los 80 o la secuela de Independence Day). Es por eso que, dentro de esta moda actual de remakes y sagas, Arrival cobra tanta importancia.

Hay que tener en cuenta que se basa en el relato corto “Story of Your Life” de Ted Chiang. Ganador del premio Nebula, el mismo que ganaron por ejemplo Coraline de Neil Gaiman o El juego de Ender de Orson Scott Card. Podemos decir pues que la historia parte de un material a priori suficientemente bueno pero luego hay que saber adaptarlo. La historia es la siguiente: varias naves empiezan a llegar a diferentes puntos de la Tierra pero no se sabe si vienen en son de paz o para conquistar la humanidad. Para poder descubrirlo los militares estadounidenses deciden pedirle ayuda a la Dra. Louise Banks (Amy Adams), una experta lingüista.

Es totalmente rompedora porque se centra en el lenguaje y la comunicación. Esa es la parte central de la película y es esa vertiente educativa lo que la hace diferente al resto. Porque muchas veces las lenguas son menospreciadas y se considera las ciencias algo superior pero al fin y al cabo, ¿cómo nos podríamos comunicar sin el lenguaje? Evidentemente también se tratan otros temas como por ejemplo las relaciones entre los humanos de los diferentes países. ¿Podemos trabajar juntos? Al fin de cuentas la Historia ha demostrado que nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. Y esto es solo la punta del iceberg porque la película esconde mucho más, que no os puedo contar para no estropearos la sorpresa.

arrival2

Arrival juega con el misterio, te mantiene durante la primera parte totalmente inmerso en la película. Además cuenta con un giro de guion brillante que no se hace nada previsible pero a la vez te das cuenta de que te han dado pequeñas pistas para llegar hasta ahí, todo cobra sentido. Destacar la labor del guion de Eric Heisserer pero también la importancia del montaje. Como ya sucedió en Enemy, hay que fijarse en los detalles, es un pequeño rompecabezas que hay que solucionar aunque Arrival es mucho menos liosa y no cuesta entenderla.

Además otro de los puntos fuertes del guion es lo realista que resulta a la hora de plasmar el pánico, las reacciones de la gente ante la llegada de los OVNIS. Asimismo, no resulta nada grandilocuente, aquí no nos encontramos con el gran héroe, con un Will Smith o un Tom Cruise. Aquí es todo más natural, más próximo. Aun así, hay que destacar que falla en el último tramo de la película. Es un tanto floja emocionalmente. Si con Interstellar por ejemplo llegabas a emocionarte con el final, aquí falta más implicación con los protagonistas. Lo que hace que no sea una película de 10 es que cuando hay el gran giro, decae un poco por la falta de conexión emocional con los personajes.

Desde que Denis Villeneuve dio el salto al cine estadounidense con Prisioneros, su trabajo ha estado mucho más reconocido y sus películas podrán gustar más o menos pero difícilmente podemos decir que tenga alguna mala. Es un director con pulso y estilo que ya demostró sus grandes dotes por ejemplo en la escena del atasco o de la visión nocturna en Sicario y que lo sigue poniendo de manifiesto aquí. Me gustaría destacar especialmente dos escenas de Arrival. La primera es cuando vemos a la protagonista de camino a su primer encuentro alienígenas. La secuencia está tan bien hecha que nos sumergimos totalmente en su personaje y sentimos la angustia que ella siente. Segundo, un plano en el que se juega con la gravedad y las perspectivas.

Tanto la fotografía como la dirección de arte son exquisitas. El diseño de cada elemento alienígena es elegante y se nota que está trabajado, aportándole un estilo único y personal. Y otro componente que ayuda a meternos de lleno en la película es una banda sonora. El compositor Jóhann Jóhannsson (The Theory of Everything, Sicario) sabe combinar la parte científica-alienígena con la parte emocional-humana. Un buen ejemplo de esta dualidad son las escenas del primer encuentro con los aliens vs. los últimos minutos de la película. Asimismo, el sonido, un elemento que se suele olvidar a menudo, aquí juega un papel muy importante para meterte dentro de la historia.

arrival3

En cuanto a los actores, ahora que estamos en plena época de premios lo que muchos se preguntas al ver la labor actoral es si están de Oscar o no. En este caso creo que podemos decir que Amy Adams hace un gran papel, totalmente convincente como la Dra. Louise Banks. Está  mucho mejor que por ejemplo como la periodista Lois Lane, otro de sus trabajos de este año. De momento está merecidamente nominada a los Globos de Oro, donde lo tiene más fácil porque se divide entre drama o comedia. Aunque sus posibilidades de ganar son bastante escasas pues suenan con mucha más fuerza Natalie Portman (Jackie) y Emma Stone (La la land).

El compañero de la Dra. Banks en la misión es el físico Ian Donelly, interpretado por Jeremy Renner, que ya trabajó con Adams en American Hustle. La verdad es que todavía no he visto ninguna película en la que el actor californiano destaque especialmente pero tampoco ninguna en la que lo haga mal, siempre ha estado mínimamente correcto. En esta ocasión cumple perfectamente con su papel de acompañante, igual que lo hace el siempre magnífico Forest Whitaker.

En conclusión, podemos decir que se trata de una película valiente que apuesta por una nueva perspectiva en un subgénero que hemos visto mil veces. Cuenta con una primera parte totalmente hipnótica, con una dirección y un diseño de producción exquisitas, una estupenda Amy Adams, un gran giro de guion y una banda sonora magistral. El único problema es que decae hacia el final de la película y que no terminamos de conectar con la parte emotiva de la cinta. Pero eso no quita que estemos ante lo mejor del año.

Difícilmente Arrival se convertirá en una de esas películas que ha marcado un antes y un después. Sin embargo, me ha parecido una de las más interesantes propuestas de los últimos años. Lo que está claro es que ha sido hasta cierto punto revolucionaria. Y que Blade Runner 2049 está en las mejores manos. Con Ridley Scott como productor y Harrison Ford y Ryan Gosling como protagonistas pero sobre todo con Denis Vileneuve como director, podemos esperar algo realmente bueno. Esperemos que no decepcione y seguiremos atentos a sus próximos proyectos.

 

Anuncios