Me gustan los perdedores, los verdaderos ganadores: Reseña de “Le Nouveau”

le-nouveau

Después de todo ese pico de glucosa pop/ochentoso que Netflix nos trajo con Stranger Things hemos quedado extasiados. No solo por el programa, la sacudida ha sido aún mayor. Esos niños están copando toda la internet, golpeando las redes sociales y agitando toda entrega de premios que se cruza en su camino. Es un suceso, de eso no hay dudas.

En el medio de todo ese fenómeno, se ha estrenado hace unos meses en nuestro país una película que comparte en algún punto cierta premisa con la serie del país del norte. Hablamos de “Le Nouveau”, la ópera prima del actor francés Rudi Rosenberg.

La premisa común que mencionaba, puede hallarse en el concepto de la amistad que ambos productos buscan retratar. Una amistad que se construye con una lógica diferente, desde una inocencia que nosotros (los “adultos”) ya no tenemos. Los niños manejan otros códigos, menos complejos, más intuitivos. Lo que suele se denominar como un cariño más genuino. De eso va entonces esta película, sin pretensiones de ciencia ficción, claro.

le-nouveau-2-e1443030916939

La película cuenta la historia de Beinoit, un niño que llega de sopetón a un nuevo colegio en Francia en el que no conoce a nadie. Como cualquiera en su situación, la misión inicial en un colegio desconocido será sobrevivir. Para ello, Beinoit, intentará hacerse amigos, aunque no le será nada sencillo.

Luego de algunas equivocaciones, el pequeño termina por aceptar lo inevitable: no tiene amigos y los pibes populares son unos panchos terribles. A partir de allí, Beinoit dejará de intentar forzar las cosas y, casi de manera azarosa, terminará formando un grupo de amigos tan hermoso como repleto de perdedores.

Así, a Beinoit se le sumarán una serie niños, esos que conocemos como losers, el franco de todo el bullying posible, que se transformarán en sus entrañables amigos. Ese grupo estará conformado por un pequeño inadaptado social, fuera de toda regla civilizada, un nerd de manual y una niña que utiliza unos bastones canadienses para poder caminar.

A este panorama – un chico nuevo y amigos perdedores sobreviviendo a la jungla escolar – se le agregará, por supuesto, una decepción amorosa – al mejor estilo “Friendzone”, como dirían los jóvenes de hoy en día- que sufrirá nuestro pequeño protagonista.

le_nouveau_51000110_st_3_s-high

El hallazgo fundamental de la película – quizá para algunos este mismo aspecto pueda significar el punto más flojo del film- está en la narración. Rosenberg no cuenta una historia en términos tradicionales, no aparece un conflicto claro y tampoco objetivos concretos. Los personajes sencillamente están ahí, y ese estar es retratado con una belleza y frescura que traspasa la pantalla.

La película logra a su vez algo muy complejo en un estilo narrativo como el que propone que radica en mantener el interés y el ritmo de la narración con mucha fluidez. El film no cansa, no se hace pesado y todo el tiempo hay acción a través de los personajes. Estos detalles, sumados a una acertada duración de la película (80 minutos), son los que generan que en definitiva, “Le Nouveau”, se transforme en una película entrañable pero por sobre todas las cosas verosímil y creíble.

Anuncios