Más allá de Estados Unidos: 5 series europeas que no puedes perderte

imagen-destacada-serieseuropeas

Que vivimos un boom en las series es algo que hemos visto ya hace años. Hay estudios que nos revelan que por ejemplo en los últimos diez años, de 2004 a 2014, se ha pasado de 38 series originales de TV por cable a 180. Además llega un punto que algunos nos sentimos culpables por no poder todo lo que está de moda o incluso necesitamos llevar las series al día para comentarlo al día siguiente entre los amigos o en la oficina (o para no comerte los spoilers de Game of Thrones los lunes, por ejemplo). Pero la cosa no se queda en Estados Unidos pues en los últimos años hemos visto como ficciones europeas han llamado la atención de los más seriéfilos con propuestas para todos los gustos. Hoy os traemos en la 24 una pequeña selección de 5 series de diferentes países, ideal para aquellos que no sepan por dónde empezar.

Gomorra (Italia)

dEs, junto a Roma Criminal, la serie italiana más conocida en el extranjero. La mente detrás de la serie es Robert Saviano, un periodista de investigación que escribió el libro y que más tarde realizó una adaptación cinematográfica, una obra de teatro y la serie. El argumento gira en torno al clan de los Savastano y nos habla del funcionamiento la mafia de Secondigliano, el barrio más peligroso de Europa. Vemos cómo se ganan la vida, cómo deben lidiar con la policía, con las familias rivales, los chivatos, etc. Debido a la crudeza y la verosimilitud con la que se trata la camorra napolitana (la mafia), podemos decir que es una mezcla entre The Wire y Los Soprano.

El libro es tan detallado y ha sido tan exitoso que Saviano es perseguido por la mafia italiana y debe andar siempre escoltado y cambiando habitualmente de casa. Se habla de política, economía, droga e incluso aborda el tema del reclutamiento de niños. Son mafiosos sin el glamour de las películas de Hollywood. Si Los Soprano nos introdujo en el mundo familiar, Gomorra lo hace en la vida de los barrios marginales. Es más costumbrista, con canciones italianas y mafiosos en chándal. No tiene nada de glorioso ni romántico, aquí no hay buenos. Es la realidad pura y dura.

El tiempo entre costuras (España)

eSe trata de una miniserie española basada en el bestseller homónimo escrito por María Dueñas. El libro está escrito con maestría y la adaptación televisiva ha sabido sacarle partido a una historia y una protagonista apasionantes. Sara Quiroga es una joven modista madrileña que por amor decide viajar a Marruecos. Pero lo que empieza siendo una historia romántica termina siendo un relato sobre espías, política y alta costura. La Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo de una apasionante aventura.

La factura técnica es impecable y el trabajo actoral es destacable, especialmente el de Adriana Ugarte como protagonista. El guion es bastante fiel al libro y una demostración de que hacer adaptaciones literarias es una gran opción (no hay que olvidar que una de las mejores series españolas, Crematorio, se basa también en un libro). Es seguramente por eso que próximamente veamos el paso del papel a la televisión de “Dime quién soy” de Julia Navarro o “La Catedral del Mar” de Idelfonso Falcones.

Les Revenants (Francia)

bEn un pequeño pueblo de los Alpes franceses empieza a aparecer de repente gente que hacía años que había muerto. Éstos no han envejecido y tampoco recuerdan lo que ha pasado, no saben que habían muerto. Una serie sobre zombis, pero cuidado porque nada tiene que ver con The Walking Dead. Es la serie perfecta para aquellos que disfrutan con la parte más “filosófica” pero se hará tremendamente aburrida a aquellos que necesitan que mueran al menos 20 zombis en cada capítulo.

Les Revenants es una serie intimista que intenta profundizar en las relaciones, en los sentimientos que genera su regreso a las familias y amigos de las “víctimas”. Cada capítulo se titula como el nombre de alguno de los personajes que ha “regresado” (Adèle, Victor, Julie…) pues no estamos ante zombis que solo gruñen y comen cerebros sino gente que habla y tiene sentimientos. Evidentemente también hay una pequeña dosis de misterio pero como pasa por ejemplo con The Leftovers, no es lo más importante.

Cabe destacar que debido al éxito que tuvo la serie, los americanos no dudaron en hacer su versión de la mano de Carlton Cuse (Lost) pero no tuvo mucha repercusión y fue cancelada tras la primera temporada.

Bron | Broen (Suecia y Dinamarca)

cLos policíacos es un género que se ha explotado mucho en la literatura escandinava y que ha generado también cierto éxito en la pequeña y en la gran pantalla. En este caso Bron | Broen es una serie sueco-danesa que parte de la siguiente premisa: un cadáver es encontrado en el puente que cruza Suecia y Dinamarca, es entonces cuando Martin y Saga, dos policías de diferentes países y con distintas personalidades, deberán trabajar juntos para resolver el caso.

Cada temporada hay un caso diferente y con diferente temática. Se trata temas como la familia, la igualdad de géneros, el eco-terrorismo… Además uno de los puntos fuertes de la serie es la personalidad de Saga Norén, ya que padece síndrome de Asperger por lo que es brusca, poco empática y solitaria. Está lejos de ser el típico personaje femenino y eso es lo que más nos cautiva, junto a una fotografía y su ambiente frío.

Se ha hecho un remake británico-francés además de uno americano que trata el conflicto con la frontera de México y que tiene como protagonista a Diane Kruger. Pero para los que se queden con ganas de más policíacos nórdicos, siempre podéis empezar la danesa Forbrydelsen (The Killing), que también cuenta con su versión estadounidense.

Hijos del Tercer Reich (Alemania)

aTitulada en alemán “Unsere Mütter, unsere Väter”, lo que literalmente podríamos traducir “Nuestras madres, nuestros padres”, trata de uno de los episodios más tristes de la historia alemana: la época nazi, más concretamente la II Guerra Mundial. Seguramente estarás cansado de ver este periodo en innumerables películas americanas pero lo interesante de esta propuesta es que tienes la visión del otro bando. Porque los alemanes también sufrieron y fueron engañados.

Esta miniserie de 3 capítulos narra la historia de cinco jóvenes amigos alemanes que ven como su vida cambia cuando estalla la guerra. Cada uno deberá tomar su camino e intentar sobrevivir. Wilhelm y Friedhelm son dos hermanos que luchan contra los rusos durante la guerra. Charlotte decide hacerse voluntaria como enfermera. Y Greta mientras inicia su carrera como cantante intenta ayudar a Viktor, su amante judío.

La disfrutarás aunque no seas amante del género bélico. Y lo mejor es que no intenta exculpar a los nazis, simplemente mostrar una realidad. La ambientación y las actuaciones están a la altura y además te acabas identificando tanto con los protagonistas que sufres porque no mueran.

Anuncios