5 Documentales recomendados

Banner 5 Doc

Requiem for the American Dream (2015)

El sueño americano. Ese ideal que surgió décadas atrás. Ese mito que básicamente nos dice que Estados Unidos es el mejor lugar del mundo para vivir. Ese lugar soñado. Esa Utopía.

De la mano del perfecto discurso de Noam Chomsky, creador y principal interlocutor del mismo, y enfocado en un conjunto de principios claves, el documental tiene como tarea simple, derribar este mito, y mostrarnos como lentamente el sueño americano recayó en la mano de unos pocos. La “guerra” entre ricos y pobres está en su momento crítico. Los ricos concentran el mayor porcentaje de riquezas, y se encuentran inmersos en un sistema que los justifica y los defiende. Rodeados de leyes que los hacen intocables, cientos de millonarios o de empresas tienen en sus manos el país. Juegan con los sistemas, con los precios, con las normativas vigentes, juegan con todo. La seguridad social no existe, los más pobres están destinados a seguir siéndolo y a ser las herramientas para que los más ricos sigan aumentando sus riquezas. Los ricos, las empresas, fueron lentamente moldeando el gobierno y las leyes, para ir quitándole derechos a los más pobres, quitándole participación y convenciéndolos que así debía ser.

Reducir la democracia, darle forma a las ideologías, atacar la solidaridad y manipular las elecciones a simple vista suenan como conceptos descabellados. Nada más lejos de la realidad. Estos son algunos de los principios que incluso desde la fundación misma del país, manejan las clases más altas a gusto y placer, para hacerse con más y más poder y dinero, destruyendo a su paso no solo la sociedad como conjunto, sino el futuro del país mismo.

Los 10 principios presentados por Chomsky irán demostrando como ese verdadero sueño americano, aquel donde las personas de clase baja o media podían tener aspiraciones, quedó enterrado 50 años en el pasado. Números reales (del pasado y del presente), leyes reales, incluso comunicados por parte del gobierno mismo, irán fortaleciendo los argumentos de Chomsky, argumentos que se encargó de demostrar durante toda su vida, argumentos que le generaron más enemigos que amigos.

Sin lugar a dudas “Requiem For The American Dream” es un documental ampliamente recomendable. No solo por la genialidad del discurso de Chomsky, sino por la increíble posibilidad de extrapolar esto a toda sociedad o país capitalista. Extrapolarlo a nuestro país. Al momento actual.

Sin embargo, si estas al día con sus trabajos, no te va a ofrecer ningún tipo de información nueva, ya que se trata de un simple compendio de su trabajo de años. Disponible completamente en Netflix, es una gran opción para ver y que nos deja mucho para pensar.

 

Alive Inside: A Story of Music and Memory (2014)

El envejecimiento es algo natural. Las enfermedades mentales que vienen como efecto secundario al mismo, también. El problema que se presenta en la actualizad, es que se hace con los ancianos enfermos, como se los trata, el presente que tienen. Y no es ninguna novedad que en la mayoría de los casos, son personas olvidadas y maltratadas. Es un poco egoísta pedir cordura y buena salud de alguien que se encuentra bajo semejantes malas condiciones. Es debido a esto que es cada vez mayor el porcentaje de ancianos que presenta diferentes trastornos mentales o psicológicos y que se encuentran medicados con resultados poco exitosos. Luego de años observando tratamientos costosísimos y repletos de píldoras que arrasan con todo lo que define a una persona por el “bien mayor”, Dan Cohen decide probar algo inédito como alternativa a los mismos. Con el fin combatir diferentes deficiencias mentales como Esquizofrenia, Alzheimer, Trastorno de bipolaridad y miles de pacientes con cientos de enfermedades mentales más Cohen decide usar algo muy simple y poderoso: LA MÚSICA.

El documental nos permite ver como personas completamente “quebradas” logran mediante la ayuda de la música simplemente, recuperar memorias, volver a esos lugares en los que eran felices, recuperar sentimientos y sensaciones que durante aunque fueran solo instantes, les devuelve ese pedacito de cordura, los devuelve a este mundo. Se debe quizás a que la música es parte importante de todos los momentos de nuestras vidas, se encuentra siempre ahí presente. Es parte de la atmosfera misma de la vida. Bajo el concepto de que es importante para la vida, tiene sentido que también pueda ser una herramienta para curar las heridas de la misma.

Luego de comenzar sus experimentos de manera aislada, casi sin apoyo y con un pequeño puñado de pacientes, y gracias a los increíbles resultados obtenidos, el Dr. Cohen fue abriéndose paso y superando adversidades, hasta que logró hacerse con un poderoso “boca en boca” que le permitió llegar a cientos de hospitales y miles de pacientes al día de hoy. Es así como Cohen fundó la organización sin fines de lucro que hoy en día se conoce como “Music and Memory”.

Repleto de historias, vivencias y personas – personas reales no personajes – “Alive Inside” llegará a lo más profundo de nuestra alma, logrará emocionarnos desde el momento 0 del mismo y conectarnos a ellos. La música y las imágenes son impactantes y van constantemente de la mano, durante el transcurso de la totalidad del documental. Los resultados son evidentes y esperanzadores, y podrían comprender la alternativa barata, eficiente y “humanitaria” a costosos tratamientos con drogas. Muy recomendable.

 

(Dis)Honesty: The Truth about lies (2015)

Poniendo como eje central del mismo a un grupo de personas comunes, aleatorias, con problemas de la vida cotidiana, “(Dis)Honesty: The Truth about lies” nos muestra como la mentira o la deshonestidad son cosas que todos llevamos a cabo diariamente. Nadie es inocente. Incluso desde pequeños, aprendemos a mentir casi inconscientemente. Ya sea por el propio beneficio, o incluso el ajeno, o quizás solo por costumbre, en algún momento del día somos deshonestos. Muchas veces ni siquiera sabemos porque lo hacemos.

Mediante el uso de algunos experimentos muy simples, pero a la vez muy bien generados, Dan Ariely – psicólogo conductista – logra develar algunas verdades (tan sorprendentes como aterradoras) a cerca dela capacidad humana por ser deshonestos en cualquier momento. Incluso si ponemos pausa por un segundo, no es necesario irnos muy lejos en el pasado para encontrar aleatoriamente algún momento en el que lo fuimos. En el que mentimos.

Pero en la vida cotidiana no lo vemos siquiera como algo tan grave. Por el contrario. La mentira esta aceptada en gran medida: la “mentira piadosa”, la “por el bien del otro” o la “le miento para hacerla sentir mejor”, son algunas que todos llevamos a diario y aceptamos. Lo que no sabemos y este documental intenta demostrarnos es que toda mentira, ya sea pequeña o grande, trae consecuencias en algún momento.

Por otro lado los experimentos de Dan demuestran que el cerebro tiene la capacidad de acostumbrarse, incluso autoconvencerse de que las mismas son verdades y por decirlo de alguna manera “subir los umbrales” de las mentiras. ¿Qué es esto? En pocas palabras, cuanto más mentimos, más nos acostumbramos a ello, y más “grandes” se tornan aquellas mentiras, aunque para nosotros sigan pareciendo pequeñas, o incluso verdades. Este efecto lo produce el cerebro mismo, que se va acostumbrando a mentir.

Con algunos toques de humor, y muchísimos momentos que nos dejaran pensando y nos harán asentir con la cabeza y avergonzarnos aunque sea un poco de nosotros mismos, “(Dis)Honesty: The Truth about lies” es una opción recomendable para todo el mundo.

 

Winter on Fire: Ukraine’s Fight for Freedom (2015)

Los hechos sucedidos entre Noviembre del 2013 y Febrero del 2014 en Ucrania son de conocimiento mundial al día de hoy. Ucrania se encontraba dividida casi por la mitad: unos querían la asociación con Rusia y los otros con la Unión Europea. El “Euromaidán” surgió como un conjunto de manifestaciones de carácter pacífico allá por Noviembre del 2013, en la ciudad de Kiev, con el fin de mostrar el descontento por parte de la gente hacia el presidente del país en el momento: Víctor Yanukóvich y de las políticas llevadas a cabo para ralentizar o impedir la incorporación de Ucrania a la UE. Pero, aquellas manifestaciones que comenzaron de manera pacífica, y lideradas por estudiantes universitarios y jóvenes del país, iría tomando un carácter de masividad, y con el paso de solo algunos días lograría concentrar más de un millón de personas. El descontento era generalizado y abarcaba a todos los estratos y grupos de personas: jóvenes, adultos, niños, católicos, musulmanes, todos estaban presentes.

Lentamente, el gobierno iría recibiendo el eco de las manifestaciones y comenzaría a demostrar su desacuerdo y descontento con las mismas. Usando al principio solo la policía, la violencia física, y un puñado de comunicados, el gobierno comenzaría a reprimir e intentar frenar el movimiento que se había generado. Pero como sabemos, esto le dio más fuerza al reclamo, la gente involucrada comenzó a organizarse y organizar diferentes movilizaciones a lugares y con objetivos más puntuales. A partir de esto no habría vuelta atrás, se había pasado un punto de no retorno y todo se encaminaba a un enfrentamiento masivo.

A medida que fueron pasando los días, las medidas para reprimir y frenar las manifestaciones fueron ganando más y más violencia. Empezaron a aparecer grupos militares organizados, soldados retirados, armas de fuego. Comenzaron a aparecer los primeros enfrentamientos entre manifestantes y “policía”, los primeros heridos de bala, los primeros muertos. Lo que fueron 5 muertos en una noche, se transformaría en 21, y aquella noche del 20 de febrero – en lo que se convertiría en la noche más sangrienta – en 60 muertos.

Luego de 92 días y con el enfrentamiento en su máximo punto, la mañana del día 93, los líderes de la manifestación tenían un solo objetivo: la destitución de Víctor Yanukóvich de la presidencia, y el adelantamiento de las elecciones. El desconocimiento del paradero del presidente, el cual viendo lo que se avecinaba, había huido del país, y con la ayuda de algunos ministros de otros países, el parlamento votaría con la mayoría a favor la destitución del mismo y el llamado a elecciones, por un lado, y terminar con los actos de violencia contra los manifestantes, por el otro.

Con filmaciones reales de los 93 días, testimonios de los mismos manifestantes y algunas entrevistas luego de finalizados los hechos, “Winter on Fire: Ukraine’s Fight for Freedom”  nos permite ver lo sucedido en aquellos días. Los enfrentamientos fueron reales, las imágenes de las muertes son reales, los disparos y la sangre fueron reales. El sentimiento, dolor y emoción al extremo que generan, también. Un ejemplo de como una población unida puede luchar por sus derechos y objetivos, sin importar de lo violenta que sean las represalias. Un documental muy emotivo, con imágenes muy fuertes, que todos deberíamos ver. 100% recomendado.

 

La educación prohibida (2012)

Queríamos terminar la nota con algo de producción nacional. Un documental con un increíble potencial y una inmensa producción que termina siendo desaprovechado. O al menos opacado por la forma en que termina siendo desarrollado. “La educación prohibida” nos centra en un problema de gran importancia y de carácter urgente en la Argentina (así como también en otros países, principalmente  latinoamericanos): la educación.

El modelo educativo actual tiene falencias gigantes, y se encuentra completamente obsoleto. La “escuela” se encuentra en una encrucijada de lo que quiere demostrar ser y lo que realmente es:

–          Quiere inculcar igualdad, y separa por estratos (colegios privados y colegios públicos) o separa entre los mismos alumnos gracias al sistema de calificaciones. Incluso separa dentro de las aulas favoreciendo el trabajo individual, sobre el trabajo en grupo.

–          Usa como discurso la importancia del alumno, cuando en realidad el mismo pasa a segundo plano y dicha importancia la toma el profesor, la autoridad del aula, la que dice cuando se habla y cuando no, la que ordena.

–          Siempre se tomó a la escuela como la encargada de enseñar, cuando en realidad el alumno no termina por aprender casi nada, solo memorizar concepto y cosas que por lo general no le sirven en la vida cotidiana. Estos son algunos ejemplos de los incontables que se muestran o se pueden mostrar, de como la educación contemporánea falla.

El documental pone en el eje de la discusión todos estos puntos críticos de la educación y además invita a un conjunto de profesores y  filósofos de otros países (abarcando casi toda Latinoamérica, e incluso España), que demuestran con fundamentos simples y fuertes las posibles soluciones a los mismos. Por otro lado nos muestran algunos sistemas educativos alternativos y funcionales, cuyos resultados son muy diferentes (y positivos) a los que se usan.

Pero, todo esto que parece muy bien planteado y escrito, termina haciendo agua con la incorporación de Gaston Pauls y un puñado de adolescentes (como alumnos) y adultos (como profesores), que con actuaciones paupérrimas y forzadas al extremo, destrozan todo el trabajo de investigación llevado a cabo y mostrado en cada parte del documental. Actuaciones completamente innecesarias. Actuaciones que, si tenemos en cuenta que el documental dura casi 2:30 horas (el otro punto a criticar del mismo), irán lentamente quitándonos las ganas de verlo.

Queda a decisión de cada uno verlo. Si hacemos a un lado los fuertes puntos negativos previamente citados, es un documental que nos muestra un panorama importante de la sociedad contemporánea, y una problemática grave a solucionar.

Anuncios