Game of Thrones S06E10: The Winds of Winter

got s0610

Tantos Spoilers como toneles de Fuego Valyrio.

En Argentina, y supongo que en Chile también, hubo un amplio debate en el seno de cada hogar. ¿Qué vamos a ver el domingo a la noche? ¿El final de temporada de Game of Thrones o la Final de la Copa América?

No creo que este texto llegue a expresar la magnitud de lo que ocurrió. Argentina, uno de los países más futboleros del mundo, se lo preguntaba. Obvio que con sorna en muchos. Pero la discusión, los chistes, los memes, se hacían eco de este fenómeno. Estas gracias esconden siempre una verdad.

La mera discusión ya es una suerte de revuelta cultural. Una serie de fantasía épica, con magos, caballeros y dragones le arrima el bochín a la Selección, con Messi en su pináculo, y borra de un plumazo la idea del nerd como desclasado. La sociedad se nerdizó.

Por supuesto, en la cuenta amplia, a la Selección la vieron masivamente. Tal vez otra hubiera sido la historia si HBO liberaba el capítulo para el abono básico.

Mi propio acervo cultural me puso en la disyuntiva, casi moral, de ver a mi Selección o ver a mi pasión. Prevaleció la sensación de que me es posible ver un capítulo de una serie grabado, pero me es imposible ver un partido entero si no es en directo. MALDITA SEA LA HORA: nunca más me pasa esto.

Toda la pirotecnia, efectividad, cojones, vértigo y locura que no tienen Higuain y Agüero, la tiene Cersei Lannister.

El capítulo tiene una estructura atípica. Arranca con una larga escena estructurada en base a un montaje alterno, donde vemos los preparativos de la mañana del juicio a Ser Loras. Posteriormente se esperaba el Juicio a Cersei.

7-things-you-might-have-missed-on-game-of-thrones-season-6-episode-10-1035843

Un viejo amigo siempre me dijo que al rival no hay que dejarlo sin escapatoria. Cersei es una mujer a la que han dejado acorralada. Y se sabe que un animal acorralado es peligroso. En un breve lapso de tiempo, perdió a su hija – que de alguna manera representaba un remanso, algo puro de lo que ocuparse-; perdió a su amante/hermano, cuando a Jaime lo mandan al cuasi destierro; perdió la capacidad de establecer una alianza con los Tyrrell, con la salida rauda de Lady Olenna; perdió el amor de su hijo Tommen, cooptado por el Gorrión Supremo y enceguecido por Margaery, y perdió la oportunidad de defenderse en Juicio por Combate, con la prohibición real de esta costumbre.

Se nos dijo y se nos recordó, una y varias veces, incluido el capítulo pasado, que el Rey Loco pensó en quemarlos a todos en Desembarco del Rey con fuego valyrio, casi sobre el final de la rebelión de Robert.

Varias veces también se nos hizo saber que el stock de líquido explosivo estaba disponible. Se nos plantó la lealtad de los pajaritos, los niños que antes reportaban a Varys y ahora quedaron en manos de Qyburn.

Todo ha sido prolijamente planeado, como en un policial. En un artículo anterior, les he hablado de los paralelismos en Canción de Hielo y Fuego, y en como cada personaje parecía repetir el destino de un antecesor. Cersei, claramente, emula al Rey Loco. Es ella quien finalmente ejecuta el acto de venganza más brutal. Un verdadero genocidio.

game_of_thrones_s06e10_great_sept_of_baelor

El montaje alterno, que de alguna manera emula al famosísimo alterno de la escena del bautismo en El Padrino, tiene su punto extático en la explosión del Septo de Baelor, con la corte en pleno, el Gorrión Supremo, la fe militante y parte de la población de Desembarco del Rey adentro.
El Gorrión Supremo peca de soberbio, descreyendo de la capacidad destructiva de Cersei. Es advertido por Margaery, pero fútilmente. Todo termina en llamas verdes. Dicho sea de paso, las mismas llamas que vio Bran en su mega-trip hace unas semanas.

Como epílogo, y al contemplar el horror desde su ventana, el Rey Tommen decide acabar con su vida. Fíjense lo buena que era Margaery en lo suyo.

game_of_thrones_s06e10_tommen_lannister

Cersei, volcada al lado oscurísimo de la fuerza, termina esta fase vestida de oscuro, en contraposición a los tonos claros y crudos de su estadía en prisión, torturando a la Septa Unella con el arma más brutal: Ser Gregor Clegane, que devela, de manera parcial, el misterio bajo el casco, y no parece ser la cabeza de Joffrey.

Finalmente, Cersei se autoproclama Reina. Jaime, en su llegada a Desembarco del Rey, sabe que su destino de repetición de la historia es el más trágico de todos. El repetirá su propia historia. El deberá morir defendiéndo a Cersei en una causa injusta, o matar a su Reina, a su hermana, a su amante.

Jaime venía golpeado. La cena con Walder Frey le dejó un sabor vomitivo en la boca. Entiende que la concepción popular, algo de lo que veníamos hablando hace rato, con la aparición de la troupe de actores, emparenta su figura trágica con la del detestable viejo. Algunos de estos personajes se preocupan por el legado. Por cómo serán recordados. En algún momento en la serie se hace referencia explicita a eso, con Jaime repasando el libro que cuenta vida y obra de los integrantes de la Guardia del Rey. En ese libro, su resumen de vida es poco más que espantoso.

game-of-thrones-winds-of-winter1

Walder Frey nos da la satisfacción de morirse, no sin antes probar la tarta de Hijos. Arya, camuflada, empieza a cobrarse las cuentas. Era de esperar que las capacidades ninja de Arya se manifestaran en algún momento. No las esperaba tan rápido, pero este capítulo acelera el paso en varios momentos.

En el terreno de lo francamente inesperado, tenemos una cumbre en Dorne. No esperaba ver Dorne de vuelta, ha sido tan fallida toda esa trama y tan maltratada en la serie, que pensé que tal vez se dejaría de lado, como al primo bardero que se emborracha en las fiestas.

game_of_thrones_s06e10_olenna_ellaria1

Las Serpientes de Arena convocan y reciben a Lady Olenna. Nuevamente, aquí chocan las líneas de tiempo. ¿Cuándo pasa esto? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que volaron el Septo? Además, en la reunión aparece Varys, quien había zarpado en el capítulo pasado desde Mereen, al otro lado del mundo, cuando todavía Olenna era la abuela de la Reina. Parece forzada esta escena. Sobre todo por los tiempos, la gran debilidad del relato original y de la serie.

Varys ofrece a Olenna una alianza en base a SANGRE Y FUEGO. El lema Targaryen. Históricamente, y recordemos aquí, una vez más, que la reiteración de la historia es uno de los temas de Juego de Tronos, los Tyrrell fueron los primeros en hincar la rodilla ante Aegon el Conquistador, primer Targaryen en Poniente.

Daenerys, en Mereen, se apresta para la conquista. Por consejo de Tyrion deja a Daario a cargo de la ciudad. La escena siguiente pone un ladrillo más en la noción de que Tyrion y Daenerys tienen una relación más allá del deber y no precisamente amorosa. Creció de manera natural. Podemos deducir que Varys tuvo algo que ver. Pero hay un cariño genuino entre ellos, que se corporiza cuando Daenerys oficialmente lo nombra su Mano. Tyrion, un cínico hasta ahora, se muestra movido, hasta emocionado.

Daenerys, en toda su ingenuidad, es una reina a la que vale la pena seguir, en un mundo lleno de aspirantes horribles. Está movida por un  misticismo ciego, y la idea de que está predestinada por sangre a reinar en Poniente. Esto, que sería difícil de tolerar para un personaje como Tyrion, se ve contrapesado por su postura inquebrantable a favor de ciertos derechos humanos básicos. Y de esos tres dragones, fascinación del pequeño desde pequeño.En la puesta en escena, extrañamente se los ve igualados. No es una elección azarosa.

game-of-thrones-winds-of-winter

Zarpan a Poniente con la flota Kraken; la siguen los inmaculados, los Dothraki y los Dragones. La espera una alianza con Dorne y con Altojardín. En el trono, una desquiciada como Cersei. Y no hay más aspirantes serios. Salvo Baelish. Nunca tuvo tantas chances Daenerys.

got-s06e10-dany-on-ship

Sam llega a la Ciudadela. Aquí sí que los Diseñadores de Arte dieron en el clavo de lleno. Es tal como imaginábamos todos, y tiene un aire a Gondor. Los Maestres están bastante desactualizados. Si no saben que el Viejo Oso murió y que Jon fue Lord Comandante, entonces no tienen idea de nada de lo que pasa en el Norte. Es raro, puesto que la Hermandad sin Banderas, en el capítulo de la semana pasada, estaba al tanto del horror que marcha hacia el muro. Los maestres se suponen Guardianes del conocimiento y de la Historia de Poniente. Esperamos que sirvan a la causa, sino el viaje de Sam será al divino botón.

En el Norte extremo, el tío Benjen se despide de Bran y de Meera. No puede pasar el muro. Se nos recuerda que la pared de Hielo no es solo una estructura, sino que contiene magia en sus cimientos. Inscripciones que impiden a los Muertos pasar. Una suerte de runas.

A Bran solo le queda mandarse una cagada: terminar con la protección mágica del Muro. No tengo dudas que será el responsable. Frente a un árbol corazón, vuelve a realizar la conexión psíquica. Este mecanismo tiene un resabio a Avatar ¿no? Pues bien, Bran vuelve a la Torre de la Alegría. Sube las escaleras con su padre y encuentra a su tía Lyanna en cama, atendida por sus ayudantes de cámara. Acaba de parir, y fue un baño de sangre. Al oído, Lyanna le pide algo a Ned. No escuchamos nada, salvo que “Si Robert se entera…”.

La confirmación de que Jon es, finalmente, hijo de Rhaegar y Lyanna es oscura. No se da de manera taxativa. El revelador de información es el más indirecto posible. Un corte desde un primer plano del bebé, al primer plano de Jon. No sabemos qué le dijo Lyanna a Ned. ¿Quién puede confirmarlo? El personaje presuntamente importante, que solo ha aparecido en el flashback de la Torre de la Alegría: Howland Reed.

El padre de Meera y Jojeen es nombrado como el amigo más fiel de Ned, y el banderizo fiel de los Stark. Desapareció de la acción y lo suponemos vivo. Es el único que puede decirle a Jon la supuesta verdad, más allá de Bran, por supuesto.

Ser Davos y Melisandre tienen su confrontación final: la muerte de Shireen es la línea que el Caballero de la Cebolla no cruza. Jon apoya a Davos, y de paso se apoya a si mismo, deshaciéndose de la Sacerdotisa Roja: le había pedido que si moría de nuevo, no lo resucitase, algo a lo que Melisandre no había accedido.

game_of_thrones_s06e10_melisandre_jon_snow

Jon actúa impartiendo justicia, tal es la costumbre de los Lords. No ha sido ungido todavía, y no parece tener intenciones de serlo.

Meñique aborda a Sansa, metiendo un poco de cizaña. No se sabe hasta qué punto Sansa es permeable a la influencia de Meñique, aunque manifiesta que no se debe confiar en él, siempre parece tentada a seguirlo. Meñique manifiesta su voluntad ante Sansa, de llegar al Trono de Hierro, y llevarla a su lado.

maxresdefault2

Sansa es la única debilidad real de Meñique. Tal vez Sansa, que como ya he dicho aquí, es uno de los personajes con construcción más paciente, esté explotando esta debilidad de Baelish. Pero, francamente, es inescrutable su camino. Jon pide a Sansa confianza mutua, y hasta le deja el camino libre para ser la Guardiana del Norte. Pero Lady Mormont tiene otras intenciones.

Las reuniones en el Norte son temperamentales. Jon les pide apoyo para la Guerra que se viene desde Más Allá del Muro. Los señores norteños se hacen los giles con maestría. La niña Mormont, que logró en solo 4 escenas ser uno de los personajes favoritos de casi todos los espectadores, pone en su lugar a Lord Manderly, Lord Glover y Lord Kerwin. Pero no se queda aquí. En uno de los mejores discursos que dio la serie dice:

“La casa Mormont recuerda. El norte recuerda. No conocemos más Rey que el Rey en el Norte, cuyo nombre es Stark”

Acto seguido, el Norte proclama a Jon como Rey. Sophie Turner pone en juego toda su capacidad actoral en una escena que no nos deja deducir si está feliz, decepcionada, tentada por Meñique o todas las cosas al mismo tiempo. Revean la escena. Fíjense sus diferentes microgestos, mientras mantiene la regia postura. Sansa se ha convertido en Meñique. Su juego es inescrutable. Su vocación de poder puede ser voraz.

king-in-the-north

Juego de Tronos pone a todos sus personajes femeninos en ronda consagratoria. Daenerys, Cersei, Lady Olenna y las Serpientes, Sansa y Lyanna Mormont son los ejes centrales de lo que viene. El juego por el Trono de Hierro se ha reavivado súbitamente. Mientras, perdimos de vista a los Caminantes Blancos. En la séptima temporada esta realidad deberá golpear las puertas del Norte.

El cliffhanger de la temporada no es tan poderoso como el de las anteriores. Tal vez tenga que ver esto con la inminente publicación de Vientos de Invierno. Es más bien una renovación del tablero.

La temporada se merece un análisis general en los próximos días. En mi humilde opinión, deberían haber concentrado en 7 capítulos la acción, tal como harán con la próxima. No obstante eso, en estos meses hemos tenido más revelaciones y avances que en años. Y 3 o 4 capítulos de gran nivel (recuerdo ahora Hold the Door, The Battle of the Bastards y The Winds of Winter.)

Como dije hace un par de artículos: entramos en el último acto de una ficción que sentíamos infinita. Cierran tramas, mueren personajes y se develan misterios. No tengo dudas de que el futuro de Game of Thrones nos deparará momentos muy oscuros, pero de alguna manera, lo importante es el camino. Y hasta ahora ha sido maravilloso, en el profundo sentido de esa palabra.

Valar Morghulis. Hasta el año que viene.

Anuncios