El Ministerio del Tiempo, de lo mejor de la televisión española

imagen-destacada-ministeriodeltiempo

Los fanáticos de las series centramos nuestra atención principalmente en Estados Unidos, un país que entre sus cientos de producciones anuales nos trae algunas de las mejores cada año. Pero desde hace un tiempo hemos visto como crecía el interés por las series de otros países, especialmente las europeas, y nos dábamos cuenta que hay vida más allá de USA. Es por ello que hoy me gustaría recomendaros una ficción que ha tenido mucha repercusión en el último año y que una servidora valora como la mejor serie española en emisión: El Ministerio del Tiempo.

¿Y de qué trata? El Ministerio del Tiempo nos narra la historia de una institución gubernamental secreta con agentes que se dedican a viajar al pasado a través de unas puertas con la intención de que la Historia no cambie. Los últimos reclutas son Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda), soldado del s.XVI, Amelia Folch (Aura Garrido), una de las primeras universitarias de España de finales del s.XIX y Julián Martínez (Rodolfo Sancho), un enfermero del s.XXI.

ministeriodeltiempo1

Como veis, se trata de una historia de ciencia ficción (o más bien fantasía), algo muy poco usual en España y que le aporta mayor valor. Aunque también supone todo un reto ya que los viajes en el tiempo se deben plantear con mucho cuidado para no caer en errores. Ya hubo polémica durante la primera temporada pues los espectadores no entendían por qué no se podía viajar al futuro pero tal como explicaron los creadores y uno de los personajes durante el primer capítulo, “el tiempo es el que es”, se va creando un camino y de momento el 2015 en la primera temporada y el 2016 en la segunda son el presente y la barrera no se puede rebasar. Una explicación insuficiente pero no hay que darle más vueltas porque al fin y al cabo no se trata de Looper, no se trata de teorizar durante horas sobre las paradojas pues estamos ante una serie de fantasía y magia más que de ciencia.

Además de restricciones temporales, también las hay de espacio ya que solo se puede viajar por España. Al tratarse de un ministerio secreto de este país solo se encuentran puertas en este territorio aunque veremos más adelante que los estadounidenses tienen también sus formas de viajar, creando así una trama de villanos muy interesante. Por otro lado, esta restricción espacial hace que los capítulos estén centrados en la Historia de España, algo que puede echar para atrás a la gente de otros países pero no debéis preocuparos ya que se puede seguir fácilmente y aprender porque tiene un componente didáctico. No todos los españoles conocen todo de la Historia de su país, eso lo saben muy bien los guionistas, y por ello cuando se habla del Empecinado o de Agustín de Arguelles, algunos de los personajes ya se encargan de explicarles a los otros personajes y al espectador de quiénes se tratan. Por lo que en cada capítulo aprendemos muchísimo sobre Historia.

ministeriodeltiempo3

Evidentemente también nos encontramos con personajes ilustres (y no tan ilustres) de la Historia y la Cultura como Franco, Isabel la Católica, Federico García Lorca o Cervantes. Además hemos podido ver también a personajes como Hitler, que estuvo de visita a España, o a los combatientes de Filipinas durante la Guerra de Cuba, por lo que la serie no se queda demasiado encerrada e intenta expandirse siempre que puede con personajes y localizaciones internacionales. Incluso en uno de los capítulos se viaja a Nueva York para tratar con Houdini. Asimismo, por el Ministerio del tiempo han pasado actores y directores de gran fama en España. Nuevas incorporaciones al elenco o estrellas invitadas como Hugo Silva, Elena Furiase, Michelle Jenner, Alexandra Jimémez, Fernando Cayo, Victor Clavijo o Carlos Hipólito. Además de sumarse como directores invitados Paco Plaza (REC) o Javier Ruiz Caldera (Anacleto agente secreto) o guionistas como Borja Cobeaga y Diego San José (Ocho Apellidos Vascos), entre otros.

De igual manera, nos encontramos que la comedia está muy presente en todos los capítulos y se trata de un tipo de humor muy español, con chistes sobre los funcionarios, la crisis, la corrupción o la picaresca. Y también se utiliza el choque cultural de los protagonistas en clave de humor pues personajes como Alonso, que viene del s.XVI, no saben lo que es el ADN o el móvil. Recursos simples para hacerte reír pero a la vez muy efectivos. Y es que como veremos a lo largo de las dos temporadas, el género fantástico está muy presente pero también lo cotidiano. Como explica Javier Olivares, uno de los creadores, el Ministerio del Tiempo es como el cine de Berlanga, con un toque “castizo” y costumbrista pero sin perder la ironía. Nunca llega a ser rancio, desfasado y evidentemente también hay muchas referencias a la cultura pop como el famoso “Yippee-ki-yay” de Die Hard, el “Sayonara, baby” (“Hasta la vista, baby”) de Terminator o muchas otras a la trilogía de Back to the Future. Obviamente también nos encontramos con multitud de referencias a Doctor Who, uno de los referentes y fuente de inspiración más claro de la serie.

ministeriodeltiempo2

Como vemos, se trata de un tipo de serie muy local pero disfrutable por gente de otros lugares y fácilmente exportable ya que se puede hacer un remake con la Historia del propio país. Y eso habrán pensado en Estados Unidos, que han preparado para este otoño Timeless, una serie de la NBC con un argumento sospechosamente parecido al de la española. Se trata de una patrulla secreta compuesta por una profesora de historia (en vez de una universitaria), un científico (en vez de un enfermero) y un militar (en vez de un soldado del s.XVI) que debe viajar en el tiempo para evitar que la historia sea cambiada.

Tenemos aventura, ciencia ficción, fantasía, Historia, referencias pop, humor… Y también mucho sentimiento. Las emociones de los protagonistas tienen también un papel muy importante aquí pues no se trata solo de pasarlo bien y de cumplir las misiones sino que cada uno debe afrontar con sus problemas: el intentar cambiar el pasado para salvar a la persona que amas, el descubrir cuándo vas a morir, el hacer ver que estás muerto y no poder contactar con tu familia… Cada uno tiene sus dilemas y los guionistas han conseguido que los personajes sean tridimensionales y nos preocupemos por ellos.

Como ya he comentado, la Historia está muy presente y se trata una época en cada capítulo.  “¿Por qué hacer una serie de época, pudiendo hacer una serie con TODAS las épocas?” se preguntó Pablo Olivares, y la verdad es que ese es uno de los puntos fuertes de la serie. Igual que la mezcla de géneros, que se ha visto todavía más explotada durante esta segunda temporada en la que hemos podido ver thriller o terror. El Ministerio del Tiempo ha sabido combinar de forma magistral lo épico con el drama, el humor y la fantasía. Además en esta segunda temporada se ha dado más relevancia a secundarios como Velázquez o la secretaria Angustias, dándonos algunas de las mejores escenas cómicas. De igual manera, la inclusión del actor Hugo Silva como “Pacino”, un policía de los años 80, le ha aportado muchísima frescura siendo muy alabado por los espectadores.

ministeriodeltiempo4

Los creadores han sido muy inteligentes fomentando la participación e interacción con los fans, los cuales se hacen llamar ministéricos, y que han tenido mucha repercusión en las redes sociales. Hay que destacar la multitud de contenido transmedia pues a partir de la serie se ha generado material que ha ampliado el universo más allá de la televisión. A lo largo de estas dos temporadas hemos podido ver Los archivos del Ministerio, un making of de 30 minutos que se emite al final de cada capítulo que nos explica las claves de cada episodio, o también La puerta del tiempo, un programa online en el que aparecen los actores hablando sobre sus personajes, respondiendo preguntas de los fans, etc. Incluso tenemos un foro de debate para que los usuarios puedan hablar sobre cualquier aspecto de la serie. También hay un grupo exclusivo de Whatsapp que crearon el año pasado y en el que diferentes seguidores, una vez que han pasado un test, entran en el grupo y visualizan contenido en exclusiva o la cuenta privada de Instagram sólo para ministéricos en la que vemos qué agente del ministerio estaba cuando sucedió algún hecho importante de la Historia de España. Asimismo, puedes conseguir un certificado de ministérico oficial con tu nombre o puedes interactuar con los personajes a través de sus cuentas ficticias de Twitter. Pero la cosa no se queda ahí, tenemos una Intranet para funcionarios del Ministerio que debes acceder con una contraseña que te proporcionan a través de las redes sociales.

De igual manera, los fans han sido muy activos también y han creado fanarts, parodias o incluso juegos de rol y de mesa. Pero eso no es todo porque en esta segunda temporada han añadido una webserie en la que Angustias , la secretaria del Ministerio, habla sobre su vida privada y sobre lo ocurrido en cada episodio. O el podcast de Julián titulado “Tiempo de Valientes” en el que nos habla de su día a día, como si de un diario personal se tratara. Tenemos también una tienda online en la que puedes comprar merchandising diseñado por fans. O una newsletter a través de Telegram con contenido exclusivo y en el que se podrá usar stickers de la serie. Incluso se han publicado varios libros, el más reciente titulado “El tiempo es el que es” y en él se cuentan 3 nuevas historias. Aunque sin duda lo más interesante es el capítulo interactivo de realidad virtual, el primero del mundo.

Si Crematorio ya fue la prueba de que en España se puede hacer una ficción televisiva adulta, crítica y arriesgada, con El Ministerio del Tiempo ha quedado demostrado que también se puede hacer una serie de fantasía divertida y entretenida, con multitud de referencias y contenido transmedia. Estamos pues ante una obra que a pesar de su bajo presupuesto ha sabido sacar el máximo partido a sus guiones, cuidar el desarrollo de sus personajes e incluso sus títulos de crédito, que podéis ver más arriba. Por si esto fuera poco, esta serie que se emite en la televisión pública ayuda a los jóvenes y no tan jóvenes a conocer más sobre la Historia y la Cultura del país. De dos temporadas y 21 capítulos se compone El Ministerio del Tiempo y de momento la renovación por una tercera temporada está en al aire. Habrá que esperar para conocer si los ministéricos podremos seguir disfrutando de nuevas aventuras.

Anuncios