Reseña: Blindspot – Temporada 1

Hace un par de días terminó lo que fuera la primera temporada de Blindspot, y desde “la 24” queremos comentarte en este pequeño análisis lo que nos dejó en estos 23 episodios que pasaron.

Para que sea más fácil ubicarnos en tema, vamos a ponernos en situación por un momento: imaginen que una noche despiertan en medio de una calle, dentro de un bolso, completamente desnudos, con el cuerpo enteramente cubierto de tatuajes y no recordando absolutamente nada de toda su vida o su pasado, hasta ese momento. Ni siquiera algo tan simple y básico (pero si lo pensamos bien, determinante) como recordar quienes son.

Bueno, exactamente eso es lo que le sucedió a Jane Doe – Jaimie Alexander – (nombre genérico brindado por el FBI), en el mismísimo comienzo de Blidspot que se estrenó allá por Septiembre del año pasado, lo que la convertiría automáticamente en el personaje principal y eje central de la misma.

 

Qué vemos cuando vemos Blindspot

La serie es bastante simple a nivel superficial, pero lo interesante de la trama va más allá, un par de capas más abajo, y estará compuesta por una maraña de traiciones, secretos y operaciones militares/del gobierno que lentamente saldrán a la luz.

Todo irá girando alrededor de los tatuajes de Jane, los cuales en cada capítulo irán develando secretos o datos necesarios para la resolución de casos particulares que irán siendo derivados sistemáticamente al FBI. El primero de ellos al que se le prestó atención, allá por el momento 0 del primer episodio, no solo por la significancia, sino también por su tamaño fue el “KURT WELLER FBI” gigante en la espalda de Jane, va a determinar desde ese primer momento de la serie el rumbo que va a tomar la misma. Desde allí y en adelante, Weller – Sullivan Stapleton – y su equipo, a cargo de Bethany Mayfair – Marianne Jean-Baptiste -, adoptarán a Jane, la cual lentamente irá empezando a ganar un lugar en el equipo, no solo por la importancia de su cuerpo para las misiones, sino de habilidades que la misma posee, que irán descubriéndose con el correr de los episodios, algunas de las cuales son: Perfecto conocimiento de múltiples idiomas, excelentes habilidades de combate cuerpo a cuerpo y con armas, agilidad, pensamiento táctico, etcétera, etcétera.

Al mismo tiempo de ello, Jane irá descubriendo (o mejor dicho recordando) fragmentos de su pasado, que junto con las evidencias físicas (99.9% de coincidencia del ADN, misma cicatriz en la espalda, edad) la irán ligando más y más a Taylor Shaw, una niña que desapareció misteriosamente 25 años atrás, la mejor amiga de Weller, y la irán acercando personal y emocionalmente a Kurt, surgiendo un lazo entre ellos que se irá fortaleciendo lentamente, y a la vez unirá los integrantes de la familia Weller con su padre, el cual fue culpado 25 años atrás de la Muerte de Jane, ahora “supuestamente” limpio de sus culpas.

El equipo del FBI se completará con:

Patterson – Ashley Johnson -, el cerebro del grupo, brillante e inteligente, será la encargada de ir descifrando los tatuajes de Jane y a la vez la encargada de brindar el apoyo intelectual en todas las misiones del equipo;

Tasha Zapata – Audrey Esparza -, el otro miembro femenino del equipo, una agente con un pasado bastante particular, que se puso como objetivo principal de vida llegar algún día a ser como Mayfair, habilidosa en combate y principal confidente de Reade;

Edgar Reade – Rob Brown – además de poseer grandes habilidades de combate, también parece ser uno de los pocos con un pasado “limpio”. Cometerá el error de involucrarse emocionalmente con la hermana de Kurt, Sarah.

 

Qué NO vemos cuando vemos Blindspot

Lo más interesante de Blindspot, es lo que sucede debajo de la alfombra, lo oculto, lo misterios. Aquello que se irá develando a cuentagotas con el correr de los episodios. El verdadero hilo conductor de la serie.

Todo tiene que ver con la pregunta más importante que Jane se hace a principio de la serie. ¿Quién le hizo los tatuajes y por qué? A medida que pasan los episodios iremos descubriendo la respuesta (al menos en parte) a dicha pregunta, de la mano de un grupo de Ex-Agentes de diferentes agencias, que tiene como objetivo (al menos lo que se conoce hasta el momento) develar secretos “turbios” de muchas agencias dentro de las cuales se encuentra el FBI, y de agentes con pasados sucios, con el supuesto fin de “limpiar” la misma. Dentro de este marco existe un par de nombres que empezaremos a escuchar e irán haciendo eco en los últimos episodios: ORION y Proyecto DAYLIGHT. No sabemos por el momento bien que son, y a pesar que algunas pistas develadas en el último episodio de la primera temporada nos acercan un poco, ORION sigue siendo una incertidumbre, solo sabemos que la primera fase es la de sacar a la luz las mentiras ocultadas por el FBI y la CIA, y desenmascarar a sus líderes. Por otro lado, Proyecto DAYLIGHT es un proyecto que gira en torno a las autoridades más importantes del FBI, CIA, entre otros, y que se centra en movilizar información confidencial y privada entre las diferentes organizaciones en cuestión.

A medida que pasan los capítulos Jane comenzará a descubrir que parte de su identidad y de las respuestas que busca, estarán ligadas a éste grupo, en especial a Oscar – François Arnaud -, que parece ser el líder del grupo (o al menos el que maneja visualmente los hilos), que le develará muchísima información de su pasado inmediato a Jane, de su verdadera misión, de ella misma incluso y de los porqué a todas sus preguntas, a cambio de cumplir pequeñas misiones para él. Así Jane irá convirtiéndose en una especie de doble agente, poniendo en peligro su seguridad y la de los miembros del FBI.

Momentos finales y verdades develadas. Incertidumbre.

Todo avanza de manera tranquila y ordenada durante la mayor parte de la serie, hasta que llegando al final de la temporada se desata el verdadero desenlace de la misma. La atmosfera de suspenso e intriga que se genera alrededor de los últimos episodios es fabulosa, y nos mantiene pegados a la pantalla constantemente.

Se van a develar muchos misterios sobre Jane, parte de la verdadera naturaleza de ORION y encontraremos a nuestra heroína en frente de una decisión, quizás la más importante de su vida: TRAICIONAR A SUS NUEVOS Y VERDADEROS AMIGOS, O TRAICIONARSE A ELLA MISMA. Nada va a salir como lo esperamos, y a pesar que muchos de los secretos se develan  y momentáneamente el panorama parece aclararse, la temporada va a terminar más enredada de lo que empezó, sin finales felices, para nadie.

Todo termina de manera cíclica, y a pesar de las respuestas que teníamos hasta el final, la duda inicial regresa al centro de la cuestión: ¿QUIÉN ES JANE DOE?

Conclusiónes finales

 

La primera temporada de Blindspot demostró bastante buen nivel. Empezó y terminó llena de intrigas, y nos deja enganchado y esperando lo que pueda venir. Repleta de acción y escenas de combates muy bien logradas. Sin dudas, del arsenal de series que hay dando vueltas, es una buena opción para ver. A pesar de un par de detalles que nos quedan haciendo ruido en la cabeza, que esperamos resuelvan a comienzos de la próxima temporada, la serie muestra buenas cualidades. Los personajes se encuentran bastante bien logrados y nos enganchan con la historia. Los interrogantes y misterios nos mantienen unidos constantemente a la serie, y el desenlace es sorprendente. Nunca lo imaginamos como realmente sucedió. Con la ya confirmada temporada 2, esperamos que la serie siga en crecimiento. Ahora solo nos queda tener paciencia hasta que vuelva.

Desde este humilde espacio, le damos un pulgar arriba y la recomendamos. Para el que no la vio todavía, acá el tráiler de la misma, y sepan de qué hablamos cuando hablamos de Blindspot.

Anuncios