Despidiendo The Good Wife: 10 razones por las que deberías darle una oportunidad

imagen-destacada-thegoodwife

Una serie titulada “la buena esposa” con una trama sobre abogados suena aburrido y más si la emiten en CBS, un canal con pocas series brillantes y que destaca principalmente por sus aburridos procedimentales. ¿Y aquí tenemos un procedimental más? Pues no. No os dejéis engañar por las apariencias pues The Good Wife, que terminó el pasado 8 de mayo tras 7 temporadas, es una de las mejores series de los últimos años. Sin duda estamos habituados a utilizar términos como “sobrevalorado” o “infravalorado” con mucha ligereza pero la mayoría que le hayan dado una oportunidad a esta serie estarán de acuerdo que la repercusión que tiene no es acorde con su calidad. Evidentemente no tiene los grandes presupuestos de HBO por lo que no esperes una puesta en escena espectacular. No la necesita ya que con su exquisito guion y su plantel de protagonistas y secundarios le basta.

¿Y de qué trata? Alicia Florrick (Julianna Margulies) es un ama de casa que decidió dejar la abogacía para dedicarse enteramente a su familia pero que deberá volver a ejercer después de que su esposo y fiscal del condado Peter Florrick (Chris Noth) sea encarcelado por una trama de corrupción y escándalo sexual.

Si sigues teniendo dudas aquí os dejamos 10 razones por las que ya estás tardando en ver The Good Wife.

 

thegoodwife1

1. Alicia Florrick

Nuestra protagonista se mantendrá al lado de su esposo, dándole apoyo incluso después de conocer que su marido ha estado con prostitutas. Una actitud arcaica que seguramente muchos no entenderán pero la gracia de la serie reside en ver la evolución de “Santa Alicia”, ver cómo coge las riendas de su vida y se hace camino en un mundo en el que a priori parece no encajar pues tiene una idea muy idealizada sobre la abogacía que irá perdiendo a medida que pasen los capítulos. Podremos ver ese cambio en su actitud pero también en su estilismo, que pasará de “madre-ama de casa-esposa” a “abogada de éxito-mujer independiente”, con vestidos cada vez más atrevidos y más variados. Porque la serie es muy elegante pero también muy sexy.

 

2. Las mujeres

En The Good Wife nos encontramos con un gran cast de personajes femeninos que demuestran que para ser interesante no necesita ser fuerte en el sentido tradicional. Que lloren, duden y amen no las hacen menos interesantes sino que las hacen más tridimensionales, más realistas. Porque lo importante no es ser fuerte sino la variedad: Kalinda es una investigadora muy eficiente que utilizará sus encantos para conseguir respuestas y que no durará en destrozar tu coche con un bate si la cabreas; Diane es la socia de una firma de abogados, con unos ideales demócratas muy claros y cuyo objetivo en la vida es triunfar en su oficio. También tenemos secundarias como la hija de Alicia, la alocada abogada Elsbeth Tascoini o las abogadas rivales de otras firmas de abogados, todas ellas con personalidades diferentes y muy bien definidas.

thegoodwife2

3. Grandes personajes

Encontramos secundarios de lujo como Eli Gold (Alan Cumming), el asesor de campaña de Peter que manipulará para lograr los objetivos políticos además nos traerá algunos de los momentos más divertidos pero que se acabará convirtiendo también en un leal compañero. Cary Agos (Matt Czuchry), que empieza siendo un joven abogado de Harvard muy competitivo con Alicia, se acabará convirtiendo con uno de los abogados más honestos, siendo otra de las grandes evoluciones de la serie. Pero nos encontramos también con otros robaescenas como Colin Sweeney (Dylan Baker), un rico muy excéntrico, sádico pero también divertidísimo y sarcástico que han debido de ayudarlo en más de un caso de asesinato. También está Louis J. Canning (Michael J. Fox), un abogado que aprovecha que padece Parkinson para dar pena y ganar juicios y que, pese a tener una moral muy diferente a la de Alicia, siempre ha querido que ella trabaje para él.

 

4. Secundarios y cameos

Pero incluso aquellos que solo han aparecido en momentos esporádicos han sabido brillar. Tenemos a Patti Nyholm (Martha Plimpton) que utiliza a sus hijos para ganarse la simpatía de sus rivales y los jueces o Nancy Crozier (Mamie Gummer) que hace ver que es una inocente chica de pueblo para manipular a la gente. Hasta los jueces tienen una personalidad definida: tenemos el juez Abernaty (Denis O’Hare) con fuertes ideales y que siempre defiende las buenas causas como por ejemplo donar sangre o la jueza Lessner, que obliga a todos los abogados a dar sus argumentos diciendo siempre “in my opinion” (en mi opinión). También nos encontramos con grandes estrellas invitadas como Matthew Perry (Friends), John Noble (Fringe), Carrie Preston (True Blood), Titus Welliver (Perdidos), Stockkard Channing (Grease), Jerry Adler (Los Soprano), Mike Colter (Luke Cage)…

 

5. Ni buenos ni malos

No te pintan la ley como algo maravilloso como si de una serie de Aaron Sorkin se tratase ni de una forma despiadada y cínica como si fuera un spin-off de House of Cards o Damages. Aquí estamos en un punto medio y te ayudan a ver que los abogados en vez de buscar simplemente la verdad deben encontrar la estrategia que mejor les funcione para ganar, intentar encontrar pruebas que les ayuden e intentar derribar las estrategias de los rivales. Además hemos visto como algunos de los clientes a los han tenido que defender eran capos de la droga o fetichistas con tendencia al asesinato.

thegoodwife3

6. Actual y sin miedo

The Good Wife, una serie que se emite en abierto en EEUU, no tiene miedro en mostrar escenas de sexo pero sobre todo no tiene problema en tratar temas muy delicados. Se ha basado en varios casos reales y además ha sabido abordar temas sensibles como el aborto, las escuchas del gobierno (NSA), la religión, el matrimonio homosexual, el racismo, la pena de muerte o Siria. Además ha sabido estar al día de la realidad que nos rodea y ha presentado casos como el del bitcoin (la moneda virtual), de algoritmos de buscadores de Internet (la empresa ficticia Chumhum como un claro ejemplo de Google), drones, Anonymous, Wikileaks, Snowden, las protestas de Wall Street…

7. La trama política

Además de presentarnos la abogacía desde una perspectiva interesante, en la serie vemos muy de cerca cómo funciona la política. Primeramente nos muestran lo que es estar en un cargo (fiscal del condado) tratando temas como la ética, la corrupción, grandes empresas que intentan conseguir favores a cambio de dinero y escándalos de todo tipo. De igual manera veremos cómo funciona una campaña electoral desde el coordinador de campaña, pasando por los voluntarios, y mostrándonos lo que significa prepararse para los debates, el intentar conseguir fondos o las artimañas para desestabilizar al oponente. Nuevamente logran presentarnos una trama política de una forma muy amena sin que se haga aburrida en ningún momento, incluso para los espectadores que no son fanáticos de la temática.

8. El humor

Un drama sobre abogados no tiene que ser aburrido ni mucho menos cargado de dramatismo. The Good Wife se ha caracterizado por tener un ritmo bastante rápido, enganchando al espectador desde el principio pero además ha sabido utilizar muy bien el humor, el sarcasmo y las frases lapidarias. Eli Gold tiene muchos momentos de humor brillante pero sin duda el mejor personaje en ese sentido es Elsbeth Tascioni, una excéntrica abogada con problemas para concentrarse pero que sabe aprovechar cualquier resquicio de la ley y termina demostrando que es brillante en su trabajo. Tampoco debemos olvidarnos de la divertidísima escena de la tercera temporada (¡OJO, pequeños spoilers!) o de cuando los trabajadores frikis de la NSA se envían entre ellos vídeos de cabras.

 

thegoodwife4

9. Los ascensores

Los inicios de la serie con la música y el fade-in (o fundido) desde negro se han acabado convirtiendo con el paso se los capítulos en una seña de identidad. Incluso los cambios en el opening, variando en casos puntuales la imagen y la banda sonora. También ha sabido jugar con el espectador con los títulos de los capítulos: una palabra en la primera temporada, dos en la segunda, tres en la tercera, cuatro en la cuarta, tres en la quinta, dos en la sexta y una en séptima. Pero si algo ha sabido aprovechar y hacer suyo The Good Wife han sido los momentos en el ascensor. Hemos podido ver en otras series o películas cómo aprovechan este espacio para mostrarnos hechos importantes pero nunca de una forma tan icónica como en The Good Wife. Ha sabido mostrar reconciliación, pactos, pasión, humor…

 

10. Sus giros

La serie ha sabido evolucionar y no se ha quedado estancado repitiendo siempre la misma fórmula. Ha habido cambios de bufete, nuevas campañas electorales, cambio en las relaciones entre personajes… Además uno de esos grandes cambios nos trajo uno de los episodios más memorables (5×05 “Hitting the Fan”) con 45 minutos de pura tensión. Ha tenido que sobreponerse además a la marcha de personajes y lo ha sabido sobrellevar de una forma bastante acertada. De igual manera, no ha habido capítulos de relleno pues como hemos comentado en el punto 6, los guionistas nos han traído casos semanales de lo más interesantes, haciendo que la trama central fuera igual de interesante que la episódica.

Aprovecha que la serie ha terminado recientemente y trágate las 7 temporadas del tirón, seguro que no te decepcionará.

Anuncios