Las mejores películas españolas del 2015

El 2015 ha sido un año bastante flojo para el cine español, o al menos esa ha sido mi percepción. Eso no significa que no haya habido interesantes películas, además con diferentes temáticas y géneros, como las que os traigo a continuación:

Truman: la amistad

truman

Muy merecidamente fue la triunfadora de los premios Goya (los Oscar españoles) ya que para mí es la mejor película española del año pasado. Si algo caracteriza a Truman es su humanidad, pues ésta se llega a plasmar hasta en el personaje del perro. En 2012 Cesc Gay hizo Una pistola en cada mano, una película coral sobre el amor. Aquí es una historia de dos amigos y un perro, un relato sobre la amistad. También sobre las duras decisiones que hay que tomar en situaciones complicadas, sobre las incomodidades, sobre el perdón, el agradecimiento, las despedidas. Dentro de la aparente sencillez hay muchas capas y combina perfectamente el drama con la comedia.

Se aleja muy inteligentemente de los dramas lacrimógenos. Te llega al corazón sin forzarlo, apuesta más por lo sutil e intimista. Ricardo Darín (El secreto de sus ojos) y Javier Cámara (Hable con ella) tienen una gran química en pantalla, sin ellos y sin un guion tan redondo la película no habría llegado a la excelencia.

La novia: la pasión

lanovia

Basada en la obra de teatro de Federico García Lorca “Bodas de sangre”, esta película se centra en el triángulo amoroso entre La Novia, El Novio y Leonardo. Es pura poesía visual y aunque es menos pretenciosa de lo que me temía, no será del gusto de todos. Un juego de miradas, gestos y coreografías con la familia, la pasión y el romance trágico como tema central y con los paisajes áridos de fondo. Todo ello acompañado perfectamente por una banda sonora de Shigeru Umebayashi, habitual de Wong Kar-Wai, y por canciones que aparecen en “Bodas de sangre” u otras obras de Lorca.

No hay nombres propios aparte de Leonardo, todos son La Novia, El Padre de, La Madre, La muerte… Y a pesar de que los personajes están ya de por sí demasiado definidos, todos resultan interesantes aunque destacan por encima del resto las actuaciones de Inma Cuesta (La Novia), Álex García (Leonardo), Asier Etxeandía (El Novio), Luisa Gavasa (la madre del novia) y Carlos Álvarez-Novoa (el padre de la novia). Todo ello acompañado por una brillante dirección de Paula Ortiz y una exquisita fotografía de Migue Amoedo.

A cambio de nada: la picaresca

acambiodenada

El primer trabajo detrás de las cámaras del actor Daniel Guzmán es una película que se basa en lo picaresco. Pero desde un punto de vista tierno y muy humano pues la rebeldía del joven protagonista se debe a los problemas que hay en casa. Lo más importante es lo totalmente creíble que resulta, con diálogos muy auténticos y próximos, sin artificios. Es un reflejo de la sociedad actual y es de esas películas costumbristas enfocadas en jóvenes con problemas que viven en pequeños barrios marginales del estilo de El bola o 7 vírgenes.

Para que la película funcione es fundamental la perspectiva que le ha querido dar el director pero también el trabajo de un vivaz Miguel Herrán, de un fiel Antonio Bachiller, de un divertido Felipie García Vélez y de una entrañable Antonia Guzman (abuela del director). La mayoría de los actores hacen su primer papel en esta película y se palpa en su autenticidad.

B: la corrupción

b

Basada en la transcripción de la declaración de Bárcenas a la Audiencia Nacional el 15 de junio de 2013, B es la película que nos muestra el momento clave del Caso Bárcenas y su famosa caja B, uno de los casos de corrupción más famosos de los últimos años en España. Está dirigida por Jordi Casanovas, que ya llevó al teatro la historia. La película, con un enfoque documental, es sencilla y muy realista pero sobre todo muy necesaria. Aunque la investigación todavía sigue abierta, es un tipo de película que hacía falta hacer y hace falta ver.

Es una confesión de 5 horas condensada en 78 minutos por lo que no se hace pesada. Cuenta con un solo espacio y la puesta en escena es austera para intentar simular al máximo que lo que vemos es lo que realmente pasó. Solo utiliza como elemento diferenciador, que rompe la monotonía, la cámara de vigilancia del juzgado, que vuelve a aportar nuevamente ese toque de veracidad a la historia. Y destacar también el trabajo de Manolo Solo como juez Ruz pero sobre todo el de Pedro Blanc como Luis Bárcenas. Blanc interpreta a la perfección la seguridad y arrogancia del extesorero del Partido Popular.

El desconocido: la tensión

eldesconocido

Junto a Anacleto: Agente secreto es la demostración perfecta de que en España se puede hacer un cine variado. Ya no sirve la excusa de que “sólo se hacen películas de la Guerra Civil” (un dicho muy extendido entre los españoles). El desconocido es una película de acción trepidante con tintes de reivindicación social y política. Juega hábilmente con los tiempos, los momentos de calma y los de adrenalina. Con una buena puesta en escena y con escenas de acción bien rodadas. Sabe transmitir la claustrofobia y tensión en el coche, escenario principal del film.

El final puede indignar a nivel ético/moral aunque personalmente el único problema que le encuentro a la película es el pésimo sonido ya que en ocasiones cuesta entender los diálogos. Un problema, junto a la pronunciación de algunos actores, que me he encontrado muchas veces en el cine español. A pesar de no ser una película brillante, es una apuesta valiente de Dani de la Torre y más teniendo en cuenta de que se trata de su ópera prima. Asimismo, la actuación de Luis Tosar (Celda 211) es fantástica y demuestra una vez más que es un actor que siempre lo hace bien. Destacables son también las intervenciones de Javier Gutiérrez (especialmente su voz) y de la joven Paula del Río. Con una fotografía bastante cuidada y con unos movimientos de cámara bien estudiados, la película nos muestra una cara diferente de la ciudad gallega de A Coruña.

Anuncios