5 PELÍCULAS QUE LE HACEN HONOR AL SUBGÉNERO CYBERPUNK

cyberpunk

Por Marcelo Acevedo

 

El cyberpunk nace a principios de los años ’80 como una corriente literaria que rompía con los cánones de la ciencia ficción clásica inclinada –casi- siempre a mostrar a la tecnología, los gadgets y los avances científicos como algo positivo para la humanidad y con protagonistas entre científicos y héroes espaciales, para mostrar antihéroes bien terrenales, traficantes, piratas digitales y hackers pertenecientes a los estratos más bajos de una sociedad tecnificada pero decadente. Los protagonistas de los relatos cyberpunk suelen ser marginales que usan la tecnología de forma subversiva, ilegal y extrema para sobrevivir en ese mundo hostil de paisajes urbanos saturados de cables, chatarra, basura y contaminación, con historias que transcurren en futuros cercanos y en un planeta tierra anárquico, devorado por la tecnología y dominado por las corporaciones.

Neuromante (1984) de William Gibson –creador del término “ciberespacio”- es el libro que inaugura esta corriente literaria, subgénero de la ciencia ficción que luego traspasaría la frontera de las letras para llegar al cine, los comics, el animé y los videojuegos.

En esta lista pentagonal –que finalmente terminará siendo heptagonal- incluimos las películas que le hicieron honor a este revolucionario subgénero y que seguramente harían sentir orgullosos a William Gibson, Bruce Sterling y Pat Cadigan.

 

 

BLADE RUNNER – RIDLEY SCOTT (1982)

blade-runner-01

No, no cobro dinero cada vez que hablo de Blade Runner, pero me veo en la obligación de volver a citarla en este listado porque incluso antes de que Gibson publicara Neuromante, Blade Runner ya se había erigido como la piedra fundacional del cyberpunk incluso antes de que el subgénero lleve este nombre. Cyborgs existencialistas, un mundo artificial dominado por corporaciones, ciudades atestadas de carteles de neon y desechos tecnológicos y una estética revolucionaria: la tercera película de Scott lo tenía todo para volverse una obra de culto,  un policial negro de ciencia ficción que más adelante sería referencia para toda una subcultura.

 

 

AKIRA – KATSUHIRO OTOMO (1988)

protectedimage.php

Neo Tokyo, año 2019. Después de una catástrofe nuclear, los ciudadanos intentan sobrevivir entre pandillas de motociclistas, grupos subversivos revolucionarios, falsos profetas del apocalipsis y un gobierno que experimenta con algunos ciudadanos “especiales”. La mejor película de la historia de la animación y una obra maestra del cyberpunk. Akira es una película perfecta por donde se la mire: una trama excelente, una narración impecable, una banda sonora increíble y una animación de calidad superlativa. Te cambia la vida, te lo juro.

 

 

 

TETSUO, THE IRON MAN – SHINYA TSUKAMOTO (1989)

maxresdefault

Tetsuo es un mediometraje japonés experimental y de bajo presupuesto, un ejercicio estilístico con una estética tan revolucionaria que enseguida se transformó en una película de culto. No hay que buscarle mucho sentido o profundidad a Tetsuo, es más bien un ejercicio estilístico que narra la vida de un muchacho que tiene un fetiche con los metales y a partir de un accidente comienza a sufrir una rara “enfermedad” que lo convierte paulatinamente en un hombre de metal. Cables, fierros, metal, sangre, aceite, deformaciones y locura en una mezcla del cine más bizarro de Cronenberg y la pesadilla más alucinada de Lynch. Cyberpunk puro.

 

 

 

STRANGE DAYS – KATHRYN BIGELOW (1995)

still-of-ralph-fiennes-in-strange-days-(1995)-large-picture

Antes de volverse una propagandista anti musulmana del imperio del norte, la Kathryn hacia películas de acción y aventuras preciosas como Point Break o Strange Days, película bien cyberpunk protagonizada por Raplh Fiennes y Juliette Lewis.

Se acaba el siglo y el mundo está convulsionado: rebelión, subversión, pandillas, el brazo armado del estado reprimiendo y la muerte de un músico revolucionario que se dedicaba a predicar el derroque del sistema y la rebelión de la sociedad son los disparadores para un relato que incluye una tecnología-droga digital llamada Squid (ilegal, por supuesto), un ex policía convertido en traficante de Squid y un crimen sin resolver. De cuando Bigelow hacía películas de culto.

 

 

 

CLASS OF 1999 – MARK LESTER (1990)

class_of_1999_poster_03

Sí, porque aguante el cine clase B. Clase de 1999 está ambientada en un futuro cercano –en realidad ya sería pasado para nosotros- donde el mundo se fue medio al carajo y las ciudades están dominadas por pandilleros adolescentes. Una escuela contrata a tres profesores que en realidad son…cyborgs descartados del ejército que comienzan a imponer su estricto y violento método de enseñanza a los punks que no quieren aprender. Cyborgs, asesinatos, pendejos maleducados y efectos especiales no tan buenos. Puro cyberpunk clase B, pero demasiado  entretenido.

 

 

 

BONUS TRACK

 

Claro que no podía dejar afuera Ghost in the Shell (1995) la obra maestra de Mamoru Oshii, una de las películas que mejor representa la esencia del cyberpunk. Pero en realidad en este bonus track vamos a recomendar otra cosa.

En 1986 se publica el libro de cuentos Quemando cromo de William Gibson, obra maestra que trae los mejores relatos cyberpunks que se pueden encontrar en esta peculiar literatura. De entre esos cuentos, dos fueron elegidos para adaptar a la pantalla grande:

 

-NEW ROSE HOTEL (1998): basada en el cuento homónimo y dirigida por Abel Ferrara y protagonizada por Christopher Walken, Willem Dafoe y Asia Argento.

 

-JOHNNY MNEMONIC (1995): basada en el cuento homónimo, dirigida por Robert Longo y protagonizada por Keanu Reeves.

 

Y no, no pienso nombrar a Matrix y Robocop, aunque ambas son excelentes películas cyberpunk y de culto. No, las dejo afuera mejor. Total no las conoce nadie.

Anuncios