Un Gran Dinosaurio – Wéstern al estilo Pixar

un gran dinosaurio imagen

 

Por si con la aclamada Intensa Mente no fuera suficiente, Pixar decidió cerrar el año con todo y dar luz verde a The Good Dinosaur, un segundo largometraje de animación. Esta vez, la aventura llega con un pequeño dinosaurio verde, que se ve arrastrado a viajar junto a un niño cavernícola.

                Una particularidad sorprendente de los estudios Pixar es que parten de ideas que pueden parecer demasiado infantiles, pero luego las llevan a cabo de forma tan cuidada que terminan gustando a chicos y grandes. The Good Dinosaur (traducida acá como Un Gran Dinosaurio) no es diferente: la película es básicamente un wéstern con dinosaurios en lugar de personas. Sí, dinosaurios granjeros, rancheros, bandidos. Sin embargo, encuentran la forma de que funcione.

                En un mundo donde los dinosaurios no fueron extinguidos por el cometa, Arlo, nuestro protagonista, tiene problemas para adaptarse a las tareas en la granja de sus padres. Es más pequeño y tímido que sus hermanos, y parece no encontrar la forma de crecer. Su padre, preocupado, intenta darle un empujón yendo ambos en busca de un niño humano, al que Arlo eligió liberar a pesar de que se hubiera metido en la granja. Sin embargo, el padre de Arlo pierde la vida en una crecida, lo que genera en su hijo un sentimiento de culpa y el impulso de ir a buscar al niño. Una vez más, las cosas no salen como se planearon, y tanto el niño como Arlo terminan juntos en la verdadera aventura: viajar a través de tierras desconocidas en busca del hogar, encontrando en el camino a los rancheros (tiranosaurios rex), bandidos (pterodáctilos) y toda clase de problemas.

              De algún modo, esta es la historia de un chico convirtiéndose en hombre a su propia manera, siguiendo el esquema de las western con algunas vueltas de tuerca. También, al igual que en las western clásicas, el paisaje es un protagonista importante. Esto, por otro lado, se vuelve un poco desconcertante, ya que la combinación de personajes estilo cartoon con fondos casi perfectamente realistas confunde la vista, y uno tarda en dejar de prestarles atención. Los dinosaurios personificando gentes del lejano oeste también chocan un poco en la primera impresión, pero una vez que la historia fluye, eso pasa a segundo plano.

The Good Dinosaur está lejos de ser lo mejor que ha hecho Pixar, pero es una película dulce que puede disfrutar toda la familia.

 

Anuncios