Skyfall o la peor película Bond de todos los tiempos

imagen destacada

Roberto Giuffre

Ahora que con semejante título tengo captada su atención, estimado lector, debo aclararle que se trata exclusivamente de una opinión personal y nada tiene que ver con sus gustos y preferencias. Usted está en todo su derecho a descalificarme y a estar en desacuerdo conmigo.

Es normal que luego de que una simple película se transforme en una saga, tendamos a elegir cuál es la mejor o la peor de todas ellas; James Bond no es la excepción y, según mi propia apreciación, Skyfall ocupa ahora ese lugar hasta que aparezca una nueva que la destrone.

El mayor inconveniente que encuentro en Skyfall es que se trata de una película de transición, y dentro de una saga este tipo de filmes suelen ser los más flojos puesto que, para dejar contentos tanto a los puristas como a los nuevos seguidores, no terminan de incorporar elementos nuevos ni de recuperar los tradicionales, con lo que la dirección de su trama se torna errática e imprecisa. En el caso particular de la era Craig, sus dos entregas anteriores fueron las encargadas de crear un reboot del personaje y sentar las bases de lo que sería la nueva dirección de la franquicia. Casino Royale (2006) y Quantum of Solace (2008) tuvieron historias muy fuertes que sólo mantuvieron al personaje de M, magistralmente interpretado por Judi Dench, a modo de no descontentar del todo a los fans; pero todos los personajes secundarios que contribuían a construir la atmósfera Bond fueron removidos. Recordemos también que la elección de Daniel Craig como 007 no fue muy bien recibida por la mayoría de los adeptos al agente secreto. El actor tuvo que ganarse a pulso, con dos interpretaciones muy sólidas, el favor de una audiencia que idolatraba a Sean Connery y a Pierce Bronsnan por encima de los demás protagonistas. Dado que a las dos primeras entregas con el nuevo actor les habían ido muy bien en las recaudaciones, que Craig ya tenía su lugar ganado, y la franquicia tenía una dirección firme hacia dónde dirigirse, surgen las preguntas: ¿Para qué hacer un film de transición?, ¿Cuál es la nueva dirección que debía tomar James Bond?

Para responder esto no debe escaparse la siguiente realidad, las películas del agente 007 son películas de productor; si bien la autoría de cada film puede atribuirse al director del momento y a la pluma de sus guionistas, es indiscutido que la propiedad intelectual de las mismas queda sobre las manos de la producción ejecutiva. En su momento la cara visible fue Albert “Cubby” Broccoli y en estos tiempos el rol recae sobre su hija Bárbara.

skyfall

Con el pretexto de contentar a los seguidores que aún no ponían todas sus fichas a favor de la nueva imagen de la franquicia, los productores decidieron realizar un regreso a las fuentes, aunque sin destruir del todo la nueva dirección tomada. Debido a este motivo Skyfall se transformó en un pastiche que trató de incorporar de manera orgánica a personajes tan queridos como Q o Monneypenny a una trama ajustada a la época moderna; agregando además momentos de homenaje a los films que ya adquirieron el status de clásicos dentro de la saga para emparentar de forma definitiva a Craig con sus antecesores.

El film comienza con James Bond ingresando a un cuarto de hotel para retirar una laptop que contiene un disco con información confidencial sobre la identidad de los agentes secretos de la O.T.A.N. infiltrados en células terroristas y gobiernos no afines al de los países que la conforman, algo que, supuestamente, no existe. Al llegar encuentra a su contacto herido de muerte y el disco desaparecido. Esta secuencia nos remite al comienzo de The Spy who loves Me (1977), con Roger Moore como 007, en la que debe retirar un microchip con información confidencial del cadáver de uno de sus compatriotas. Bond comienza la persecución del criminal ayudado por una novel agente de campo. El parkour presentado en las dos entregas anteriores es reemplazado por una persecución clásica en automóvil, moto y rematada por una pelea en un tren, todas secuencias ya vistas en varias películas del agente británico. Durante esta peripecia, James Bond es herido en un hombro por el criminal y en el clímax de la misma es alcanzado por un disparo destinado a su contrincante y efectuado por su ayudante, tras la orden radial de M. El agente 007 se desploma desde una altura enorme hacia un río y se hunde en sus aguas para dar paso a los créditos del comienzo. Una supuesta muerte de Bond en la secuencia pre créditos ya fue vista en You Only Live Twice (1967) con Sean Connery en la piel de Bond.

En esta primera secuencia podría efectuar una crítica mordaz hacia el disparador de toda la acción, ¿qué hacía un disco con semejante información en la notebook de un agente de campo?, esta pregunta no tiene respuesta dentro del film, así que prefiero tomarla como un elemento propio del género, ya que de no existir este pretexto no habría película. No obstante dejo la pregunta instalada en su mente, estimado lector, para recuperarla más adelante.

El tema principal llamado Skyfall al igual que la película, compuesto e interpretado por la cantante Adele habla de un final que se acerca, inminente, su estribillo reza “Deja que el cielo caiga, cuando éste se desmorone permaneceremos de pie o lo enfrentaremos juntos”. Todo el tema va acompañado de imágenes de muerte y sangre; la imagen de James Bond es convertida en un blanco de tiro. ¿A qué se debe todo esto? ¿Cuál es el final del que nos habla? Se trata de dos finales diferentes, pero unidos por la trama de la película. El primero corresponde al personaje de M, ya desde la secuencia pre títulos la vemos tomar decisiones que son erróneas; y si bien a lo largo de la historia se muestra como la mujer segura y fuerte de las entregas anteriores, algo se ha resquebrajado en su interior, el personaje ya no presenta la misma claridad de antes. El segundo final es el del nuevo Bond, si bien el reboot del personaje sedujo a un público exigente y atrapó nuevos adeptos, los productores ejecutivos del film tomaron la decisión de regresar a 007 a su época dorada, sobre todo cuando lo interpretaba Sean Connery, para muchos un James Bond que continúa insuperable a lo largo del tiempo. El estribillo anticipa el final de la película, “cuando el cielo se desmorone enfrentaremos el final juntos”, ¿quiénes? James Bond y M, sin duda alguna.

Skyfall Poster

Un personaje nuevo aparece en escena, Gareth Mallory, supervisor de M y quien responde directamente ante la Primer Ministro. Mallory le propone una renuncia honrosa a M, su mejor agente secreto ha fallecido y la lista robada no aparece luego de tres meses de ocurrido el robo. M no aceptará tan fácil salir del juego, y en el camino de regreso al MI6, conectándose desde una laptop con su oficina, descubre que la computadora de escritorio de su despacho ha sido pirateada por alguien desconocido. Desde un servidor remoto están desencriptando el disco robado y recuperando toda la información sobre los agentes encubiertos. Luego de la aparición del mensaje “Piensa en tus pecados”, la oficina estalla en pedazos, mostrando la vulnerabilidad del sistema interno de defensa de las fuerzas de inteligencia británicas.

James Bond reaparece en la trama, haciendo el amor con una extraña y viviendo en alguna playa paradisíaca de ganar apuestas y vaya a saber uno de qué otra cosa. Mientras toma una copa en un bar, ve por la televisión el ataque a su antiguo lugar de empleo y decide regresar a poner las cosas en orden. El agente secreto se encuentra con su superior y de la conversación que tienen surgen dos cosas importantes, la primera es que ambos han perdido el toque, es decir están en decadencia, M porque ya no puede seguir dirigiendo el Servicio Secreto y Bond porque tiene su físico, su fuerza y sus reflejos arruinados por el alcohol y la inacción; la segunda es que para volver a trabajar como agente activo, 007 debe recuperarse y realizar todas las pruebas de aptitud como si se tratase de un novato. Esta decisión une a Craig con Connery que ha debido recuperarse de sus adicciones en la película Thunderball (1965).

Mientras Bond ingresa en la base de emergencia del MI6, ubicada debajo de Londres y unida por pasajes secretos al sistema de subterráneos, habla con Tanner, el ayudante de M, quien le dice que fue una suerte que no estuvieran en el edificio central durante la explosión. El agente secreto le responde que la intención no fue matar a M, sino que él se enterase del atentado. Gravísimo error de guion, ¿para qué quiere el perpetrador de semejante acto que un enemigo de la talla de 007 ingrese en escena? Esta pregunta tendrá su respuesta hacia la mitad del film, y será bastante floja por cierto.

La secuencia más importante de las pruebas de reingreso al servicio es la del text psicológico, donde 007 debe relacionar una palabra con otra, todo marcha sobre rieles hasta que el psicólogo menciona “Skyfall” y Bond decide suspender la prueba. En este momento se introduce por primera vez luego de los títulos este vocablo. ¿Qué es Skyfall? ¿Por qué tiene tanta influencia sobre el personaje? Ya lo veremos.

skyfall

Bond extrae de su hombro unas esquirlas de la bala que le disparara el criminal del comienzo y la manda a analizar. Da la casualidad que es un proyectil muy raro y sólo tres asesinos en el mundo lo usan, por lo que de esta forma reconocen al atacante, conocido como Patrice. El uso de este revelador de información no es otra cosa que un recurso de principiantes, no cuesta nada sentar al protagonista a mirar rostros de criminales en una computadora y reconocer a su agresor. Si se realizó para agilizar los tiempos del film, bien podría haberse quitado algún momento anterior del mismo que, salvo por la secuencia pre créditos, y un par de instantes reveladores ya mencionados, no proporcionan datos de interés y sólo sirven para estirar una trama que va tornándose aburrida.

La secuencia del encuentro con Q, el jefe de la sección de armas y gadgets, nos remite al primer film de Bond, Dr. No (1962), en el que todavía no se utilizaban los artefactos con trucos. El agente recibirá simplemente una pistola, la clásica Walther PPK, y un micro radio. Vale mencionarse el chiste que hace Q cuando 007 critica el equipo recibido: “¿Esperaba un lápiz explosivo? Ya no los hacemos.”, esta mención remite brevemente a Goldeneye (1995), film en el que Brosnan utiliza este artilugio.

James parte hacia Shanghai donde debe interceptar a su objetivo. La espera de la llegada del criminal se torna densa, el guion ha caído en una meseta narrativa que se hace difícil remontar. Patrice arriba a destino y Bond lo sigue hasta un edificio donde debe colgarse de un ascensor para no perderlo de vista. Esta secuencia es un homenaje a Diamonds are Forever (1971), en la que Connery realizaba una acción similar. Luego de una pelea donde el asesino en cuestión cae hacia el vacío desde una ventana, justicia poética por la caída de 007 hacia las aguas en el comienzo de la película, el agente secreto descubre una ficha de casino que lo lleva hacia Macao.

Mientras tanto en Londres las primeras cinco identidades de los agentes encubiertos son reveladas por el misterioso perpetrador. M no puede hacer nada para evitar que tres de ellos mueran en manos de sus enemigos.

James Bond llega al casino donde contará con el apoyo de la agente del comienzo del film. Presenta la ficha en la caja y una hermosa dama, llamada Severine, se acerca a conversar con él. De esta charla surgen dos cosas importantes, la mujer tiene miedo de su jefe, con quien además mantiene una relación sexual, pero decide confiar con Bond y ayudarlo a eliminar a quien la oprime para ganar su libertad. Los fans de estas películas sabrán reconocer que este elemento se ha visto en casi todas ellas.

Daniel Craig stars as James Bond in Metro-Goldwyn-Mayer Pictures/Columbia Pictures/EON Productions’ action adventure SKYFALL.

Toda la macro secuencia que sigue une a Skyfall (2012) con The Man With the Golden Gun (1974), protagonizada por Roger Moore.

Bond es interceptado por los esbirros del perpetrador desconocido y debe escapar de una fosa donde hay unos dragones de Komodo, enormes lagartos bastante feroces. En The Man With the Golden Gun (1974) Roger Moore escapa de un islote saltando por encima de unos cocodrilos. Con posterioridad Bond seduce Severine y hace el amor con ella, al igual que pasara con Andrea Anders, interpretada por Maud Adams, en el otro film. Llegados a la isla del perpetrador, éste se presentará como Silva, un psicópata, megalómano, vengativo y con tendencias homosexuales interpretado por Javier Bardem. El antagonista en The Man…, Scaramanga, fue interpretado por Christopher Lee, Bardem intenta emularlo y no lo logra, su actuación es paupérrima y queda como uno de los villanos peor interpretados de toda la saga. No se confunda, estimado lector, no tengo nada contra Bardem que es un gran actor, pero en este caso considero que su interpretación, a mitad de camino entre el ambicioso megalómano y el caprichoso vengativo, deja mucho que desear.

En este momento se obtiene la respuesta del por qué Silva necesita a Bond en escena. El antagonista es un ex agente secreto, recurso ya utilizado en Goldeneye (1995) que, por haberse descarriado, ha sido abandonado en manos del gobierno chino, similar a lo ocurrido con Pierce Brosnan, a manos del gobierno norcoreano, en Die another Day (2006). Salvo que en este caso Silva busca vengarse de M por haberlo olvidado, mientras que Bond, al aceptar su destino, es rescatado. Silva cuenta a Bond una historia sobre cómo se eliminan las ratas, se coloca a muchas de ellas en una trampa y se las deja sin alimento hasta que se devoran unas a otras, las dos últimas que quedan son liberadas y, a partir de ese momento, se unen para matar otras ratas. Esta metáfora es un pretexto para pedirle a 007 que se una en su cruzada contra el MI6, pero el agente británico deja en claro que es un patriota que nunca traicionará al gobierno de Su Majestad. Silva se muestra todopoderoso, tiene equipos muy avanzados que interfieren todo tipo de satélite o servidor conectado a una red. Acá volvemos a la secuencia pre créditos y a la pregunta que ha quedado colgada. Si Silva tiene tanto poder tecnológico, ¿para qué necesita robar un disco rígido? Bien podría haberlo pirateado desde su base. Como expuse antes, dejemos pasar este error por el bien de la continuidad del film.

En una secuencia por demás misógina, que deja a Bond como un pelele que no se juega la vida por una mujer, Silva mata a Severine de un tiro. En una secuencia completamente distinta, que deja a Moore mejor parado, Scaramanga también elimina a Andrea de un disparo. Bond actúa inmediatamente después, elimina a los secuaces de Silva y lo captura mientras los helicópteros del Servicio Secreto arriban a la isla gracias a la señal del radio oculto en las ropas de 007.

Silva es conducido a una celda de máxima seguridad en las entrañas del MI6, de la conversación que mantiene con M se descubre que Silva no es su verdadero nombre y que la mujer no quiere llamarlo por él. La líder del Servicio Secreto sale hacia una audiencia con los ministros sobre la seguridad nacional y le menciona a Bond que el verdadero nombre del prisionero es Tiago Rodriguez, ¿para qué tanto misterio? Puede mencionarse que Silva – Rodriguez llama mamá a M, aunque queda claro que no es su verdadero hijo, se trata de un juego de palabras y de una metáfora, la mujer es como la madre de todos los agentes secretos de Reino Unido.

Daniel Craig stars as James Bond in Metro-Goldwyn-Mayer Pictures/Columbia Pictures/EON Productions’ action adventure SKYFALL.

Mientras se realiza la audición acerca del futuro del MI6, Q intenta descubrir qué oculta Silva en su notebook, pero no puede prever que un virus interferirá en el sistema del Servicio Secreto. Segunda vez en el film que la seguridad del MI6 es burlada. Todas las salidas de emergencia son abiertas, Bond corre hacia la celda de Silva y ¡justo allí había una!. Increíble, ¿al lado de una celda de seguridad hay una salida de emergencia? Si antes mencioné un error de principiante… ¿esto qué es? Dejémoslo ahí. El agente secreto persigue al prófugo por los túneles del subterráneo hasta que estalla una bomba estratégicamente colocada hace un tiempo porque, resulta que todo fue un plan de Silva que había previsto cada movimiento del MI6 en su plan de asesinar a M.

Si hasta entonces la película venía en decadencia, a partir de este punto se torna pésima y no dan ganas de seguir viéndola.

Bond frustra el intento de asesinato y lleva a M a un lugar donde poder luchar contra Silva en sus propios términos. Para llegar a destino utiliza el clásico Aston Martin DB5 que hiciera su primera aparición en Goldfinger (1964). Por fin llegan a Skyfall, por fin se devela el misterio, se trata de la casa donde Bond creció huérfano tras la muerte de sus padres. Para resumir, luego de una intensa lucha, lo mejor de todo el film debo reconocer, M es herida y Silva la atrapa para matarla y a la vez suicidarse, su intención era poner fin al sufrimiento de ambos. 007 llega a tiempo para eliminar al asesino pero no puede evitar que la mujer muera en sus brazos debido a la pérdida de sangre. El cielo ha caído, ambos lo enfrentaron juntos y M pagó el precio; James Bond ha quedado huérfano por segunda vez.

En el epílogo del film se revela el nombre de la agente que lo ayudara a lo largo de toda la peripecia, ya dedicada exclusivamente a tareas de oficina, se trata nada más y nada menos que de Moneypenny. James Bond ingresa al despacho del nuevo M, Gareth Mallory, quien le entrega un folio con los datos de la nueva misión.

Ha llegado al final de la nota, estimado lector, le doy las gracias por haberme leído una vez más. A modo de conclusión le comento que si bien es cierto que el film ha ganado sesenta y cinco premios internacionales, como expuse al comienzo, sólo se trata de mi apreciación personal que usted puede no compartir e incluso refutar sin problemas; pero sepa que hasta que aparezca una nueva película que la destrone, seguiré viendo a Skyfall como la peor Bond de todos los tiempos.

Anuncios