Star Wars: The Force Awakens (Mid-spoilers)

Plantilla banner nuevo

Tranquilos. Esta reseña tiene solamente los spoilers que tiene que tener. Primero, porque para escribir algo sin spoilers, lo hubiera hecho el día que Disney compró Lucasfilm. Pero sobre todo porque, saben qué? No importan! The Force Awakens es para disfrutar de la acción y reírse de los chistes. Como diría el flamante desempleado José Mourinho: “Si quieren arte, vayan al teatro”. Esto es POCHOCLO, viejo, y del bueno. Bienvenido Star Wars al cine diversión moderno.

Empezamos con la legendaria introducción, donde nos cuentan que estamos parados 30 años después de Episodio VI. Con la República otra vez al frente de la galaxia, aunque amenazada por el grupo militar golpista The First Order (el Imperio convertido en la oposición). Leia es General de la Resistance (que sería la Alianza Rebelde en versión oficialistas amigos del poder) y hace rato nadie sabe dónde está Luke, el último Jedi. Después, la historia es más o menos un Greatest Hits de otras SWs. Así que, hablemos de otra cosa.

En el primer tercio de la película conocemos a los chicos nuevos:

Finn, un stormtrooper que decide renunciar al ejército y̶ ̶p̶o̶n̶e̶r̶s̶e̶ ̶u̶n̶ ̶b̶l̶o̶g̶ ̶d̶e̶ ̶v̶i̶a̶j̶e̶s̶. En los trailers y posters no me transmitía mucho pero apenas se saca su casco blanco demuestra mucho carisma y a base de gags se roba varias escenas. Si me apuran, de lo mejorcito de la película.
Es un territorio no explorado interesante, el del stormtrooper arrepentido y desertor. Lastima que no se termina ahondando mucho en el tema y los demás troopers siguen pareciendo animatronics sin alma aunque a uno lo hagan gritarle “traidor”.

El Poe Dameron del guatemalteco Oscar Isaac (Apocalipsis en la nueva X-Men, prepárense para verlo seguido), el piloto estrella de la Resistance y su propio droide BB-8, que también se roba el show bastante seguido. La química entre Poe y Finn es de las más rápidas en materializarse en la historia del cine y todas sus interacciones son para disfrutar.

Kylo Ren, el nuevo aprendiz Sith con casco y voz alterada, envuelto en una especie de media sombra. Un Vader-lite a grandes rasgos, con algunas salidas de adolescente como unos berrinches que hace cuando las cosas no le salen. El problema con KR es que nunca queda muy claro el nivel de su poder. Pasa de ser un badass total por momentos a que se le compliquen situaciones que debería poder resolver fácil. Y todavía no sé qué pensar de ese lightsaber. Hay que variar un poco a veces, supongo.

Y Rey, la nueva princesa de Disney! Ep VII se sube a la ola del feminismo hollywoodense (?) y le da mucho para hacer a Rey, y Rey cumple. No necesita que la agarren de la mano para pasear por Jakku, ni ser salvada de nada. Es una mujer independiente, con un acento inglés divino, que ya no espera por nadie y se manda a la aventura. Buena performance.

Otra buena actuación es la del gran Harrison Ford. Que comienza como si estuviera invitado a un sketch de SNL que no tiene muchas ganas de hacer, pero cuando las cosas se ponen serias saca todos sus pergaminos y se eleva sobre sus compañeros. Un distinto.
Después, los demás personajes clásicos están todos bien. Desde Chewie teniendo mucha acción y pantalla hasta 3PO con menos escenas pero con una intervención a su estilo muy bien puesta para cortar un momento dramático. Ah, ahí está, el drama…

Prácticamente no existe! No hay conflicto moral, ni historia de amor complicada. Nunca parece que lo que está en juego sea algo muy importante, no se siente la urgencia. Esto lleva al film a caminar una línea finita entre lo serio y lo cómico, que está buena pero que a la vez le quita mucha carga, por ejemplo, a la batalla final. A algunos les molestará más que a otros y acusarán a la película de tibia. Puede ser que algo de razón tengan.
En un momento hay un comentario de alguien de la First Order exponiendo a la Republic por bancar a la Resistance como su brazo paramilitar no regulado. Esto también me sonó a oportunidad perdida porque sería un conflicto interesante, con muchos puntos de vista posibles. Pero la Republic no asoma por este Episodio.

Escribí algo de Captain Phasma ya? No? Ok, ya dije 7 veces más que sus líneas. Después del marketing que le hicieron, la verdad que patético.

Por último, podrán quejarse de muchas cosas de las precuelas, pero ver Jedis tirando pasos de baile/pelea y rebotando disparos con sus lightsabers es de las cosas más cool que pueden existir. Bueno, The Force Awakens te lo va a estar debiendo. Acá las peleas con sables de luz se acercan más a lo guapo de Gladiador que a la fineza de Qui-Gonn, Obi-Wan y Anakin.

JJ Abrams hizo la película que tenía que hacer. Podía haber ido por algo con, además de acción y humor, mensaje/dilema moral, cuestionamientos filosóficos, etc. pero no es fácil hacer The Dark Knight y acá no había margen de error.
The Force Awakens es entretenimiento, tiene la magia y mitología de Star Wars mezclada con el tono y el pochoclo de películas de estos tiempos como Guardians of the Galaxy, las últimas Mission Impossible, y hasta Furious 7. Tal vez su historia sea algo que ya se vio, pero este partido había que ganarlo jugando así. Ya habrá otros Episodios para florearse.

Anuncios