Recap: The Walking Dead – “Start to finish” (S06E08) – Mid-season finale

Antes de arrancar con la trama en sí (para luego poder dedicarme de lleno al capítulo), quiero resaltar la aparición de un easter egg, o si quieren llamémosle “guiño”, con el cameo de los personajes principales del comic Invincible (traducido en estos pagos lógicamente como “Invencible”) en forma de minimates (algo así como los muñequitos Lego) que aparecen en la habitación de Sam. En la imagen tenemos, de izquierda a derecha, al personaje que le da título al comic (cuya identidad secreta es Mark Grayson), Allen the Alien, Atom Eve y Omni-Man (el padre de Mark). ¿Por que esto? Bien, resulta que el creador y guionista de este cómic es el mismo Robert Kirkman, el disparador de toda esta zombie-manía, autor y escritor de The walking dead, así como también participe en el detrás de cámaras de la serie. ¿Significaría esto que Robert Kirkman también está dando vueltas por el apocalipsis zombi de su propia creación? Segurísimo que no, pero sería simpático verlo, ahora sí, vamos de lleno al capítulo, con spoilers avisados a su debido momento.

Sin título-3

Estos muñequitos, junto a otros juguetes y el orden y la tranquilidad inspirados por el sonido de un tocadiscos crean una ventana a una habitación donde el tiempo jamás pasó, donde el apocalipsis solo es algo ajeno que se prefiere ignorar, esta es la habitación de Sam, quien se encuentra totalmente encerrado en su mundo, un mundo que termina al otro lado de la ventana y al comienzo de la escalera que desciende a la planta baja. Sin embargo, vemos que este mundo comienza a ser corrompido por la invasión de unos agentes externos, hormigas, que se escabullen a montones por la ventana y devoran una galletita, a modo de premonición de lo que vendrá.

Luego de los títulos de apertura volvemos a donde nos quedamos hace una semana, cae la torre y el caos se desata, Rick da la orden y todos los habitantes van corriendo a encerrarse a las casas, Deanna tiene un accidente pero todos logran alejarse de los walkers y meterse en la casa de Jessie. Maggie corre con los zombis pisándole los talones y logra ponerse a salvo subiendo a uno de los puestos de vigía, una vez tirada y descansando boca arriba ve pasar los globos de Glenn, lo único a lo que puede aferrarse en una situación tan complicada como la suya. Lógicamente Glenn no puede hacer nada por ella ya que está afuera de la comunidad, dándole ánimos a Enid, quien solo después de ver su hogar destrozado es capaz de dejar de lado su orgullo y dar el brazo a torcer.

De vuelta en la casa de Jessie, Sam queda impactado por la realidad que sube las escaleras y le golpea la puerta, su mundo de fantasía se ve interrumpido por la exaltación, el caos y la preocupación por una persona herida (Deanna), lo cual capta con lujo de detalle, un momento de solo unos pocos segundos pareciera durar minutos en su retina. Otro de los pequeños grupos que quedaron aislados fue el de Morgan y Carol, quien insiste en ver el secreto que guarda su compañero, mientras que el prisionero convence a Denise de que lo cure, con la forma de ser de los Wolves sabemos que esto no puede llevar a buen puerto.

SPOILERS a partir de este punto hasta el final para quienes no hayan visto el capitulo aún: Habían anticipado que en este episodio íbamos a presenciar una muerte importante, lo cual termina siendo bastante cuestionable al ver de quien se trata, ya que una vez que estamos de vuelta en la casa de Jessie, nos enteramos que Deanna fue mordida en el escape, sin embargo parece tomarlo de manera bastante relajada. Quienes no están nada relajados son Ron y Carl, que se encierran en una habitación de la planta baja y luego de una charla de catarsis Ron intenta matar a Carl, forcejean rompiendo un vidrio y haciendo que los zombis entren por la ventana. Rick consigue sacarlos de ahí y contener a los caminantes, mientras que tanto Ron como Carl deciden hacer de cuenta frente a los demás que no paso nada por poco convincente que suene. Una vez a salvo y solos en otra habitación, Ron trata de engañarlo haciéndose el bueno, como si Carl fuera tonto pero este le saca el arma a Ron a punta de pistola y su rivalidad se transforma en una guerra personal formalmente declarada.

Deanna, antes de partir decide dejar un par de cuestiones que seguramente se retomen más adelante, como aconsejarle a Michonne que averigüe qué quiere para ella misma y decirle que algún día el dolor le será útil. Así como también le da dos cartas a Rick para Spencer y para Maggie y le pasa la vara de jefe aclarándole que ésta (refiriéndose a los habitantes de Alexandria) también es su gente y que la cuide como tal. Luego los caminantes rompen la barricada e invaden la casa, el grupo de Rick se encierra en el primer piso tapando la escalera, mientras Rick mata uno de los walkers y le pide a Michonne que acabe con otro diciéndole “vamos a necesitar al menos dos”, dándonos con su plan un viaje nostálgico a lo que fue uno de los momentos más recordados de la serie, presente en el segundo episodio de la primera temporada titulado “Guts”.

De nuevo en la casa de Morgan, Carol descubre el secreto y evita que curen al prisionero, pero Morgan se interpone para tratar de evitar que esta lo mate, así es como comienza una nueva discusión que critica la filosofía “Toda vida es preciosa” de Morgan, pero sin poder resolver sus diferencias verbalmente deciden ir a lo físico. Cuando Carol decide atacar a Morgan con un cuchillo es donde vemos claramente los resultados de este crecimiento paulatino en su carácter cada vez mas inescrupuloso durante varios de los episodios anteriores. Sin embargo Carol es noqueada por Morgan, quien a su vez es derribado por su prisionero quien lo ataca a traición. El prisionero encara a Denise pero justo llegan Eugene, Rosita y Tara para tratar de impedirlo, en lo cual fallan casi instantáneamente, dejando que el prisionero salga de la casa llevándose como rehén a Denise.

En un último vistazo al grupo de Rick vemos que Sam, negándose cual nene caprichoso que no comprende la situación, se niega a cubrirse con las entrañas de los muertos, mientras que el cura Gabriel le dice muy seriamente a Rick que no se va a dar por vencido, sin importar lo que pase, es decir: si todo se desbanda, para él es un “sálvese quien pueda” (una actitud muy cristiana por cierto). Todos camuflados, ya despedidos de Deanna y listos para partir comienzan lentamente a hacer su camino hacia la salida, todo parece marchar sin problemas, mientras Deanna rechaza el suicidio para enfrentar a los caminantes por todo lo que le quitaron. Mientras, el grupo de Rick avanza lento pero seguro hasta la entrada de la casa , se detiene un momento a contemplar la situación que los rodea, se toman de las manos y sin decir una palabra emprenden todos viaje… todos, menos Sam, que cuando todo parece ir en marcha, su abstracción del mundo exterior que sufrió tanto tiempo le juega en contra no solo a él sino a todos sus acompañantes. Incapaz de percatarse de la gravedad del asunto y cercado por walkers, comienza a llamar con miedo a su madre y también, sin saberlo, a los incontables zombis que los rodean.

Final con los huevos en la garganta, como se dice por acá, con muchas preguntas pendientes, ¿Cómo van a encarar la situación de Sam sus acompañantes?, ¿Quiénes van a morir?, ¿Qué va a pasar con Denise y el prisionero de Morgan?, ¿La usara como carnada para escapar mientras los zombis la devoran?, ¿Aprovecharan Ron o Carl la situación para intentar deshacerse el uno del otro?, ¿Cómo van a actuar Glenn y Enid desde fuera de la prisión?, ¿Qué será del grupo de Daryl, Sasha y Abraham?. Bueno, aunque para esto último tuvimos una pequeña respuesta, si se quedaron para la escena post-créditos, presenciaron uno de los momentos más esperados por los fanáticos del comic, el anuncio formal dentro de la serie de la llegada de Negan. En esta secuencia vimos que Daryl, Sasha y Abraham siguen por la ruta en el camión, igual que como los vimos la ultima vez, sin embargo, parados en medio del camino se encuentran con un grupo de motoqueros que, sin una pizca de duda ni inseguridad, los amenazan para que bajen del camión y les entreguen sus cosas, informándoles que ya no son suyas, Sasha nos quita la pregunta de la boca a los espectadores, preguntando a quien le pertenecen entonces, a lo que la respuesta impune aparece: “Todas sus pertenencias, ahora pertenecen a Negan”.

Ya habían anunciado la aparición del personaje, pero fue solo hace unas semanas que confirmaron que quien se encargara de interpretarlo será Jeffrey Dean Morgan, quien, por si tienen alguna duda de su habilidad a la hora de interpretar un antihéroe del mundo de los cómics, los va a dejar tranquilos saber que es el mismo actor que le puso la piel al Comediante en la adaptación cinematográfica de Watchmen, adiós dudas. Sin embargo, cabe la pregunta: ¿Por qué tanto revuelo por la aparición de este personaje? Bien, vamos a tratar de explicar resumidamente esto, pero concentrándonos en la personalidad de este sujeto en lugar de hacerlo en hechos que podrían resultar como posibles spoilers para la serie. La cosa es así: Negan básicamente es un villano terrible, inescrupuloso, sobrador, presuntuoso, sarcástico, inteligente y, lo peor, con un inmenso poder. Es el déspota a cargo de una fortaleza con un ejército personal propio dispuesto a hacer prácticamente cualquier cosa por él, quienes llevan por nombre “Los salvadores”. Lo terrible del nefasto comportamiento de Negan reside en su modus operandi para con las comunidades ajenas a la suya, porque no es simplemente alguien que te somete a su voluntad, no señor, eso sería poco cortés para él, Negan tiene una dualidad que lo vuelve totalmente impredecible, no te saca todo, te saca mucho, pero te deja una parte como para dejarte en deuda, demostrar que no es tan malo, y hasta te puede hacer agradecerle por no dejarte en bolas. Para darse cuenta de su característica violencia y su sadismo solo hace falta saber que su arma favorita es un bate de baseball envuelto en alambre de púas, el cual carga consigo a todas partes y llama “Lucille”, la única cosa sobre la faz de la Tierra por la que demuestra algo de afecto y que trata con respeto, ya que mientras el resto de los humanos mata por necesidad, Negan mata por gusto y sin problema en expresarlo, asesina sin dudarlo y sin cualquier tipo de remordimiento, ningún trasero importa más que el suyo propio, ni siquiera el de su querida Lucille.

Esta al menos es la caracterización que recibe en el cómic, con las ansias de ver su aparición es imposible no poner la vara alta, pero seamos precavidos porque, la versión que recibimos del gobernador en la serie, si bien no estuvo mal, fue una mucho mas light que la del cómic y difirieron en varios aspectos, tanto en su físico, como en su personalidad y en la historia que se desarrolló a su alrededor, esperemos que esto no sea tan así con Negan. De todas formas, debido a la tardía confirmación del actor que interpretará el rol y a los comentarios sobre que el final de la sexta temporada va a ser tremendo, seguramente no veamos a Negan sino hasta ese entonces, ya cerrando la sexta temporada, asi que no esperen verlo pronto. Sea como sea todos vamos a esperar ansiosos el próximo 14 de Febrero, anticipale a tu pareja que el día de San Valentín a la noche no te hinche porque vuelve The Walking Dead.

Anuncios