Reseña: Pacto Criminal

Scott Cooper y Masanobu Takayanagi, director y DF de ‘Out of the Furnace’ (‘La Ley del más fuerte’), ese drama plagado de estrellas como Christian Bale, Willem Dafoe y Woody Harrelson que pasó sin pena ni gloria, se vuelven a reunir en este thriller / biopic sobre la vida obra de James ‘Whitey’ Bulger, el mafioso más violento del sur de Boston. A diferencia de su intento anterior, este film logra su cometido.

 

PELICULA: Pacto Criminal

AÑO: 2015

PRODUCTOR: Cross Creek Productions

 

Acentuado

Los últimos quince años nos acostumbramos a ver a Johnny Depp caracterizado al extremo. Desde su ‘Tonto’ en ‘El Llanero Solitario’ hasta su Capitan Sparrow pasando por todas las pelis de Burton donde obligó a su actor fetiche a ponerse mil kilos de maquillaje y jamás ni siquiera aparentar que era un ser normal. Extrañamente, ‘Pacto Criminal’ no es la excepción y Depp (Bulger) aparece con un cabello casi platinado y pelado en el medio, dientes machucados, ojos de un celeste transparente y una panza incipiente. Y no modifica su aspecto en el span de décadas que recorre la película. Lo aún más curioso es que Depp está muy bien. No tengo tan claro si el acento del sur de Boston al que están obligados los actores es correcto –sobre todo cuando por momentos, algunos actores parecen hablar más en un dialecto italiano- pero a Depp, que utiliza un tono de voz bajo y de entredientes, no se le nota.

Y si habla así es porque James ‘Whitey’ Bulger es un tipo… complicado. Violento y desconfiado como el que mas, esta historia basada en un hecho real nos cuenta del pacto que el FBI, representado en varios personajes, hace un pacto con Bulger –un delincuente de la mafia irlandesa- para que les entreguen a la mafia italiana. Bulger aprovecha ese pacto para escalar en los bajos fondos y eventualmente complicar a los agentes del FBI.

Bulger tiene un hermano, Billy (Benedict Cumberbatch) que es senador. Ambos son amigos de John Connoly (Joel Edgerton), agente del FBI y estrella en ascenso. John acude a los hermanos con la idea de este acuerdo. James sería (y no) un informante. Su jefe, el agente McGuire (Kevin Bacon inoxidable) no está convencido de que hacer un pacto con un criminal sea el camino a seguir, pero el acuerdo, con el tiempo da sus frutos y lo deja estar. Hasta que básicamente, todo se va al carajo. Porque Bulger no deja de ser un criminal y eso de hacer lo acordado no cuadra con su estilo de vida.

That thing of ours

El dúo protagonista de Depp y Edgerton, mas los nombrados Bacon y Cumberbatch está rodeado de un cast de segunda línea bastante afinado. Dakota Johnson, Peter Saarsgard, Adam Scott, Corey Stoll, entre otros muy buenos y conocidos actores, se reparten papeles pequeños que hacen avanzar la trama. Los mafiosos que declaran contra Bulger son también actores conocidos. Rory Cochrane es Steve Flemmi, su mano derecha, y Jesse Plemons interpreta a Kevin, su músculo.

Tal vez la historia, aunque bien llevada y muy directa, carezca de profundidad. ¿Por qué un hermano terminó en la mafia y el otro siendo senador?

¿Qué fue de la vida de Bulger en la cárcel?

El resto de las series y películas nos acostumbraron a un FBI durísimo con los mafiosos y que no se dejan amilanar. Sin embargo, en esta película parecen cachorros. ¿Quién está mintiendo?

Los rubros técnicos están realmente bien. Cooper está avanzando en su carrera como director (esta es solo su tercera película) y la fotografía de Takayanagi reflejando varios estilos, locaciones y tiempos, ayuda al clima muchísimo.

Esperemos que Cooper en su próxima película sepa mezclar lo mejor de ‘La Ley del más Fuerte’ con lo mejor de ‘Pacto Criminal’.

Anuncios