Recomendada: Rick y Morty

“Nadie pertenece a ningún lado, nadie existe a propósito, todos vamos  morir… ¡Ven a ver televisión!” le dice Morty a su hermana mayor, tratando de impedir que huya de su casa tras un altercado familiar. Claro que esto tiene otro peso para ella, ya que también acaba de explicarle que él es en realidad el Morty de otra realidad, y que se instaló en esta luego de que su abuelo y él destruyesen accidentalmente su mundo de origen.

Creada por Justin Roiland y Dan Harmon, Rick and Morty es una serie animada que empezó a emitirse en Adult Swim durante 2013 y está ahora en su segunda temporada. A medio camino entre la comedia y la ciencia ficción, sigue las aventuras de Rick -un científico alcohólico a quien no parece importarle nada excepto él mismo-  y su nieto Morty  -un adolescente flacuchento y asustadizo que se ve arrastrado con él. Pero estas aventuras no se limitan simplemente a viajes en el tiempo, robots futuristas u otros puntos que puedan asimilarse fácilmente, sino en verdad a cualquier delirio que se pueda imaginar. ¡Y funciona!

Es así que la serie entremezcla temáticas típicas y atípicas -aliens y materia oscura con una venta de trabajo, o mantis gigantes con el gran baile escolar. Y de algún modo, la trama se acopla perfectamente para cumplir con las risas que promete. Si bien algunos episodios resultan demasiado recargados, todos poseen una buena calidad narrativa y unas voces impecables, a veces apoyadas en la improvisación. También sorprenden más que nada con pequeños plot points que, vistos en perspectiva, son a la vez cómicos y brillantes. Como el caso de los meeseeks, criaturas que nacen para cumplir un único propósito que les pidan y luego morir, y que se desesperan hasta la violencia al no poder hacerlo, ya que se ven condenados a seguir vivos. O la crisis existencial de un robot diminuto que Rick construye para que le pase la manteca (en lugar de simplemente extender el brazo y tomar la manteca él mismo, claro).

Rick y Morty es un imperdible para los adultos que aún gusten de  dibujos animados y personajes estrafalarios, pero, sobre todo, de un humor ácido que, por momentos, hace pensar.

Anuncios