Reseña: Boca Juniors 3D, La Película

Boca 3D – Macri 2015

El título de la reseña puede llevar a confusión. No, no estoy utilizando el encabezado para hacer alguna clase de acto de militancia. No es una demostración de proselitismo. Es probable que, como fanático de Boca pero como no-votante del PRO esta reseña reciba dosis equivalentes de subjetividad y objetividad.
Y es muy probable que no guste.

Productora: Cinema 7 Films

Año: 2015

Mi buen amigo

Boca 3D no es un documental ni se promociona como tal. Es un muestrario de pasiones y anécdotas vertidas por muchos de los ídolos con importantes ausencias físicas (pero estan en forma de voz) de la cual la mas notable es la de JRR. Juan Roman Riquelme no está en cuerpo. Tampoco D10S. Diego también aparece como una voz en off pero no en forma física.
Cuestión de presupuesto? No lo tenemos claro. Pero Tevez si está, y desde la cancha de la Juventus. Y tambien Martin “El Titán” Palermo y el Melli Guillermo Barros Schellotto. Schiavi y el Pato Abbondanzieri, el Beto Marcico, el Mono Navarro Montoya y el Vasco Arruabarrena. El Chapa Suñe, Antonio Ubaldo Rattin, Mastrangelo, Marzolini, Rojas, Perotti, y Brindisi entre los históricos.
Todo conducido por un viejito que la va de memorioso, “Juarez” que es quien recuerda los eventos mas resonantes de la historia xeneixe desde su casa en La Boca.

De corazón

Rodrigo H. Vila, el director, es fanático de Boca Juniors, como uno. Puedo entender la película como un catálogo de los mejores momentos (las Libertadores e Intercontinentales, los títulos locales ganados contra River o en su cancha, los instantes legendarios de varios jugadores como el gol del muletazo, el caño a Yepes o la “gallinita” de Tevez). Paso a enumerar lo que no entiendo:
-La ausencia de tantos nombres que significan tanto para Boca. Aparte de Roman y Diego, ¿Y Giunta? ¿y Serna? ¿Hrabina? ¿Batistuta? ¿Tabarez? ¿Battaglia? Es curioso que los que dieron el ‘si’ sean personas muy cercanas a la gestión de Macri en el club y varios de los que estuvieron a punto de aceptar cargos ejecutivos para el PRO. Es cierto que muchas otras ausencias tambien son cercanas a la gestión del ingeniero, no usamos anteojeras tampoco. Dejamos esto para el próximo subtítulo.

-Boca no es grande por los títulos. Los títulos son el subproducto de lo que hizo grande a Boca que es la EPICA. Boca Juniors es grande porque siempre dejó todo para vencer y porque cuando fue derrotado siempre renació de sus cenizas. Los jugadores de Boca, inferiores y adquiridos, asimilan por ósmosis que el hincha del club va a aplaudir un caño, pero van a amar a aquel que robe una pelota tirándose a los pies. No es el lujo lo que nos motiva. Es el despliegue de esfuerzo y fuerza. No somos el purasangre que gana el “Derby de Kentucky”. Somos el burro de carga que jamás se cae. Y estamos orgullosos de esa distinción.

Por eso duelen algunas omisiones (Cagna, Basualdo, Cascini, el Chelo Delgado, el Negro Ibarra).
Porque Boca Juniors no siempre estuvo bien. La casi quiebra del ’84 apenas se nombra sin desarrollar.
En esta historia son todos héroes en la gloria. Pero el camino del héroe recorre pesadumbres. Sino, no es héroe, es un bully.

Producto de la imaginación

Y justamente por eso suena curioso que Macri sea el único ex presidente que aparece en la película y que lo haga CINCO VECES. Ningún jugador aparece tantas veces. ¿Por qué un ex presidente aparece tanto si no estamos discutiendo gestiones (que nadie niega que la de Macri fue muy buena de verdad) sino pasiones crudas?
Ni siquiera relatan -como para darle espesor histórico- las peleas que Riquelme y Maradona tuvieron con él. Y fueron historica y deportivamente muy importantes. ¿Como se entiende que el único momento de archivo en que aparece Macri es en la despedida de Maradona cuando Diego le dice “Muchas gracias presidente“?
Un 10 en pasión.
Un 0 en subliminalidad.
Por que se estrena en agosto a mitad de torneo JUSTO ANTES DE LAS PRESIDENCIALES y no en diciembre para ayudar al Tano Angelici con la de él en el club?
Categóricamente, el hincha de Boca va a amar esta película si no hace meollo de estas cuestiones. Es un anecdotario de nuestros mejores momentos relatado simpatica y emocionalmente por varios de nuestros héroes deportivos.
El 3D es escaso (aunque en escenas muy bien aplicado), la música esta bien mezclando los tonos cumbieros lógicos con alguna cosa electrónica y algún allegro interesante.
Vayanla a ver si son bosteros y macristas. Si no son del PRO y no les interesa la política también les va a gustar y van a aprovechar los momentos para cantar que ofrece el soundtrack.
Si son anti macri probablemente haya cosas que les hagan ruido.
Ruido fuerte. Que lo tapen los cánticos capaz lo haga mas llevadero.

Anuncios