Reseña: Regresa a mí

2

Regresa a mí (Ben Is Back, 2018) es una película dramática dirigida y escrita por Peter Hedges. Protagonizada por Julia Roberts y Lucas Hedges (Manchester junto al mar, Boy Erased), Kathryn Newton (No me las toquen, Big Little Lies), Michael Esper, Courtney B. Vance, David Zaldivar, entre otros.

En medio de las vísperas de Navidad, generalmente todo es color de rosa en este tipo de películas, excepto las de terror, pero en esta oportunidad Holly Burns (Julia Roberts) regresa a su casa con su hija adolescente, Ivy (Kathryn Newton) y los más pequeños, Lacey (Mia Fowler) y Liam (Jakari Fraser). Pero para su sorpresa, su hijo Ben (Lucas Hedges) los está esperando en el porche. Acá es donde se nota un cierto paralelismo de emociones. Por un lado, la emoción/preocupación de Holly y por otro lado, notamos un cierto grado de miedo en la cara de Ivy. Por lo que nos dejan interpretar, Ben estuvo en rehabilitación por su adicción a las drogas. Holly está desesperada por creerle a su hijo, por creer que realmente le dieron el permiso para pasar las fiestas con su familia. Con ojos al frente y en la espalda, Holly hará el intento por creer que Ben realmente está recuperado pero para eso deberá hacer un esfuerzo extra. Rápidamente descubre que tanto Ben como el resto de su familia están en peligro, en medio de deudas y dealers, y pasarán veinticuatro horas desesperadas por salvar a Ben del negocio de las drogas.

_DSC3042.ARW

Interesante relato desde lo difícil que debe ser convivir con una persona en rehabilitación, los cuidados que conlleva y la importancia de estar alerta en situaciones que para nosotros, quizás son ordinarias, pero para la gente que sufre o vive con un adicto es muy difícil.

Lucas Hedges está encaminado en los papeles dramáticos como en Corazón borrado (Boy Erased, 2018) o Manchester junto al mar (Manchester by the Sea, 2016), impecable desde donde se lo mire. Ni hablar de Julia Roberts, que compone a esta madre desesperada que vela por el bienestar de su hijo mayor pero también por los tres que tiene en casa.

Igualmente tiene errores, no muchos pero errores al fin. Se sienten como dos películas en una, por momentos es un drama familiar, por momentos es un thriller policial. Aunque se sostiene tanto de las impecables actuaciones de Hedges como de Julia, el argumento no termina de convencer pero logra un buen desarrollo. Otro detalle para tener en cuenta es que la cinta estaba prevista para estrenarse en diciembre, previo a Navidad pero llega casi a mitad de año casi fuera de contexto.

Ben-is-Back-Review

Con un final un tanto inverosímil, son justos y necesarios los momentos para demostrar que Julia Roberts sigue teniendo la calidad actoral a las que nos tiene acostumbrados, transmitiendo unos últimos minutos de completa desesperación bastante contagiosa para con el espectador.

Un buen drama con tintes de realidad que sirve para concientizar sobre el cuidado y las precauciones que hay que tener en cuenta con las personas adictas que se encuentran, o no, en rehabilitación.

Anuncios