La misma sangre: un thriller familiar

imagen destacada2

Se estrenó La misma sangre, el tercer largometraje de Miguel Cohan. Antes fueron Sin retorno y Betibú, ambas producciones con buen éxito de público. En los tres casos, Cohan pudo recurrir al concurso de buenos y cotizados actores y actrices: Leonardo Sbaraglia y Federico Luppi para su primer film, Mercedes Morán, Daniel Fanego y Norman Briski para Betibú. En esta oportunidad contó con la participación de Oscar Martinez y Dolores Fonzi. Además, Norman Briski volvió a poner su genio al servicio de este director componiendo el papel del padre del protagonista, en una única escena, al inicio. Pequeño papel pero de factura destacable. Además, en 2017, Miguel Cohan dirigió la serie de unitarios para TV La fragilidad de los cuerpos.

Esta es la historia de Elías, quien heredó un campo familiar de Entre Ríos donde pretende criar ñandúes para vender a Europa. La operación se demora porque la autoridad sanitaria le demora la entrega del certificado que lo habilita a exportar. Su situación financiera es crítica, le debe a todo el mundo, incluidos los usureros que lo acosan.

La-Misma-Sangre-Pelicula-Dolores-Fonzi-11

Elías está casado y tiene una hija, también casada. El matrimonio de Elías terminó hace mucho tiempo, ahora ambos simulan una situación que no existe más. Su mujer quiere terminar con la farsa porque no la puede seguir sosteniendo y además, porque tiene un amante que la reclama. Elías se opone, pretende seguir adelante con la mentira.

Agobiado por las deudas le pide un préstamo a su esposa, pero ella se lo niega. La esposa muere en un accidente doméstico y surgen las dudas, encarnadas en el yerno de Elías.

Por un lado el film sigue los lineamientos del thriller, elementos que crean suspenso y misterio van tensando la acción, en flashes que alteran los tiempos de presente y pasado. Por otro lado, la película tiende hacia el drama psicológico o de conflicto familiar, entre un padre que calla, la hija que no quiere dudar y un yerno tiene una mirada acusadora.

2883768

Pese a cierta indecisión en el guión, La misma sangre es una película que aborda la hipocresía, en tanto a la simulación de conductas o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.

Oscar Martinez y Dolores Fonzi componen los roles de Elías y su hija, con solvencia, sí, pero sin profundidad, pues el guión les marcó un límite que no han podido superar.

Para ver y sacar las propias conclusiones.

 

Anuncios