The Alienist: no, no es una serie sobre alienígenas

The Alienist critica Revista 24 Cuadros de la nueva serie de Netflix
Soy un alienista. Un doctor. Pero en vez de intentar curar una enfermedad del cuerpo, intento ayudar a aquellos que sufren una enfermedad de la mente. A veces la sociedad ve a las personas como locas, pero solo quieren decir que están alienadas de su verdadera naturaleza.
Dr. Laszlo Kreizler

Dejémoslo claro desde el principio, The Alienist no es una serie sobre alienígenas. Eso es lo que muchos –yo incluida– pensamos cuando escuchamos el título por primera vez. No hay nada de ciencia ficción aquí, pues alienist –alienista– es el término que se empleaba antiguamente para referirse a un psicólogo.

La acción se sitúa en la Nueva York de finales del s. XIX. Después de una oleada de horribles asesinatos, el comisionado de la policía, Teddy Roosevelt (antes de ser presidente), decide llamar al alienista Dr. Laszlo Kreizler (Daniel Brühl) para que junto al ilustrador John Moore (Luke Evans) y la secretaria del departamento de policía Sara Howard (Dakota Fanning), resuelvan el caso.

La nueva miniserie de TNT y ahora disponible en Netflix está basada en el libro homónimo de Caleb Carr, publicado en 1994. Durante años se intentó hacer una película. Incluso antes de publicarse el libro ya se habían comprado los derechos para una adaptación y el autor soñaba con contar con Emma Thompson y Anthony Hopkins como protagonistas. Pero la producción se fue retrasando hasta 2015, que se decidió hacer una serie de televisión. Por aquel entonces Cary Fukunaga (True Detective) iba a ser el director pero finalmente solo participó como productor ejecutivo y coguionista.

MV5BNGM2MDM0OTQtOTFmYy00Y2JiLTgxYTctOWRhNDYyNTcwNWU3XkEyXkFqcGdeQXVyNjc5Mjg0NjU@._V1_SY1000_CR0014981000_AL_

La verdad es que a veces tantos retrasos y cambios no inspiran mucha confianza. Y este caso es una demostración de “un quiero y no puedo”. Tiene muchos elementos que hacen que valga la pena verla pero por desgracia no todo funciona como debería.

Empecemos por las virtudes. Debo decir que uno de los puntos fuertes es ver los inicios de la psicología, especialmente enfocada al campo criminal. Asimismo, vemos también los primeros pasos de la ciencia forense, por ejemplo el uso de las huellas dactilares. Estos nuevos campos no son bien vistos por buena parte de la sociedad, que odia los cambios, lo que hace que los protagonistas se ganen algunos enemigos.

Estamos en la época de Jack el Destripador. Por eso también es interesante ver cómo se estudiaban los “asesinos en serie” antes de que incluso se inventara el término. Pues recordemos que es en 1970 cuando se cree que se inventó el término. Precisamente en la época en la que está ambientada la serie Mindhunter, que comparte algunos elementos con The Alienist en la búsqueda por entender la mente de los “asesinos en masa”.

The Alienist psicología y ciencia forense - Sara Howard (Dakota Fanning) y Dr. Laszlo Kreizler (Daniel Brühl)

En televisión hemos visto durante años varios tipos de desarrollo a la hora de realizar la caza del asesino. En Twin Peaks o Broadchurch dudábamos de casi todo el pueblo; en los casos autoconclusivos tipo CSI o Bones siempre hay dos o tres sospechosos que hay que ir descartando; en Dexter o The Fall rompieron con lo establecido y vemos desde el principio quién es el asesino y cómo hace una vida normal; en Mindhunter también han querido hacer algo diferente y todavía no hay un asesino, estamos en una etapa previa de aprendizaje sobre asesinos en serie que imagino ayudará a atrapar el asesino en la segunda temporada. Y aquí, en The Alienist, han desarrollado la caza del asesino de una forma bastante convencional, con pequeños altibajos, pero en general ha sido bastante satisfactorio y sobre todo ha enganchado lo suficiente como para querer ver el siguiente episodio.

También es interesante ver las desigualdades de la época. Las diferencias entre las clases sociales son muy evidentes pero también se hace hincapié en las desigualdades de género. Especialmente con el personaje de Sara Howard, la primera mujer que trabaja en el departamento de policía de Nueva York y que debe hacer frente a múltiples comentarios machistas. Pero lo peor de todo es ver la vigencia de algunas situaciones. Recordemos que la novela se escribió en 1994 y está ambientada a mediados de 1890. Aun así, nos encontramos con escenas que, desgraciadamente, son muy reales en la actualidad. La propia Fanning comentó por ejemplo que tuvo que pelear con los productores para que su imagen saliera en las campañas promocionales junto a sus dos compañeros de reparto.

Escena de The Alienist - Netflix - Roosevelt (Brian Gerahty) con Dr. Kreizler (Daniel Brühl) y John Moore (Luke Evans)

Otro elemento para destacar es la aparición de personajes reales como Theodore Roosevelt (aunque le sacan poco provecho) o J. P. Morgan. También me gustó cómo nos muestran una parte sórdida de la sociedad de aquel entonces: los burdeles con niños prostitutos vestidos de mujer que eran contratados por hombres ricos de la época.

En cuanto a los protagonistas, vemos que cada uno tiene un pasado, unos traumas que hacen que sean más multidimensionales y que enriquece el relato. El problema está en la dinámica entre los tres protagonistas y cómo van evolucionando sus relaciones personales. El guion trata temas muy atrayentes pero falla a la hora de enfocar ciertas relaciones entre ellos.

Asimismo, a nivel actoral todos cumplen bastante bien. A los tres protagonistas les queda bien su personaje. Pero sin duda, me quedo con la actuación de Dakota Fanning. No solo por sus miradas asesinas o sus contestaciones que callan bocas, sino también porque ha sabido mostrar su lado más sensible o más detectivesco cuando tocaba. Su carrera como adulta nunca ha terminado de despegar y la verdad es que después de verla aquí tengo ganas de que haga alguna película grande o incluso alguna otra serie.

1523891089_529109_1523891442_noticia_normal

La ambientación y el vestuario de la serie están muy cuidados. Se notan los 5 millones de dólares que costó cada capítulo y la verdad es que te sientes transportado a la Nueva York de 1896, con las casas victorianas de la clase alta y las calles sucias y los edificios inhabitables de los barrios bajos. Sin embargo, la dirección y la edición me parecen un tanto irregulares. Tiene secuencias brillantes, como cuando Laszlo come solo en la mesa, cuando le quitan el corsé a Sara, una de las escenas de la ópera u otro de los momentos de Sara con una cámara fotográfica. Sin embargo, a veces se nota que quieren hacer más de lo que saben e incluso el montaje es un poco confuso. En ocasiones han pasado días u horas entre una escena y otra sin que esté bien enlazado.

El final es más que correcto, deja la investigación cerrada aunque la relación de los personajes termina en un punto que podría dar pie a una segunda temporada. Además, el libro tiene una secuela, The Angel of Darkness, con los mismos personajes. Pero fue concebida como una miniserie y de momento no hay noticias de que vaya a haber más episodios.

the-alienist-review

Está claro que The Alienist era una apuesta de TNT para darle prestigio a su canal. Pero la repercusión no ha sido la esperada (al menos de momento) y el resultado tampoco. Tiene muchos elementos para hacerla interesante, como por ejemplo la ambientación, los inicios de la psicología criminal y la ciencia forense, el burdel con niños, el personaje de Sara Howard… Pero otros que la hacen convertirse en una serie del montón. Me habría gustado ver qué habría sido de la serie si hubiera sido dirigida por Fukunaga.

Dicho esto, el que no tenga nada mejor que ver o sea fan de los thrillers, seguramente pasará un rato más que entretenido. La serie no estará en lo más alto de los rankings de 2018, pero es una muy buena opción para maratonear en Netflix.

Anuncios