Legends of Tomorrow: la tercera es la vencida

imagen destacada.jpg

Si recapitulamos un poco, nadie daba dos pesos por esta serie. Legends of Tomorrow estaba destinada al fracaso (como el resto del arrowverse), pero algo hizo que temporada tras temporada el público se fuera encariñando con los personajes y las historias. La premisa fue simple. Tomaron a héroes y villanos “buenos” que ya no tenían lugar en Arrow o The Flash y los subieron a una nave llamada Waverider con la promesa de ser Leyendas, viajar en el tiempo, arreglar hechos históricos que fueron manipulados o cambiados por distintos villanos de turno y surtan desastrosos resultados en el futuro. Creada por Greg Berlanti, Andrew Kreisberg y Marc Guggenheim, está basada en los personajes de DC Comics y comparte universo con Arrow, The Flash y Supergirl.

De los errores se aprende

La primera temporada se perdió en un intento de emular a sus compañeras de prime time, un guion serio que se descarriaba en lo que se destacaban los personajes, que era justamente ser muy poco serios. Quizá la segunda mejoró bastante con la incorporación de nuevos personaje como Amaya Jiwe/Vixen (Maisie Richardson-Sellers) y Nate Heywood/Steel (Nick Zano) y se deshizo de los que el súper traje les quedaba algo grande, sí, les hablo a los Hawk. El personaje de Rip Hunter (Arthur Darvill), quien supo ser el capitán de la nave, fue perdiendo protagonismo y también fue desplazado. El mejor acierto fue hacer que Sara Lance (Caity Lotz) fuera su reemplazo.

screen-shot-2018-02-26-at-8-16-39-am

Donde manda Capitán…

Casi toda la segunda temporada y la tercera completa la Waverider estuvo al mando de Sara Lance aka White Canary. Para los que no están relacionados con Arrow, el personaje de Sara es asesinado para luego ser resucitado en el Pozo de Lázaro. Sara fue entrenada por La Liga de Asesinos siendo casi una rival letal. Dicho esto, el show mejoró casi un cincuenta por ciento al hacerse cargo de la nave, fue la sorpresa y gustó. Estamos en tiempos cuando las mujeres empiezan a acaparar protagonismos que hace veinte o treinta años hubiesen sido impensables y Caity Lotz supo aprovechar al máximo la chance. Lance es un personaje abiertamente bisexual, asesina, ninja y capitana de la nave. ¿Hermoso, no? Es quizá el personaje más intimidante a bordo de la Waverider pero a la vez es el más querido.

landscape-1510965295-arrow4.jpg

Los nuevos que sí encajan

Encarando la nueva temporada a bordo de la Waverider estaban por supuesto la capitana Sara Lance (Caity Lotz), Ray Palmer/The Atom (Brandon Routh), Mick Rory/Heatwave (Dominic Purcell), Amaya Jiwe/Vixen (Maisie Richardson-Sellers), Nate Heywood/Steel (Nick Zano), Gideon la IA de la nave (Amy Pemberton) y Firestorm la fusión de Jax y el Dr. Stein (Franz Drameh y Victor Garber).

También repitieron lo de agregar personajes nuevos, ya que les había funcionado a la perfección con Amaya y Nate. Esta vez quienes se sumaron fueron la agente Ava Sharpe (Jes Macallan) y Zari Tomaz (Tala Ashe), de religión musulmana, quien proviene del año 2042 y donde la práctica de la religión está prohibida. Casi al final de la temporada hubo otra gran adquisición para el equipo y fue la de Wally West aka Kid Flash (Keiynan Lonsdale).

61141

 

Lo bueno, lo malo y lo espectacular

¡Spoiler Alert! Si quieren ponerse al día, capaz es mejor guardar el link y leer esta reseña al finalizar la temporada.

En el primer episodio dejan en claro que luego del final de la segunda temporada fracturaron la cronología del tiempo, dejando un anacronismo a través de toda la historia. Rip Hunter, quien ahora es director y creador de la agencia Buró del Tiempo (los sheriffs y policías malos de esta temporada), intentará junto a su mano derecha, la agente Ava Sharpe, mantener a las Leyendas controladas. Por supuesto, eso no sucede y no tardan en encontrar problemas. Desde Julio César paseando por Aruba, Helena de Troya en los estudios Warner y hasta un joven Barack Obama aconsejan a la capitana Lance son algunas de las cosas que podemos disfrutar en estos 18 episodios.

¿Qué tiene esta temporada que las anteriores no tuvieron? Soltura. Así es, los protagonistas supieron amoldarse a la poca seriedad del show y es lo que hizo que mejorara exageradamente, disfrazados de vikingos o con ropas del viejo oeste, rozan lo ridículo pero no lo alcanzan del todo y es divertido.

legends-of-tomorrow-season-3-photos-2

 

No todo es color de rosa para los héroes y así como incorporan personajes nuevos, van descartando los que ya cumplieron un ciclo, como el personaje de Firestorm que estaba formado por Jefferson Jackson (Franz Drameh) y el Dr. Martin Stein (Victor Garber).

La incorporación de Zari es algo para destacar. Se amoldó de manera perfecta a un equipo que ya estaba prácticamente formado. Es experta en computadoras y todo tipo de tecnologías, al provenir del futuro y además ser portadora de un tótem muy importante, parecido al de Amaya. Así también como la agente Sharpe, quien es completamente intolerante durante la primera parte de la temporada hasta que ciertos momentos, inevitablemente, la llevan a ser el interés romántico de la capitana Lance y me atrevo a decir que fue un gran acierto.

Algo para criticar quizá sea la forzada aparición de Rip Hunter durante los últimos episodios pero no mucho más que eso.

LGN315b_0294b

 

Los villanos son simples, Damien Darhk (Neal McDonough) y su hija Nora (Courtney Ford) hacen de las suyas hasta que el verdadero villano entra en escena, el demonio Mallus (John Noble). La insinuación al demonio fue el pie perfecto para la entrada de John Constantine (Matt Ryan) el famoso demonólogo que parece recién salido de las páginas de los cómics.

Desde mi simple opinión, hoy en día, lo mejor que tiene la CW es DC’s Legends of Tomorrow, renovada, por suerte, para una cuarta temporada y dándole la bienvenida como personajes regulares al show a John Constantine y Ava Sharpe.

 

 

 

 

Anuncios