Reseña: Goodnight Mommy

buenas noches mamita

(Reseña publicada originalmente para su presentación en el Bafici 2015 – adiciones por Hernán Castaño)

En lo que puede ser la película publicitada más falsamente por las distribuidoras en los últimos 40 años, “Goodnight Mommy”, llega finalmente a los cines argentinos casi un año y medio después de ser estrenada en Austria, su tierra natal. La película es un drama de suspenso y escenas muy fuertes, pero de ninguna manera una película de terror. Mucho menos cuando en los últimos quince años, gracias a los asiáticos y a como influyeron en los norteamericanos, el terror se convirtió en una secuencia de jumpscares tras otra. Tal vez los europeos consideren a “Goodnight Mommy” como un exponente de terror, pero sin duda, para nosotros, y sobre todo para los fanáticos del género, va a resultar una decepción. Como bien dice Fabio más abajo, esto no hace mella en la cinta que es excelente en todo aspecto. Simplemente no es lo que dijeron que era constantemente en trailers, promociones y reseñas.

 

PELICULA: Ich seh Ich seh / Goodnight Mommy

PRODUCTORA: Ulrich Seidl Films

AÑO: 2015

 

Mis Pobres Angelitos

Existen thrillers en el cine sobre niños problemáticos, pero ninguno con la crueldad, violencia y el nivel de asfixia que expone “Goodnight Mommy”, escrita y dirigida por Severin Fiala y Veronika Franz. Esta película austriaca cuenta la historia de Lukas y Elías, dos hermanos gemelos, que pasan el verano en una casa en el campo junto a su madre, quien producto de un accidente del cual no se sabe mucho posee la cara vendada y completamente desfigurada.

Lukas y Elías observan que su madre no es la misma, y creen que ha sido reemplazada por otra persona. Una “madre” sustituta ha tomado su lugar. Ella comienza a comportarse de forma extraña, no le dirige la palabra a Lukas, y le prohíbe a su hermano que hable con él. Situaciones por demás extrañas comienzan a suceder hasta que ambos hermanos deciden acorralar a la farsante y obligarla a que esta les diga qué sucedió con su verdadera madre.

Los realizadores van lentamente subiendo la apuesta, la extrañeza y la perversión de la película, a punto tal que por momentos sostener la mirada en la pantalla se vuelve imposible.

La fuerza y oscuridad del planteo es tan grande, que cuesta encontrar alguna película con niños más siniestra. El final es completamente desgarrador y vuelve comprensible a toda la historia que parecía no cerrar, aunque en algunas cuestiones quedan pequeños cabos sueltos (¿a propósito?).

Estamos entonces frente a una gran apuesta de este fenómeno reciente que es el thriller psicológico, de alguna forma en un planteo bastante similar al de Martyrs.

lead_960

Conclusión

“Goodnight Mommy”, en su idioma original se llama “Veo veo”. Es un nombre que toma significado muy simbólicamente en este thriller de corte psicológico. Es menester ver la película con recaudo y prestar atención porque, repetimos, no es una película para alimentar el morbo primitivo del terror. Es un drama con elementos de suspenso, y mucho para pensar después. La dirección es muy intimista, con pocas grandilocuencias; la fotografía del prolífico Martin Gschlacht hace maravillas en un par de escenas muy ayudadas por el entorno. Totalmente recomendable entre estas semanas de acción superheróica.

 

 

Anuncios