Recap: Vinyl S01E01 “Pilot” (Season Premiere)

imagen destacada

Scorsese es un inquieto. Estimo que debe ser una persona bastante insoportable. Todo el tiempo debe estar hablando de cine, mencionando cosas, molestando. Lo imagino como una especie de personaje de Woody Allen, así de pesado y adorable a la vez.

Lo preocupante es que a veces uno se olvida que Scorsese ya es un abuelo de 73 años. Uno se olvida porque claro filma cosas imposibles para una persona de su edad.

Más allá de los gustos personales de cada uno, basta con ver el Lobo de Wall Street para notar la frescura con la que el amigo Martin filma (frescura  incluso superior que la que se puede detectar en sus primeras películas).

Probablemente Scorsese sea una de esas personas aterradas con la idea de morir. Probablemente este temor a la muerte sea lo que le permite estar en movimiento constantemente. Filmar para vivir/filmar para no morir.

Vinyl es la última serie que el director de Taxi Driver nos trae de la mano de HBO. Luego del éxito  que supuso Boardwalk Empire (más recordada por sus primeras temporadas, que por ese final un tanto irregular), Scorsese – junto con, nada más y nada menos que, Mick Jagger y Terrence Winter – se embarcó en este nuevo proyecto televisivo que mezcla una gran cantidad de elementos de los más entrañables en su filmografía: La música y los excesos.

La serie toma como punto de partida la historia de Richie Finestra (Bobby Cannavale), un italoamericano (cuando no) dueño de un sello discográfico que no está pasando su mejor momento. El relato inicia con Ricchie comprando y aspirando cocaína. En una de sus manos tiene una tarjeta de un detective de homicidios, llama, pero la conversación es confusa. Todo se ve interrumpido por un grupo de jóvenes  que corren hacia un edifico. Nuestro drogado protagonista se entusiasma y los sigue. La acción nos transporta al interior del mítico Mercer Arts Center en Nueva York, mientras suena “Personality Crisis” de los New York Dolls que están dando un recital allí (elección para nada casual del tema, lo notarán cuando lleguen al final del episodio).

Vinyl

Inmediatamente después, la narración vuelve unos días al pasado – en un típico ejercicio de flashback Scorsesiano – y a partir de allí todo este primer capítulo será un racconto que nos muestra como Richie termina en el comienzo de la serie, y créanme que ese camino es muy extremo.

Hay un truco en el piloto de Vinyl. Es un error garrafal presentarlo como el piloto de una serie. Es injusto y desleal, porque en realidad estamos frente a una película de dos horas, con inicio; desarrollo y final.

Scorsese,  responsable de dirigir este primer episodio, se despacha con lo que probablemente sea una de sus mejores películas. Fresca, divertida, políticamente incorrecta y con un amor hacia el relato y los personajes que desborda la pantalla  (amor que el realizador de Toro Salvaje derrocha en toda su filmografía).

Pocos son los directores de cine capaces de querer y cuidar a sus personajes, pero prácticamente inexistente es el realizador capaz de demostrar al público ese cariño de la forma en la que lo hace Martin Scorsese.

Luego de la secuencia de presentación observamos a Richie en Alemania, días antes del suceso del comienzo, en medio de una reunión en la cual intenta vender su sello discográfico a PolyGram.

El relato continúa y nos presenta a sus diferentes personajes, un elenco muy variado en el que lo más sobresaliente es la actuación de Juno Temple (más hermosa que nunca), quien interpreta a una empleada de la discográfica que busca escalar en el mundo de la música cazando talentos (y vendiendo un poco de droga también), en un típico papel de mujer fuerte a lo Mad Men, quizá ya un poco estereotipado en la industria de los últimos años.

maxresdefault (1)

Vinyl está plagado de anécdotas, de puntos en común con artistas conocidos y recreaciones de situaciones, que de alguna u otra forma están coladas con la realidad. Hay muchísima información y guiños para el melómano de turno (por ejemplo la historia del manager de Zeppelin y PolyGram), ni hablar del final, que no tiene sentido adelantar, pero que también le sacará una sonrisa al espectador avezado.

En varias entrevistas Jagger comentó sobre su participación en el proyecto. Sin dudas es el infiltrado de la historia, el Inside man que transmite sus vivencias y dota a los personajes de una autenticidad muy notoria. En esta película que introduce el mundo de Vinyl todo el tiempo estamos pensando que ese personaje, o existe con otro nombre, o es una mezcla entre diferentes sujetos reales. Todo tiene un aire de anécdota y reinterpretación que dota de mucha frescura y dinamismo al relato.

la-ca-ms-mick-jagger-vinyl-hbo-20160207

Scorsese, que hace todo bien, nos engaña, se despacha con una de sus mejores películas haciéndonos creer que estamos viendo un piloto de una serie incierta. Pone la vara altísima pero, en un gesto más de grandeza, cierra el relato. Nos introduce magistralmente al protagonista, plantea todos sus conflictos y deja la mesa preparada para la primera temporada de una serie que seguro estará entre lo mejor del 2016.

Pd: A lo largo de los 10 capítulos de Vinyl iremos (o por lo menos lo intentaremos) ir siguiendo el avance de esta primera temporada. Como la música tiene un lugar fundamental sería un error insalvable no compartir la lista musical que decora cada uno de los episodios de la serie, así que también intentaremos aportarles la lista de canciones que componen la banda sonora del programa.

Anuncios