Cinco libros de Cine para pasar el verano

libros de cine

Enero y Febrero, dos meses en los que no pasa nada. La ciudad suele estar desierta y el calor nos agobia a todos. Algunos tienen la suerte de disfrutar el verano en alguna playa paradisiaca, como Las Toninas (mi lugar en el mundo); otros juegan a despojarse de lo terrenal y se embarcan en un mítico viaje mochileril por latinoamérica; y algunos, lamentablemente, deben quedarse a soportar las volcánicas temperaturas en la city porteña.

Sea cual fuere el caso de cualquiera de ustedes – el mío lamentablemente no es el más alentador de los pronósticos referidos – nunca es un mal momento para un libro. Sobre todo si la lectura en cuestión se refiere al tema que nos apasiona: El Baseball.

Bueno sí, el chiste es malo. Perdón. Claro que me refería al cine.

La siguiente selección no es más que una acumulación caprichosa de una serie de textos que están agrupados por un criterio en general: Ser materiales de lectura sencillos, claros, interesantes y, por sobre todas las cosas, que no requieren ser un erudito en la materia.

En estos libros considero que hay material de relevancia para un cinéfilo, un realizador incipiente, o sencillamente para alguna persona que intenta acercarse al mundo del cine a través de la lectura. Ni más ni menos que eso.

 

-“Latidos, el pulso del cine argentino”

latidos-el-pulso-del-cine-argentino-1995-2015-261111-MLA20479274719_112015-F.jpg

Hace algunos meses nuestro director Mariano Castaño reseñaba este libro que recopila a través de diferentes temáticas los 20 años de vigencia de ese espacio denominado “La Nave de los Sueños”, un ciclo de proyecciones que ha realizado durante estas últimas dos décadas un trabajo más que importante en la difusión y conservación del patrimonio del cine nacional (sobre todo de aquel que solemos denominar “Independiente”).

Latidos no es sólo un libro que reúne anécdotas, funciona de alguna manera como un pequeño manual en el que se introducen conceptos y formas de abordaje iniciales sobre diferentes cuestiones: El cortometraje, la distribución independiente, el documental, los festivales de cine, Etc.

Todo este material, además de constituir una lectura simple y sencilla, se ve complementado por una serie de entrevistas que resultan más que interesantes para conocer un poco más y comprender el fenómeno que atravesó nuestro cine en los últimos años.

Ideal para la reposera, o para tener al lado de la pelopincho.

Edita “FAN”.

 

– “Harun Farocki: Desconfiar de las imágenes”

desconfiar_libro.jpg

Este libro contiene una selección muy cuidada de diferentes textos del cineasta alemán Harun Farocki a lo largo de toda su vida.

Ezequiel Yanco (realizador de un documental precioso llamado “Los días”) junto con Inge Stache, realizan una curaduría muy pulida sobre estos escritos, que indagan fundamentalmente respecto a una cuestión: La generación  y reproducción de imágenes en la sociedad contemporánea.

El libro funciona a su vez como un manual de realización cinematográfica, ya que a lo largo de los diferentes textos el realizador reflexiona y cuestiona sobre los aspectos ideológicos y también teóricos que hacen a la dirección cinematográfica (en especial a lo documental), el guión, la fotografía y el montaje.

Contrariamente a lo que se podría suponer, “Desconfiar de las imágenes”, es un libro de lectura sencilla, amena y sin complicaciones lingüísticas baratas. Además permite su abordaje sin necesidad de haber visto ninguna película de Farocki.

En definitiva, una propuesta ideal para acercarse a la obra del realizador y también para aprender sobre cine de forma didáctica con una mirada alternativa.

Edita “Caja Negra”.

 

 –  “Manual de supervivencia” Werner Herzog

manual-de-supervivencia-werner-herzog-el-cuenco-de-plata-16004-MLA20112408368_062014-O.jpg

Probablemente Herzog sea uno de los cineastas más “personaje” que uno pueda encontrar en la fauna cinematográfica.

Muchas son las anécdotas que encontramos en sus documentales – generalmente esto termina siendo el punto de interés más fuerte de estas películas – y su singularidad siempre ha resultado muy atractiva para el cinéfilo de turno (imposible no adorar ese inglés pronunciado de forma tosca en sus largas narraciones).

“Manual de supervivencia” no es un libro estrictamente de cine, es un libro sobre la vida. A lo largo de las escasas 120 páginas del texto, presenciamos (porque el relato nos traslada allí) una entrevista otorgada por Herzog a Hervé Aubron y Emmanuel Burdeau, en la que este personaje relata una serie de situaciones que detallan su nivel de locura (entre las anécdotas, el mismo Herzog habla de cuando rescató de un accidente automovilístico a Joaquín Phoenix, sólo para citar un ejemplo).

Al margen de no ser un libro puramente de cine, todas las historias están atravesadas por lo cinematográfico y el hacer (en todo sentido). Hay, de alguna manera, una suerte de radiografía pequeña de Herzog que nos ayuda a comprender un poco más acerca de su obra. A la vez, el texto es tan ameno que también resultará de interés para aquellos que no conozcan la filmografía del bueno de Werner.

Edita “El cuenco del plata”.

 

– “Esculpir en el tiempo” Andrei Tarkovski

9788432127915

Bueno, sí. Acá hay una suerte de trampa encubierta, pero ¿Hay alguna posibilidad de no nombrar el mejor libro de cine que existe? Considero que no.

“Esculpir en el tiempo” es un clásico. De cualquier escuela de cine, pero también debería serlo del estudio del arte en general.

Tarkovski indaga a lo largo de todo este manual varios aspectos: La realización cinematográfica (desde un lugar integral, es decir, incluyendo todas las áreas del cine); el arte; y también el rol social que tiene el realizador. No sólo es un libro que explica el cómo, sino que también apunta al para qué. Si bien no es necesario compartir toda la visión del autor, sí es un buen punto de partida para pensar y discutir determinados aspectos relacionados con el cine.

Al igual que las recomendaciones anteriores puede leerse sin conocer la obra de Tarkovski, y también funciona como una especie manual para introducir o profundizar conceptos sobre el cine.

En este caso, a diferencia los libros anteriores, quizá sí requiere de una lectura más atenta ya que su redacción es un tanto más compleja.

-“1001 películas para ver antes de morir” Steven Jay Schneider.

bookcover

Esta suerte de compilaciones no suelen estar bien vistas. Sinceramente, aquello que está “bien” o “mal visto” me chupa un huevo, con todo respeto.

A lo largo de una vasta recopilación, que incluye desde los principios del cine hasta la primera década de los 2000, el autor, en conjunto con una gran serie de colaboradores, realizan una especie de enciclopedia en la que reúnen una variada cantidad de reseñas de las películas que marcaron la historia del cine.

Si bien la selección es discutible (siempre hay cosas que quedan afuera), el material elegido es muy diverso y, por sobre todas las cosas, prima una selección de películas anteriores a los 80’, por lo que termina siendo una guía muy interesarte tanto para aquellos que buscan iniciarse en el mundo del cine, como para los que buscan indagar más sobre los clásicos de los 50’, 60’ y 70’.

Edita “Grijalbo”.

Anuncios