Recap: The Walking Dead – “Always Accountable” (S06E06)

Dentro de esta nueva temporada nos encontramos con muchas líneas paralelas, esta vez le toca al grupo de Sasha, Abraham y Daryl, quienes están conduciendo la horda de zombis tal cual la última vez que los vimos. Ahora la cosa gira cuando después alejar a los caminantes, a nuestros protagonistas les empiezan a disparar, resultando en la división de un grupo ya de por si pequeño. Daryl huye con su moto hasta quedar solo y tirado en bosque, pero cuando se quiere dar cuenta de la situación es noqueado por unos extraños que lo toman como prisionero y se lo llevan sin que oponga demasiada resistencia. No sabemos nada de esta gente, podemos pensar que son los Wolves, pero no, no tienen la agresividad que los caracteriza ni la característica “W” en la frente, por el contrario, son ellos quienes confunden a Daryl con un Wolve y pretenden hacer un intercambio de rehenes, sin embargo todo cae cuando llegan a destino y encuentran su lugar de destino hecho ruinas y repleto de zombis, lo cual Daryl aprovecha para tomar un bolso y escapar, pero una vez a salvo lo abre, saca su simbólica ballesta y se da cuenta de que acaba de llevarse sin saberlo la insulina de una de estas personas. Compadecido por su situación, Daryl vuelve para devolverles lo suyo a sus recientes secuestradores justo para el momento en que un camión arrasa entre medio de los arboles buscándolos. Llegan los Wolves, Daryl y el trío con el que acaba de hacer las paces se unen para escapar, se esconden y logran llevar a uno de los enemigos hasta un walker atrapado que le muerde el brazo, lo cual provoca la retirada de los Wolves para atender la herida de su hombre. Básicamente en el capitulo conocemos a los acompañantes de Daryl por las repercusiones que su pasado tiene en el presente.

Por el otro lado, Sasha y Abraham se encuentran solos y deciden que la mejor manera de encontrarse con Daryl es esperando en un solo lugar, saben que en algún momento él va a volver a pasar por ahí, por lo que se hospedan en una casa, pero justo antes de entrar Abraham ve un caminante a unos metros, se dispone a deshacerse de él, pero Sasha lo convence de que no es necesario, que simplemente lo deje ir y Abraham cede medio a regañadientes. Una vez dentro de la casa se encuentran de nuevo con otro zombi encerrado dentro de la casa, misma discusión, mismo resultado, para reafirmar las filosofías de cada uno, el espíritu confrontador de Abraham contra el espíritu preservador de Sasha.

Más adelante Abraham sale a dar una vuelta y explorar un poco, es ahí donde además de un lanzacohetes y unos habanos encuentra un zombi ensartado en un fierro colgando sobre el vacio, su primer impulso es de deshacerse de él pero logra reprimirlo, aunque luego se ve tentado al ver que la persona, al morir, llevaba munición para el lanzacohetes, ahí es cuando se decide y trata de alcanzarlo en medio de una catarsis donde le nace una suerte de instinto primitivo de forcejeo y gritos. Finalmente recobra la cordura y se da cuenta de lo que está haciendo y lo tonto que es arriesgarse de esa manera, se serena y lo deja de lado. Sin embargo a los pocos segundos de desistir escucha un ruido y se da cuenta de que el caminante empieza a caerse gracias al movimiento y a su propia podredumbre y, para mayor asombro, tras caer el zombi quedó colgada del fierro la munición para el lanzacohetes, casi como una suerte de señal, karma, un “te lo dije” místico de Sasha. Abraham regresa de muy buen humor, con su nueva filosofía de una supervivencia cautelosa y lo celebra calzándose un traje (“¡Simbolismo para la mesa 2!”).

Volviendo a Daryl todo parece marchar bien (ah, murió la chica que era diabética al acercarse a unos zombis embolsados, pero a nadie le importaba ese personaje), hasta que sus ex secuestradores y actuales compañeros deciden traicionarlo un tanto forzada e inentendiblemente, llevándose su moto y su ballesta, aunque Daryl no los deja ir sin antes amenazarlos con que se van a arrepentir, pero estos se van y Daryl sigue a pie hasta encontrar un camión con el que levanta a Sasha y Abraham, retoman camino juntos, Daryl trata de hacer contacto por el Handy y solo logramos escuchar un pedido de auxilio. Como no podía ser de otra forma, esto último puso de nuevo los (ya hartantes en las redes) gritos al aire de “¡Glenn está vivo!”, aunque no hay ningún indicio real de esto, e incluso Norman Reedus salió a aclarar muy poco tiempo después de terminado el capitulo que esa no es la voz de Glenn, pero hay gente que insiste, para el resto de nosotros las posibilidades son otras, o son simplemente un grupo de gente que aun no conocemos o es Rick, quien aun no sabemos cómo logro salir de la casa rodante y volver a Alexandria. Según los adelantos no parece que vayamos a descubrir esto en el siguiente capítulo y quedan solo 2 en esta mid-season, cuyo final parece que va a ser tremendo, ojalá.

Anuncios