Reseña: Resident Evil Vendetta.

imagen destacada.jpg

Resident Evil, o Biohazard como se lo conoce en Japón, es una franquicia que cuenta con más de veinte años de historia y más de veinte videojuegos en su haber (ya sea que estemos hablando de juegos canónicos, spin-off o incluso remakes), por lo tanto, es lógico afirmar que es una de las sagas más famosas y queridas por sus fanáticos, entre los que me incluyo, y siempre vamos a estar atentos con cada título que aparezca. Y el año 2017 no es un año cualquiera para esta saga, ya que a comienzos de este asomaron tres títulos relacionados con esta franquicia, algunos muy esperados, otros seguramente que no, con lo cual la primera parte del año estaba cubierta. Para resumir, el 24 de enero se lanzó el Resident Evil 7 (último videojuego de la compañía Capcom hasta el momento), dos días después se estrenaba en cines Resident Evil: The Final Chapter, la sexta entrega de la saga protagonizada por Milla Jovovich (tranquilos, que no voy a hablar sobre esta película) y más cerca en el tiempo se estrenaba Resident Evil: Vendetta, la que sería la tercera entrega de estas cintas animadas en las cuales se ve mucho el uso de CGI, siendo este título el que nos mete de lleno en este análisis. La película fue dirigida por Takanori Tsujimoto y producida por la conocida compañía Capcom.
d

SINOPSIS

Tras los sucesos de Resident Evil 6 (videojuego de la franquicia), un nuevo terrorista conocido como Glenn Arias utiliza los horrores desarrollados por las compañías anteriores para crear un nuevo virus, el virus-A (en cualquier momento nos vamos a quedar sin letras para catalogar a los distintos tipos de virus), que permite convertir a sus víctimas en feroces zombies, capaces de distinguir entre enemigos y aliados. Chris Redfield va tras el terrorista con intención de rescatar a la agente Cathy de la BSAA y su hijo Zack, pero la misión resulta ser una sangrienta trampa orquestada por Glenn, de la cual Chris logra sobrevivir a duras penas.

Después de cuatro meses de la misión, Glenn vuelve a aparecer orquestando una serie de ataques biológicos. Para dar caza a este villano, Chris pedirá la ayuda de la doctora Rebecca Chambers (quien fuera su compañera dentro del escuadrón S.T.A.R.S.), experta en virología, y del experimentado agente Leon Scott Kennedy.
f
 

ANÁLISIS

Como bien dice la sinopsis, la cinta guarda relación con los videojuegos, ya que se sitúa entre el sexto y séptimo título, con lo cual nos da la pauta de que está orientada hacia los fanáticos. Si bien cualquier persona puede ver esta película, entenderla y disfrutarla, hay varios guiños que se pueden llegar a pasar por alto si no se es conocedor de la historia de Residente Evil (como el guiño a la icónica mansión del primer videojuego o la presencia de los personajes clásicos de la saga). En fin, como dije anteriormente, la película tiene una trama simple, dado que sigue la misma estructura que venimos observando en cada historia: encontrar al enemigo de turno y atraparlo antes de que suelte un peligroso virus. A pesar de la conocida estructura, la película logra resaltar en otros aspectos, aunque también tiene sus errores:

Personajes: Uno de los puntos fuertes es la presencia de varios de los personajes clásicos: Leon S. Kennedy (un vitalicio en este tipo de películas), que en esta ocasión nos muestra una nueva faceta; Chris Redfield con un poco más de protagonismo que el ex policía, y la vuelta de uno de los personajes más esperados por los fanáticos, Rebecca Chambers como experta en virología. También estuvo muy bien preparada la introducción del antagonista y su objetivo. El problema radica en que pasada la primera mitad de la película tanto Rebecca como Glenn Arias dejan de tener tanta presencia en la pantalla y las escenas pasan a ser puramente protagonizadas por Leon y Chris, que no quiere decir que esto último sea algo malo, sino que hubiera estado bueno ver un poco más de desarrollo de los otros dos personajes.
c
Escenas de Acción: Si hay algo que no falta es el hecho de poder disfrutar de varias escenas de acción a lo largo del filme y que estén tan bien coreografiadas, especialmente llegando al final, aunque por momentos parezca una película de Bay por tantas explosiones. Pero lo que llega a hacer ruido es el detalle de la poca importancia que varios de los personajes tienen (en este caso, los que tratan de salvar la ciudad) sobre el daño colateral, con tal de lograr el objetivo.
v

CONCLUSIÓN

Resident Evil: Vendetta, a pesar de pecar en algunos detalles, logra ser una muy buena cinta de acción, que se puede disfrutar tanto visualmente (debido a buen uso de CGI) como en su desarrollo, y que de todas formas, sigue siendo superior a las películas protagonizadas por Milla Jovovich.

 A continuación les dejamos el Trailer de la pelicula.

Anuncios