Reseña: Birds of Prey (And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn)

1

Birds of Prey o como pretende llamarse en este momento por motivos de taquilla, Harley Quinn: Birds of Prey, es una película de superhéroes basada en los personaje de DC Comics, estrenada el 6 de febrero de 2020. Lejos de ser una película que equilibre la búsqueda en pantalla de sus diversos personajes, la cinta termina siendo una película con Harley Quinn como protagonista y las diversas apariciones de las que terminan formando el grupo BOP quedan en un rol secundario y completamente opacadas con la aparición de la simpática Quinn, no por nada consideremos que el título que se busca dar ahora es más acorde a lo que terminamos viendo en pantalla.

Encabeza el elenco Margot Robbie (The Wolf of Wall Street), dándole vida por segunda vez a Harleen Quinzel, alias Harley Quinn, a quien también vimos en la desastrosa Suicide Squad, donde interpretaba a la Psycho novia del Joker; pero donde Joker fracasó, Harley triunfó, el personaje de la arlequina interpretada por Robbie fue un éxito y fue lo más destacable de la nefasta película. La cinta nos sitúa después de los sucesos ocurridos en Suicide Squad donde Harley vivía “feliz “ con el Joker, a pesar de que este le robase todo el crédito en los atracos o de su actitud de constante menosprecio, y bueno suponemos demás actitudes malévolas para la dulce Harley.

tmp_OYSo6G_bdc39abf5a98b742_MCDBIOF_WB030

Con la dirección de Cathy Yan (Dead Pigs), guion escrito por Christina Hodson (Bumblebee) y contado en la producción con la misma Margot Robbie, Birds of Prey alza la bandera del feminismo bien alto. La historia central habla del empoderamiento femenino y la misoginia, partiendo de la separación de Harley del tóxico Joker; luego cómo Black Canary (Jurnee Smollett-Bell) descubre que su jefe es un asesino narcisista que mataría a una inocente niña; Renée Montoya (Rosie Perez) encuentra en su trabajo como detective de Gothan las máximas injusticias del género cuando su jefe le roba el fruto de sus esfuerzos y usurpa sus ascensos, o en el caso más extremo, el de Huntress (Mary Elizabeth Winstead), cuando su familia es asesinada en una masacre perpetrada por los capos de la mafia y el psicótico Victor Zsasz (Chris Messina).

Otro personaje que es parte esencial de la trama es el de Cassandra Cain (Ella Jay Basco), no solo porque es el disparador de la furia del villano Roman Sionis alias Black Mask (Ewan McGregor) sino también porque es la que recorre gran parte del camino con Harley, camino que deriva en la empoderación y la consolida como anti heroína libre e independiente. Si bien hay críticas encontradas con respecto a este personaje y quizá la poca fidelidad con respecto a los cómics, la pequeña actriz logra una madura actuación en el papel que interpreta.

86203

Por último, el personaje de Black Mask, representado por McGregor, deja una actuación más que olvidable, el actor no logra brillar, de hecho, su actuación es muy similar a la actuación de Sam Rockwell en la antigua Angeles de Charlie (ojo, que me pareció muy buena esta actuación de Rockwell, pero es lo que ameritaba dicha película). Realmente no es agradable decir esto porque las actuaciones de McGregor siempre son sobresalientes pero en consideración hay que tener en cuenta que el actor no tiene en su currículo gran cantidad de villanos, en sí considero que McGregor es demasiado ¿querible? Si es la palabra menos complicada para explicar que no es creíble ver al actor haciendo de villano, o por lo menos no este, es un error de casting a la hora de adaptar algunos de los personajes de cómics dentro de esta película.

Palabras aparte para la excelente dirección de arte y vestuario, así también como la banda sonora que la compone. Estos son los elementos fuertes de la película, aparte de la dulce Harley Quinn, quien nos vuelve a fascinar con su interpretación. Estos elementos junto con la mezcla de líneas temporales, producto de la narración alocada estilo Harley, y el montaje dinámico proponen una película totalmente entretenida, quizá tiene puntos débiles que afectan más al nicho comiquero que al espectador que quiere entretenerse y pasar un buen rato. Birds of Prey es divertida, tiene actitud por demás, las secuencias de acción son excelentes, conjuga entre el derby de Harley y las artes marciales de Canary; congenian muy bien la detective Montoya y sus pequeños toques humorísticos y completa la súper badass de Huntress.

Birds-of-Prey

En conclusión, si hay algo que le sobra a la cinta es estilo, revienta una Gothan lejos de la oscuridad y las sombras, todo lo contrario, rediseña la ciudad con una estética audaz llena de colores y contrastes sin perder el clima caótico y anárquico. Y si el film tiene sus puntos débiles, son muchos más importantes los pro. Esperemos que en Suicide Squad 2, que se estrena en agosto de 2021, veamos un poco más de estas increíbles heroínas.