A Simple Favor: más que un simple favor

imagen destacada.jpg

A Simple Favor (2018) es una comedia negra/thriller, dirigida por Paul Feig y escrita por Jessica Sharzer, basada en la novela homónima de Darcey Bell. Protagonizada por Anna Kendrick (Ritmo perfecto, El contador) y Blake Lively (Miedo profundo, El secreto de Adaline).

Un pequeño favor es una de las pocas comedias de este año que fue armada de una manera espectacular, ya que no se pierde en ser una película más del montón. Es como si metiéramos el mejor episodio de La ley y el orden, Chicas pesadas, Perdida y La chica del tren en una licuadora, así obtendríamos esta maravilla. Logra un enfoque de lo que pasa en una familia burguesa y cómo todo cambia cuando alguien ajeno a ese estilo de vida llega a irrumpir ese statu quo pero no de mala manera.

Stephanie Smothers (Anna Kendrick) es una madre ejemplar, o por lo menos eso intenta aparentar, que quedó viuda y tiene que mantener a su pequeño hijo Miles (Joshua Satine). Tiene su propio blog donde cuelga constantes videos de cocina y consejos maternales. Insoportablemente aplicada a cosas que tienen que ver con el colegio, donde es criticada en forma constante por los otros padres.

descarga

Un día como cualquier otro Miles se pone de acuerdo con su compañero de clase Nicky (Ian Ho) para realizar una tarde de juegos. Stephanie deberá interactuar con la madre de Nicky, Emily Nelson (Blake Lively). Emily es una importante relacionista pública dedicada al mundo de la moda. Y es ese instante en que Emily baja del auto con un traje tan altanero que desde mi asiento sentí como Blake Lively llenaba la pantalla de completa intimidación.

Emily es lo que se dice una típica femme fatale, muy segura de sí misma, enigmática y sofisticada. Vive una vida completamente distinta a la de Stephanie, trabaja muchísimo, casi no tiene tiempo para dedicarle a los quehaceres de la casa y a veces viaja mucho. Concretan una rápida amistad ambas madres, hasta que llega el momento que le da título a la película, Emily le pide a Stephanie un pequeño favor que consiste en buscar a Nicky en la escuela, ya que su esposo Sean (Henry Golding) se encuentra en Londres y ella no podía.

asf_d17_pi_04344_r2.JPG

Pero desaparece sin dejar rastro y con el correr de los días, la inquieta Stephanie decide comenzar a investigar y llegará a conclusiones un poco predecibles pero muy bien armadas.

Paul Feig tiene experiencia en la comedia ya que es el responsable de películas como Damas en guerra (Bridesmaids, 2011) y Cazafantasmas (Ghostbusters, 2016), y sabe aprovechar a ambas protagonistas sin superponer a ninguna, si bien conocemos el costado cómico de Anna Kendrick, la sorpresa fue Blake, quien arranca más de una carcajada.

Quizás el único error es el desenlace final, ya que opta por el camino bizarro y poco creíble pero aun así no llega a opacar lo gran acertada que es la película.

ob_4b74a4_a-simple-favor4

La música es un punto aparte ya que recurre a una banda sonora excepcional que se compone mayormente de música francesa acorde a cada situación.

Humor ácido, chistes que causan gracia y el gran trabajo tanto de Kendrick como de Lively son los componentes de una de las mejores comedias, desde mi punto de vista, en lo que va del año.

Anuncios