Reseña: “El peso de la ley”

el peso de la ley.jpg

En el marco del Primer Festival Internacional de Cine de los Países del Sur del Mundo (FICSUR), se presentó El peso de la ley, ópera prima de Fernán Mirás, a la cual se le adjudicó el Premio Signis, en competencia paralela, al Mejor Largometraje en Competencia Internacional de Ficción por “narrar con humor y creatividad cómo la endeblez del sistema judicial hace prevalecer sus intereses de casta por sobre la verdad…”. Más que con humor, el film presenta la narración con sarcasmo e ironía.

Gloria Soriano es abogada. Está a cargo de una Defensoría Oficial, es decir que le corresponde representar a todos aquellos que no pueden pagar los honorarios de un abogado privado. En su carrera siempre le tocó en suerte defender culpables, ninguno de sus clientes fue declarado inocente. Está desencantada de su profesión. Su función está desvalorizada: el edificio de la Defensoría es un tugurio rodeado de estanterías, colmadas de papeles, y tiene un solo ayudante para llevar adelante cientos de causas.

maxresdefault

En un pequeño pueblo un hombre es apresado y procesado, acusado de la violación de un muchacho vecino, en apariencia un deficiente mental. La defensa le corresponde a la doctora Soriano, quien duda de la culpabilidad del acusado. Decide investigar a fondo, para lo cual se traslada al lugar. En la vereda de enfrente se encuentra la fiscal Rivas, quien fue su admirada profesora en la carrera de Derecho, convertida hoy en día en una burócrata que piensa principalmente en su ascenso al cargo de jueza.

El peso de la ley es una película de abogados, un thriller que está basado en una historia real, sucedida en la zona de Mar del Plata. Pero sobre todo es una mirada sobre el Poder Judicial y las intrigas que habitan en ese ámbito, donde los favores recibidos en el pasado deben ser retribuidos en el presente. Lo contrario es considerado una traición que condenaría a la expulsión del traidor de la familia judicial. En este proceso, el individuo no es más que un número o la denominación de una carátula en el expediente judicial, su subjetividad convertida en mero objeto procesal.

51013cf4ad08cd0fd57903bc55226654_XL

Desidia y prepotencia policial, miseria y marginalidad, burocracia judicial y privilegios son los elementos expuestos en primer plano en el film.

Muy buen debut de Fernán Mirás en su rol como director. El guión es del propio Mirás, escrito en colaboración con Roberto Gispert, quien además de hombre de cine es abogado, lo que aportó un valor suplementario al tratamiento de la historia.

El trabajo del elenco de actores es muy sólido. Se destaca una muy buena interpretación de Paola Barrientos, que compone el personaje de una abogada amargada, contradictoria y desalentada, pero dueña de un motor interior que no le permite resignarse.

Soltura en la fotografía de Mariana Russo, sobre todo en las escenas de exteriores.

El peso de la ley representa un acierto más del cine argentino.

 

Ficha técnica
Dirección: Fernán Mirás
Guión: Roberto Gispert y Fernán Mirás
Elenco: Paola Barrientos (Gloria Soriano), María Onetto (Fiscal Rivas), Darío Grandinetti (Juez),
Fernán Mirás, Jorgelina Aruzzi, Darío Barassi, Daniel Lambertini, Daniel La Rosa, Sebastián Rosso, Julio Feld.
Fotografía: Mariana Russo
Música: Cecilia Pugliese
Dirección de sonido: Javier Stavropulos
Sonido directo: Ignacio Goyen
Producción ejecutiva: Victoria Aizenstat
Producción general: Fernando Sokolowicz
Dirección de producción: Roberto Gispert
País: Argentina
Año: 2017
Duración: 101 minutos
Anuncios