Reseña: Nerve

nerve.jpg

La trama -menor- de “Nerve” entretiene si soportamos las inconsistencias de su propia lógica. Una dupla protagonista rodeada de actores secundarios que se han vuelto conocidos por Netflix son suficientes para manejar la hora y media de argumento de esta película para el segmento YA (Young Adult).

Juego peligroso
Vee, la adolescente a punto de recibirse, interpretada por Emma Roberts, es una nerd amante de la fotografía que quiere hacer su carrera universitaria en California, lejos de su madre enfermera (Juliette Lewis) que no puede pagar su educación. Ella, gracias a su amiga Sydney (Emily Meade), descubre “Nerve” un juego online ilegal donde los participantes reciben dinero por cumplir pruebas que van desde cantar en público hasta sostenerse durante unos segundos sobre el precipicio. No es el estilo de Vee que es temerosa, tímida y algo retraída. Pero un papelón en público provocado por su mejor amiga, la termina forzando a meterse en el juego activamente a pesar de los reclamos y advertencias de su mejor amigo Tommy (Miles Heizer, recientemente en “13 Reasons Why”).

NERVE
La película transcurre a lo largo de una noche y los eventos se desarrollan muy rápido. Es así que Vee en minutos termina uniéndose en las pruebas a Ian (Dave Franco), un jugador de “Nerve” bastante carismático que llena los ojos de Vee, a la cual el desengaño amoroso reciente ha dejado lógicamente vulnerable. Ian esconde mas de lo que se ve a simple vista y la noche acaba de empezar.

Demasiado inentendible & peligroso
El mayor dilema de “Nerve” es creerse que los adolescentes -casi el 90% de los participantes del juego lo son- están dispuestos a hacer cualquier cosa. Las pruebas pasan casi de un momento a otro de ser simples desafíos no muy distintos de un “Verdad–Consecuencia” a contiendas de vida o muerte. Podemos creer que un adolescente no tendría miedo de robar pero, en un punto, la película exige una suspensión que es muy complicada de hacer. Se le permite hacerlo por momentos, es verdad, dado lo vertiginoso de la acción.

FILM-NERVE-REVIEW-ADV29
Aparte del personaje de Vee ninguno se desarrolla (vemos algo de Sydney excesivamente unidimensional) y el grueso del metraje se dirime en las complicadas pruebas que tienen que enfrentar y en resolver el misterio detrás de la existencia del juego.
Hay alguna clase de metáfora envuelta en la trama que explota con ganas en el final. Lamentablemente, los agujeros en el plot no hacen a la metáfora muy accesible e incluso, si lo que termina definiendo de algún modo la película es cierto -que los adolescentes son influenciables- el final no es asistencia de esto de ninguna manera.

Conclusión
No es una mala película para pasar el rato sin pretensiones. Se deja ver, y los actores principales tienen un no sé qué que funciona. Una química rara. Dave Franco se despega bastante del apellido aunque se le notan gestos similares. Emma Roberts no tiene nada de su tía Julia en esta película, salvo quizá la belleza juvenil, pero aún así esta bastante bien.
La dirección de Ariel Schulman y Henry Joost, culpables de “Actividad Paranormal 3” y su secuela, esta llena de gimmicks tech para la generación a la cual va dirigida la película que al rato se vuelven molestos.
Detalle simpático: es una película totalmente pensada para el público internacional. Todos los sobreimpresos de pantalla que representan mensajes de celular o avisos del juego están en español incluso en las versión en inglés.

Anuncios