Supergirl, mucho más que la prima de…

supergirl

Desde 2012 tenemos una revolución de héroes en la pantalla chica que van desde Arrow, pasando por Flash hasta Legends of Tomorrow.

El personaje de DC Comics, Supergirl, está basado en Kara Zor-El, prima de Superman. De los creadores Greg Berlanti y Allison Adler e interpretada por Melissa Benoist (Glee, Whiplash), cuenta con todos los elementos dignos de una serie de superhéroes, desde agrupaciones ultrasecretas anti-aliens hasta el típico traje azul y rojo que reza la S en el pecho.

Cuando anunciaron una serie que contaría las aventuras de Kara, más de un hater salió al grito de “solo será una copia barata de Superman”, pero no, Supergirl es más que eso y con todo el peso comiquero al hombro. Benoist supo estar al frente de la serie y nos propuso dos personajes distintos pero iguales a la vez.

Por un lado, la inocente y torpe Kara Danvers, que tiene un trabajo regular como secretaria de la insoportable Cat Grant, dueña de CatCo Media, interpretada por Calista Flockhart y se debate entre hacer el bien usando sus poderes para salvar el mundo o no.

tv_8things_supergirl1-1a.jpg

Por otro lado, tenemos a la heroína (con visión de calor y aliento de hielo incluidos), Supergirl, que enseña que en un mundo lleno de prejuicios y todo tipo de odios, hay un lugar para todo el power-girl. Así como nos enseñó Lynda Carter con su inolvidable Wonder Woman, Melissa logra que hoy en día las niñas también quieran llevar capas y jueguen a ser Supergirl.

Por el momento, la serie cuenta con cuarenta y dos episodios, divididos en dos temporadas. La primera fue transmitida por la cadena CBS, pero para su segunda temporada se mudó al hogar de Flash y Arrow, la cadena de CW. De esta manera, logró tres episodios crossover con su compañero de canal Flash, incluyendo un súper crossover en el que se encontraron las cuatro series de héroes de la cadena (Arrow, Flash, Legends of Tomorrow y Supergirl).

Logra un rating bastante agradable y mejora cada vez más. Dirigida a un público preadolescente, la serie pega en veinteañeros por igual.

Con una primera temporada un tanto floja pero que no llega a disgustar, contiene personajes secundarios que ayudaron a sostener el programa con nombres bastante fuertes y conocidos por aquellos que leen las páginas de cómics desde hace tiempo.

Entre ellos el nombre más familiar es el de J’onn J’onzz, más conocido como Detective Marciano (miembro de la Liga de la Justicia), que adopta la identidad de Hank Henshaw, director de la DEO (Department of Extranormal Operations) y jefe de Supergirl y su hermana, Alex Danvers (Chyler Leigh), agente especial de DEO. También se hizo presente el gran amigo de Superman, James Olsen, que se destacó por ser el interés amoroso de Kara durante la primera temporada (aunque por su gran ausencia de química, por suerte duró poco). La gran sorpresa fue el personaje de Calista Flockhart, jefa de Kara y amiga y consejera de Supergirl. Por último pero no menos importante tenemos a Jeremy Jordan, que llena los zapatos de Winn Schott, mejor amigo de kara y, durante algunos episodios, su enamorado.

superman-supergirl2-06.jpg

Para su segunda temporada, Melissa entendió todo y volvió con una Supergirl que parecía recién salida de las páginas de DC, con su carisma y encanto a flor de piel fue una temporada más suelta para todos. Con guiños en varios episodios, lo más relevante fue la aparición del gran Superman, con un simple pero brillante Tyler Hoechlin (Teen Wolf).

A la vez tuvimos una gran apuesta y sorpresa en cuanto al personaje de Alex Danvers, si hablamos de su salida del closet. Con la llegada de Floriana Lima y su papel de Maggie Sawyer, el mundo de Alex se dio vuelta en varios capítulos bastante conmovedores. Chyler Leigh y Floriana Lima nos sirvieron en bandeja una relación entre dos chicas de una manera súper natural (como debería ser siempre) en épocas de aceptación y las redes sociales explotaron llenas de cálidos hashtags, al grito de #LoveIsLove y nos encanta.

El amor también llegó a las puertas de Supergirl y tenía forma de Mon-El (Chris Wood). El daxamita que arribó a la Tierra en una cápsula de escape proveniente de su planeta en ruinas supo robar el corazón de nuestra chica de acero y, con altibajos e idas y vueltas, lo terminamos queriendo.

supergirl-for-the-girl-who-has-everything-photos_3rgw.640

La variedad de villanos que dispone es destacable, la mayoría sacados de las páginas de Superman pero muy bien adaptados para el show. Con el paso de los capítulos, Katie McGrath (Merlín) se hizo presente interpretando a Lena Luthor, hermana del archienemigo más famoso de Clark Kent, el famoso Lex. Lena pareciera ser lo contrario a su hermano y se convierte en mejor amiga de Kara sin saber de su doble identidad.

Por experiencia, sabemos que un Luthor siempre es sospechoso si está cerca de nuestros héroes con la S en el pecho. Efectos buenos y algunos no tanto pero aceptables, algunos episodios mejores que otros, algunos más emotivos y otros más aburridos pero aun así, Supergirl aprendió de errores (mínimos) en su primera temporada y supo encontrar su toque personal durante la segunda.

En definitiva, Melissa Benoist logró aportar al personaje un aire distinto pero, que a la vez, nos es familiar. Su Kara Danvers/Supergirl es lo que necesitábamos con tanto héroe masculino en el aire. Su aporte es fresco y entretenido, una serie de enfoque teen que atrapa tanto a chicos como grandes.

CORRECCIÓN: Miriam Coronel.

Anuncios